Información

¿Por qué las patas de los pájaros no se congelan?

¿Por qué las patas de los pájaros no se congelan?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En un documental sobre la naturaleza que vi hace un tiempo, había una escena en la que una bandada de flamencos dormía en un lago que se congeló durante la noche. Cada mañana solo tenían que esperar hasta que el lago se descongelara lo suficiente para liberarlos y poder continuar con su día.

¿Cómo no se dañan los tejidos, etc. al hacer esto?


Las aves tienen algunas adaptaciones y comportamientos para mantener sus patas calientes en climas fríos:

  • Los vasos sanguíneos (venas y arterias) corren muy juntos o están entrelazados:

    Las arterias y las venas se entrelazan en las piernas, por lo que el calor se puede transferir de las arterias a las venas antes de llegar a los pies. Tal mecanismo se llama intercambio a contracorriente. Las gaviotas pueden abrir una derivación entre estos vasos, hacer retroceder el torrente sanguíneo por encima del pie y contraer los vasos del pie. Esto reduce la pérdida de calor en más del 90 por ciento. (Wikipedia)

  • Las aves tienen escamas especializadas en sus patas y patas que actúan como aislantes.

  • Las aves suelen meter alternativamente las patas en las plumas del cuerpo para minimizar la pérdida de calor. (Audubon)

  • Otros mecanismos de supervivencia, como los escalofríos y el letargo, entran en juego con el frío extremo.

Otras fuentes: Mother Nature Network. No tengo mis textos a mano, pero puedo recomendar encarecidamente Manual of Ornithology: Avian Structure and Function de Noble S. Proctor y Patrick J. Lynch.


Las aves son animales de sangre caliente que tienen un metabolismo mucho más alto y, por lo tanto, una temperatura corporal más alta que los humanos. Si bien la medida exacta varía para diferentes especies de aves, la temperatura corporal promedio de un ave es de 105 grados Fahrenheit (40 grados Celsius). La temperatura corporal de las aves puede fluctuar durante el día dependiendo del clima, la dieta y la actividad, pero puede ser un desafío para las aves mantener un calor corporal tan alto cuando las temperaturas bajan severamente. Las aves más pequeñas están particularmente en riesgo, ya que tienen un área de superficie proporcionalmente más grande en sus cuerpos para perder calor, pero un volumen central más pequeño para generarlo. Sin embargo, incluso las aves más pequeñas tienen varias formas de mantenerse calientes de manera eficiente incluso en condiciones de frío extremo.

Las aves tienen muchas adaptaciones físicas y de comportamiento para mantenerse calientes, sin importar cuán bajas sean las temperaturas de su entorno.

Adaptaciones físicas

  • Plumas: Las plumas de las aves proporcionan un aislamiento notable contra el frío, y muchas especies de aves desarrollan plumas adicionales como parte de una muda de finales de otoño para brindarles una protección más espesa en el invierno. El aceite que recubre las plumas de las aves de su glándula uropigial también proporciona aislamiento e impermeabilización.
  • Piernas y pies: Las patas y los pies de las aves están cubiertos con escamas especializadas que minimizan la pérdida de calor. Las aves también pueden controlar la temperatura de sus patas y pies por separado de sus cuerpos al restringir el flujo de sangre a sus extremidades, reduciendo así la pérdida de calor sin riesgo de congelación.
  • Reservas de grasa: Incluso los pájaros pequeños pueden acumular reservas de grasa que sirven como aislamiento y energía extra para generar calor corporal. Muchas aves se atiborrarán durante el otoño cuando las fuentes de alimento son abundantes, lo que les da una capa de grasa adicional antes de que llegue el invierno.

Adaptaciones de comportamiento

  • Esponjoso: Las aves esponjan sus plumas para crear bolsas de aire para un aislamiento adicional en temperaturas frías. Esto puede hacer que se vean gordos e hinchados mientras están tostados.
  • Tucking: No es raro ver a un pájaro parado sobre una pata o agachado para cubrir ambas patas con sus plumas para proteger la piel desnuda del frío. Las aves también pueden meter el pico en las plumas de los hombros para protegerse y respirar el aire calentado por el calor de su cuerpo.
  • Asolearse: En los días soleados de invierno, muchas aves aprovechan el calor solar. Darán la espalda al sol (exponiendo así la mayor superficie de su cuerpo al calor) y levantarán ligeramente sus plumas. Esto permite que el sol caliente su piel y plumas de manera más eficiente. Las alas también pueden inclinarse o extenderse mientras toma el sol, y la cola también puede extenderse. Cuanta más superficie puedan exponer las aves al sol, más rápido se calentarán.
  • Temblando: Las aves tiemblan para aumentar su tasa metabólica y generar más calor corporal como una solución a corto plazo para el frío extremo. Si bien los escalofríos requieren más calorías, es una forma efectiva de mantenerse caliente en condiciones extremas, al menos por períodos breves o en áreas donde las fuentes de alimentos ricos están fácilmente disponibles.
  • Posarse: Muchas aves pequeñas, incluidos los pájaros azules, los carboneros y los carboneros, se reúnen en grandes bandadas durante la noche y se amontonan en un espacio pequeño y estrecho para compartir el calor corporal. Pueden posarse en arbustos o árboles, y las casas para pájaros vacías y las cajas para pájaros también son lugares populares para conservar el calor. Incluso las aves eligen lugares de descanso que pueden tener calor residual de la luz solar del día, como cerca del tronco de un árbol o cerca de cualquier superficie oscura.

Hecho de la diversión

Los pingüinos emperador son algunas de las aves más resistentes: se mantienen calientes en temperaturas gélidas apiñándose en grandes grupos.


¿Por qué no se congelan los pies de los patos?

La respuesta corta: Se trata de intercambio de calor, y cuanto menor sea la diferencia de temperatura entre dos objetos, más lentamente se intercambiará el calor. Los patos, al igual que muchas otras aves, tienen un sistema de intercambio de calor a contracorriente entre las arterias y las venas de sus patas. La sangre arterial caliente que fluye hacia los pies pasa cerca de la sangre venosa fría que regresa de los pies. La sangre arterial calienta la sangre venosa, bajando de temperatura a medida que lo hace. Esto significa que la sangre que fluye por los pies está relativamente fría. Esto mantiene los pies abastecidos con suficiente sangre para proporcionar a los tejidos alimento y oxígeno, y lo suficientemente calientes para evitar la congelación. Pero al limitar la diferencia de temperatura entre los pies y el hielo, la pérdida de calor se reduce en gran medida. Los científicos que lo midieron calcularon que los patos silvestres solo perdían alrededor del 5% del calor corporal a través de sus pies a 0 o C (32 o F) 1. Para poner esto en perspectiva, el resto del pato está cubierto de plumas y en contacto solo con aire, no hielo, pero debido a que el cuerpo está relativamente caliente, el 95% de la pérdida de calor proviene de la cabeza y el cuerpo. Mientras tanto, los pies fríos se asientan sobre hielo y ceden muy poco calor.

Más información: En el diagrama de la izquierda, sin intercambio de calor a contracorriente, la sangre caliente llega hasta el pie. Esto mantiene los pies considerablemente más calientes que el hielo sobre el que está parado el pato. Recuerde que el flujo de calor es aproximadamente proporcional a la diferencia de temperatura. Con una gran diferencia de temperatura, hay un gran flujo de calor desde el pie hasta el hielo.

En el diagrama de la derecha, verá que varias ramas de la arteria están en estrecho contacto con las ramas de la vena. Este entrelazamiento de arterias y venas se llama retia (singular & # 8211 rete tibiotarsale). Debido a que el calor fluye de la sangre arterial a la sangre venosa, la sangre arterial se enfría y la sangre venosa se calienta. Llega menos sangre caliente al pie, lo que lo mantiene frío y reduce la diferencia de temperatura entre el pie y el hielo. Esto reduce el flujo de calor del pato al hielo.

Las piernas y los pies de Bird & # 8217 están relativamente libres de tejido blando e incluso los músculos que operan el pie se encuentran en su mayoría más arriba en la pierna y conectados a los huesos de los pies con tendones largos. Debido a que no hay mucho tejido blando en la parte inferior de las piernas ni en los pies, hay menos necesidad de sangre caliente. Muchas aves también tienen válvulas en las arterias de las patas que controlan el flujo sanguíneo, y hay evidencia de que algunas aves pueden presionar la sangre hacia el pie. De vez en cuando, la sangre caliente fluye hacia el pie para asegurarse de que no sufra congelación. Y cuando vea un pato u otro pájaro parado sobre un pie en el frío, esto probablemente sirva para proteger los tejidos y reducir aún más la pérdida de calor porque la única pata que está metida debajo de las plumas aislantes tiene la oportunidad de calentarse realmente y recuperarse. cualquier daño potencial por frío, y con solo un pie sobre el hielo, ¡el área de la superficie en contacto con una superficie fría se reduce a la mitad!

Curiosamente, este mismo sistema puede funcionar con buenos resultados cuando un pájaro está parado en agua excesivamente caliente. Con un sol fuerte, el agua poco profunda en la que se alimentan algunas aves puede calentarse muy por encima de la temperatura corporal del ave. Esto presenta al ave un problema de enfriamiento. Sin embargo, el flujo sanguíneo en contracorriente en las piernas puede reducir este problema. La sangre sobrecalentada que proviene de los pies en el agua a 45 o C (115 o F) transfiere parte de ese calor a la sangre arterial que fluye hacia los pies. Esto reduce la temperatura de la sangre que fluye por las venas antes de que ingrese a la parte principal del cuerpo y mantiene la temperatura de los pies algo por encima de lo normal, más cerca de la temperatura del agua en la que se encuentra el ave. Una vez más, la temperatura pequeña La diferencia reduce el flujo de calor, esta vez del medio ambiente a los pies.

Esto puede explicar por qué de 66 especies de aves diseccionadas por Uffe Midtgard 2, la que tenía la retia más elaborada no era un ave de clima frío, sino el gran flamenco, con 62 ramas arteriales entrelazadas con 40 ramas venosas, en comparación con 19 ramas arteriales y 24 ramas venosas en un pato real. Aparte de ese hecho, en su mayor parte, los hallazgos de Midtgard & # 8217 se ajustan a lo que cabría esperar, ya que las aves que viven en hábitats de clima frío tienden a tener retia más elaborada. Muchos patos tienen retia relativamente compleja, al igual que los cisnes mudos, la perdiz perdiz y la perdiz. Los pájaros cantores técnicamente no tienen retia, con arterias y venas entrelazadas, pero tienen un sistema que probablemente funciona de manera similar. Hasta ocho venas que regresan del pie están dispuestas alrededor de una arteria principal.

Por cierto, las aves no son los únicos animales que han desarrollado este truco de flujo sanguíneo en contracorriente. También se puede encontrar en las aletas de ballenas y tortugas marinas, algunos reptiles, y algunos incluso han sugerido que la proximidad de las venas y arterias que irrigan los brazos humanos es un simple intercambiador de calor a contracorriente.

Algo sobre lo que pensar: Una cosa que me he preguntado a menudo es si un animal como un pato es incómodo en el frio. Los vemos sentados en el hielo, con las plumas esponjosas, e imaginamos que deben estar sufriendo. Pero tal vez no. Nuestros cuerpos nos dicen que nos sentimos incómodos cuando estamos fuera del rango de temperaturas en las que los seres humanos están a salvo, digamos 15-25 o C (60-80 o F). Experimentamos dolor u otra incomodidad, por lo que hacemos algo para calentarnos si hace demasiado frío, o nos mudamos a un lugar más fresco si hace demasiado calor. Pero para un ánade real, sentarse sobre hielo no es peligroso. No pierden mucho calor a través de sus pies fríos, y sus plumas mantienen el resto de su cuerpo calentito. No hay ninguna razón para que se muden o cambien su situación, así que supongo que no sienten ninguna incomodidad.

1 Kilgore, D.L. & amp Schmidt-Nielsen, K., Pérdida de calor de patos & # 8217 pies sumergidos en agua fría, The Condor, 77: 475-517, 1975.

2 Midtgard, U., La rete tibiotarsale y la asociación arterio-venosa en la extremidad trasera de las aves: un estudio morfológico comparativo sobre sistemas de intercambio de calor a contracorriente, Acta Zoologica, vol. 62, N ° 2, 67-87, 1981.


¿Por qué los pájaros no necesitan pantuflas de conejito esponjosas?

Si alguna vez ha masticado una pata de pollo, se habrá dado cuenta de que no tiene mucha carne. Son prácticamente todos tendones y huesos. Entonces, a diferencia de su pie humano, que contiene una gran cantidad de tejido muscular húmedo, la pata de un pájaro contiene muy poco líquido en sus células. Esto significa que en la pata de un pájaro simplemente no hay mucho que pueda congelarse. Claro, la sangre circula a través del pie de Tweetie & # x27, pero es poco probable que se convierta en hielo. Dado el pequeño corazón frenético de un pájaro, la sangre simplemente corre demasiado rápido para congelarse.

Pero sin la congelación, no se pueden formar cristales de hielo perforantes, lo que a su vez significa que no se pueden producir daños en los tejidos ni congelación. Así que no es que los pájaros no se enfríen. Ellas hacen. Es solo que es poco probable que sus pies sufran mucho daño por el frío.

Sin embargo, las aves, al ser animales de sangre caliente, aún necesitan mantener el resto de su cuerpo, y particularmente su núcleo, a una temperatura de entre 34 y 44 grados Celsius (93-111 grados Fahrenheit). De lo contrario, correrán el riesgo de convertirse en paletas de hielo muertas con patas de pollo como asa.

Para evitar la pérdida de calor, a las aves se les pone la piel de gallina: sus plumas se hinchan y atrapan aire dentro de ellas. Luego, sus cuerpos calientan este aire de la misma manera que tu cuerpo calienta el aire atrapado en un saco de dormir cuando estás acampando en el frío. Al estar así rodeados por una capa de aire cálido, las aves pueden simplemente agacharse y rodear sus pies fríos con ese plumaje cálido.

Pero las aves también usan otro truco ingenioso para evitar la pérdida de calor a través de sus patas, a saber, un mecanismo llamado intercambio de calor a contracorriente. Este mecanismo se ilustra a continuación:

La sangre caliente se bombea por la pata de un pájaro a través de una arteria y regresa al corazón a través de una vena. Eso no es nada inusual y también funciona en tus piernas. Sin embargo, en su caso, si estuviera descalzo sobre la nieve, la sangre caliente llegaría a las plantas de los pies y transferiría gran parte de su calor a la nieve, se enfriaría y luego regresaría a su corazón habiendo perdido la mayor parte de su energía. calor. Con el tiempo, mientras tontamente sigues parado sobre esa nieve, perderás más y más calor corporal a través de las plantas y eventualmente te arriesgarás a experimentar hipotermia.

En las aves, mientras tanto, es mucho menos probable que esto suceda porque las arterias que bajan hasta los pies y las venas que vuelven a subir están muy juntas, casi abrazándose. De hecho, están tan cerca que la mayor parte del calor que llega hasta los pies se transfiere a la sangre fría que vuelve a subir. Entonces, cuando la sangre llega a la planta del pie de un pájaro, ya ha transferido la mayor parte de su calor a la sangre que sube y, por lo tanto, no se pierde mucho calor en la nieve. En cambio, la mayor parte del calor se conserva internamente.

Y si alguna vez te has preguntado por qué a las aves les gusta pararse sobre un pie, aquí tienes una respuesta: alternando el pie sobre el que se paran y levantando el otro en sus cálidas plumas hinchadas, las aves reducen la cantidad de su cuerpo. está en contacto con la nieve y así preservar aún más el calor corporal.

Finalmente, si todo eso no ayuda, espero que un pájaro sea lo suficientemente inteligente como para eventualmente pararse sobre algo que no sea la nieve fría.


Los científicos equilibraron un flamenco muerto en una pierna para descubrir el secreto del pájaro.

Paul Rose está afiliado a la Universidad de Exeter y al Wildfowl & amp Wetlands Trust.

Socios

The Conversation UK recibe financiación de estas organizaciones

Los flamencos pueden pararse sobre una pierna durante mucho más tiempo que los humanos. Incluso pueden hacerlo mientras duermen. Ahora los científicos han arrojado algo más de luz sobre cómo estas aves rosadas logran tal acto de equilibrio sin cansarse.

Los investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia en EE. UU. Se centraron en una de las principales teorías utilizadas para explicar este comportamiento, la hipótesis de la fatiga muscular. Cuanto más se usa un músculo, más probable es que se canse, por lo que la mayoría de los animales parados sobre una pierna necesitan cambiar regularmente. Pero los flamencos pueden usar una pierna durante períodos de tiempo mucho más largos sin necesidad de cambiar. Entonces, la teoría es que la pierna que los sostiene no se fatiga.

Los dos científicos querían probar si era posible que los flamencos permanecieran estables en una sola pierna sin la necesidad de un esfuerzo muscular activo. Para ver si un flamenco podía hacer esto, utilizaron un método novedoso que involucraba a dos flamencos muertos, obtenido de un zoológico local.

Adelante, empujame. Te reto. Shutterstock

Los investigadores colocaron los cuerpos en una pierna usando pinzas y midieron qué tan bien cada cadáver podía sostener su peso corporal y mantener el equilibrio. También diseccionaron las estructuras de las patas para ver si se utilizó el control de los músculos cuando las aves se apoyaron en una pata. Y recopilaron información de flamencos vivos para ver cuánto balanceo corporal se veía afectado por la cantidad de patas en las que se apoyaban las aves.

No solo descubrieron que un flamenco podía soportar su peso corporal de forma pasiva (sin necesidad de actividad muscular) en una pierna, sino también que era imposible que el ave mantuviera una posición estable y equilibrada sobre dos patas. Concluyeron que un flamenco parado sobre dos piernas usa más energía muscular para mantener una postura estable.

Entonces, ¿por qué una postura con una sola pierna es más eficiente y por qué no utiliza ningún movimiento muscular activo? Aparentemente, se debe al peso del ave. Cuando un flamenco está parado sobre una pierna, su peso corporal fuerza las articulaciones de su pierna a una disposición fija. Al mover el flamenco muerto, los científicos notaron que debe haber un grupo de músculos y ligamentos que encajen en su lugar (conocido como aparato de sujeción) en la parte proximal (centro cercano) de la extremidad.

Este aparato de sujeción resiste ciertos tipos de movimiento y mantiene estable al flamenco, sin necesidad de que utilice los músculos de las piernas para mantener el equilibrio. La acción de equilibrio eficiente solo es posible cuando el pie del ave se coloca directamente debajo de su cuerpo, la posición que adoptan naturalmente las aves. En realidad, esto se vuelve aún más fácil cuando el flamenco está dormido porque se mueve menos y, por lo tanto, hay menos variación en el centro de presión.

A fin de cuentas, esta parece una buena forma de mantenerse caliente. Shutterstock

Esta es la primera evidencia de un mecanismo pasivo de soporte del peso corporal impulsado por la gravedad en las articulaciones proximales de las patas de un ave. Eso significa que el pájaro se sostiene sin esfuerzo consciente debido a la anatomía de las articulaciones de su pata. Lo que no pueden demostrar es ninguna otra explicación de por qué un flamenco unípedo dormido debería beneficiarse de ser tan estable y seguro en función de su comportamiento. Esto requiere una mayor investigación.

Por ejemplo, la investigación ha demostrado que las aves pueden perder una cantidad significativa de calor a través de sus patas y esto puede ayudarlas a mantener la temperatura corporal adecuada. Se escapa aún más calor si las aves se colocan en el agua (como suelen ser los flamencos) y, por lo tanto, poder pararse fácilmente sobre una pierna ayudaría a reducir la cantidad de calor perdido. Esto sería particularmente beneficioso para aquellos flamencos que viven en climas fríos y áreas donde la temperatura del agua está cerca o por debajo del punto de congelación.

La teoría de la pérdida de calor es plausible y tiene sentido, pero probablemente también esté respaldada por la hipótesis de la actividad muscular. Lo que está claro es que los flamencos, tan familiares y fascinantes como son, todavía desafían nuestra comprensión de su fisiología, biología e historia evolutiva. Muchas aves se paran sobre una pierna, pero el acto de equilibrio de los flamencos puede parecer más notable porque son animales de formas y colores tan llamativos, lo que aumenta su sensación de ser extraños y maravillosos. Por lo tanto, el debate sobre por qué exactamente se paran sobre una sola pierna seguramente continuará en el futuro.


¿Por qué los patos no se congelan?

Si bien Nueva York está teniendo un clima increíblemente cálido, todavía recuerdo el invierno pasado en Central Park. Luego vi a los patos aterrizar en el estanque y patinar sobre la superficie helada. Con un aspecto bastante molesto, finalmente encontraron una mancha líquida de agua.

Pero piensa en sus pies. No son lo suficientemente gruesos como para tener una capa aislante de grasa, ni están cubiertos de plumas. Por lo tanto, la sangre debe fluir cerca de la piel, enfriándose rápidamente en el agua helada o en el hielo. ¿Por qué no se congelan como los humanos?

La congelación es causada por un flujo sanguíneo severamente reducido a las extremidades en clima frío. Durante períodos prolongados, los tejidos de los dedos de las manos y los pies no reciben calor o nutrientes de la sangre y mueren, causando gangrena y otros problemas desagradables.

El secreto de los patos está en el sistema de flujo sanguíneo. Para mantener el tejido sano y prevenir la congelación, debe proporcionar nutrientes al tejido y mantenerlo lo suficientemente caliente para que no se congele. En los patos (y otras aves de clima frío), esto se realiza mediante una configuración fisiológica llamada & # 8220contracorriente & # 8221. Piense en la sangre venosa, fría por la exposición al aire, que fluye de regreso al cuerpo desde los pies. Demasiada sangre fría bajará la temperatura corporal central, lo que provocará hipotermia. Luego, piense en sangre arterial cálida que brota del corazón. En los animales adaptados al frío, las venas y las arterias corren muy juntas. A medida que la sangre fría sube por la pierna desde el pie y pasa por la arteria, recoge la mayor parte del calor de la arteria. Por lo tanto, cuando la sangre arterial llega al pie, está muy frío, por lo que no pierde demasiado calor en la transferencia con agua fría. El flujo sanguíneo se regula cuidadosamente para mantener el delicado equilibrio de proporcionar sangre pero manteniendo la temperatura corporal central.

De esta manera, la sangre en la pata de un pato permanece muy fría en todo momento, pero lo suficientemente caliente como para mantener el tejido sano. Al mantener el flujo sanguíneo, también se proporcionan los nutrientes requeridos por el tejido del pie. Dicho esto, los patos aún pueden enfriarse si permanecen en el agua demasiado tiempo.

Resulta que las aves no son las únicas criaturas que utilizan la contracorriente para sobrevivir en el frío. Los mamíferos marinos como las ballenas, las focas y los delfines tienen arterias rodeadas por una red de venas. Esto hace que la transferencia de calor entre la sangre arterial y venosa sea aún más eficiente, protegiendo las aletas que no tienen una capa jugosa de grasa para aislarlas. La gente también tiene un sistema rudimentario de contracorriente. En lo profundo de los brazos y las piernas, las arterias y las venas corren juntas. Cuando hace frío, solo se utilizan estas arterias y venas protegidas. Esto restringe la sangre a las extremidades y causa & # 8211 sí, congelación. Sin embargo, protege nuestra temperatura corporal central para que sobrevivamos (menos algunos apéndices). La razón por la que nuestro sistema está menos desarrollado es que simplemente no necesitamos el sistema que a menudo estamos más acostumbrados a tratar de disipar el exceso de calor (sudando o haciendo correr la sangre cerca de la piel).

De vuelta a los patos. Vivir en un clima invernal es muy costoso, con una enorme cantidad de energía necesaria para recalentar a los patos después de un baño frío o una comida helada. Sin embargo, los patos se han adaptado para beneficiarse del frío.

El enfriamiento puede permitir que los patos se sumerjan más profundamente y naden más lejos. Al enfriar el cerebro, se requiere menos oxígeno y, por lo tanto, un pato puede permanecer bajo el agua por más tiempo. En un estudio, los patos que bucean en agua a 10 grados centígrados podrían permanecer menos de un 14% más que los que bucean en agua a 35 grados.

Aunque veo lo irritados que parecen cuando su estanque se congela, personalmente creo que los patos prefieren el verano.

Caputa M, Folkow L, Blix AS. (1998) Enfriamiento rápido del cerebro en patos buceadores. Soy J Physiol.275 (2 Pt 2): R363-71.

de Leeuw JJ, Butler PJ, Woakes AJ, Zegwaard F. (1998) Enfriamiento corporal y sus implicaciones energéticas para la alimentación y el buceo de patos copetudos. Physiol Zool. 71(6):720-30.

Koeslag JH. (1995) Mecanismos de contracorriente en fisiología. Educación médica continua 13: 307-315.

Reite OB, Millard RW, Johansen K. (1977) Efectos de la baja temperatura del tejido en los mecanismos de control vascular periférico. Acta Physiol Scand.101(2):247-53.

Schmidt-Nielsen K. (1981) Sistemas de contracorriente en animales. Científico americano 118-128.


Nature News: ¿Los patos y las gaviotas se resfrían en invierno?

Durante nuestro último episodio de clima súper frío, una gaviota pasó volando por la ventana de mi salón de clases. Estas son grandes ventanas. Seis enormes ventanas de paneles múltiples que se extienden por la pared trasera de mi salón de clases del cuarto piso. Entonces, una gaviota argéntea pasó volando y uno de los estudiantes, distraído en medio de un examen, se preguntó cómo logró quedarse aquí todo el invierno. ¿Por qué no voló hacia el sur? ¿Cómo se las arregló para mantenerse caliente? Ya que estábamos en medio de los exámenes parciales, no pude empezar a exponer con entusiasmo este tema, pero no puedo esperar hasta que las clases se reanuden esta semana para sacar el tema. La regulación de la temperatura en los animales es uno de mis temas favoritos.

Hay dos grandes palabras de vocabulario sobre cómo los animales regulan su temperatura: Los endotermos (animales de sangre caliente) generan su propio calor & # x2013, estos suelen ser mamíferos y aves. Los ectotermos (animales de sangre fría) no generan su propio calor, por lo que, cuando necesitan regular su temperatura interna, utilizan fuentes externas (como el sol). Los reptiles, anfibios, peces e insectos suelen ser ectotermos.

Estas no son categorías en blanco y negro: esto es biología, por lo que hay muchos tonos de gris. Por ejemplo, cuando un abejorro quiere calentarse por la mañana, lo hará vibrando sus músculos de vuelo (eso es lo que hace que el zumbido de las abejas no sea el batir de sus alas como la mayoría de la gente piensa) para generar calor. Entonces, aunque son ectotermos, técnicamente, están siendo endotérmicos cuando hacen esto.

En esta época del año no verá ningún ectotermo, y muchos endotermos viajan hacia el sur para escapar del frío porque se necesita una enorme cantidad de energía (comida) para mantener una temperatura interna constante en condiciones de congelación. ¿Por qué es necesario el calor corporal? Principalmente para la función enzimática. Las enzimas regulan todo en nuestro cuerpo y la mayoría de las enzimas están hechas para funcionar mejor a temperaturas específicas y si hace demasiado calor o demasiado frío, no funcionan también. Entonces, los animales que permanecen aquí durante todo el año tienen una variedad de adaptaciones que los ayudan a retener el calor corporal: pelaje grueso, plumas, grasa corporal extra y cosas por el estilo.

Mi curioso estudiante estaba particularmente perplejo por las patas de la gaviota. Las plumas de gaviota hacen un gran trabajo aislando sus cuerpos, son la chaqueta de invierno perfecta: plumas exteriores impermeables, plumas interiores esponjosas que atrapan el aire junto al cuerpo. Pero ¿qué pasa con sus piernas? Son delgados y delgados, sin grasa extra, sin plumas, nada entre ellos y el frío. Estaba viendo patos pasar el rato sobre hielo en el puerto y me preguntaba lo mismo. ¿Se sienten fríos como nosotros? ¿Por qué no se congelan? ¿Son miserables?

Los seres humanos se congelan cuando las condiciones frías provocan una reducción del flujo sanguíneo (porque nuestros cuerpos están tratando de mantener una temperatura central constante) a nuestras extremidades. Nuestros dedos de manos y pies no obtienen el calor y los nutrientes que necesitan de la sangre y mueren. Los patos y las gaviotas evitan esto a través de algo llamado intercambio de calor a contracorriente. A medida que la sangre arterial caliente se bombea desde el corazón y circula hacia las piernas, pasa por sangre venosa fría que regresa al corazón. La sangre venosa fría es calentada por la sangre arterial (porque el calor siempre fluye de caliente a frío) a su vez, la sangre arterial caliente es enfriada por la sangre venosa. Cuando la sangre arterial llega a los pies, no pierde mucho calor en los alrededores y la sangre venosa que regresa no enfría demasiado el núcleo porque ya se ha calentado.

Esos patos y gaviotas que ves parados sobre el hielo tienen los pies fríos. Por lo general, están justo por encima del punto de congelación. Esto ayuda a que el ave se mantenga caliente porque el flujo de calor es generalmente proporcional a la diferencia de temperatura, por lo que se pierde muy poco calor de esos pies (generalmente solo el 5 por ciento del calor se pierde a través de los pies). Y, a diferencia de nuestros dedos, los tejidos de sus pies están adaptados para funcionar a temperaturas cercanas a las de congelación.

Mi pregunta final: ¿Sufren de frío mientras están parados sobre el hielo? No lo sé. Nos sentimos incómodos cuando estamos fuera de nuestro rango de tolerancia y el dolor es lo que nos hace retroceder, sacar la mano del agua helada o de una estufa caliente. Dado que las gaviotas y los patos locales están diseñados para condiciones de congelación, supongo que se sienten bastante cómodos en el hielo. Personalmente, me encantaría un par de botas que hicieran el trabajo de esos pies de pájaro.


Contenido

Las aves son generalmente animales digitígrados (caminantes con los dedos de los pies), [7] [10] lo que afecta la estructura del esqueleto de sus patas. Usan solo sus patas traseras para caminar (bipedalismo). [2] Sus extremidades anteriores evolucionaron para convertirse en alas. La mayoría de los huesos del pie aviar (excluidos los dedos de los pies) están fusionados o con otros huesos, habiendo cambiado su función con el tiempo.

Tarsometatarsus Editar

Algunos huesos inferiores del pie se fusionan para formar el tarsometatarso, un tercer segmento de la pierna específico de las aves. [8] Consiste en fusionados distales y metatarsianos II, III y IV. [6] El metatarso I permanece separado como base del primer dedo. [4] El tarsometatarso es el área extendida del pie, lo que le da a la pierna una longitud extra de palanca. [7]

Tibiotarsus Editar

Los huesos superiores del pie (proximales) se fusionan con la tibia para formar el tibiotarsus, mientras que los centralia están ausentes. [5] [6] El lado anterior (frontal) del extremo dorsal del tibiotarsus (en la rodilla) contiene un agrandamiento que sobresale llamado cresta cnemial. [2]

Rótula editar

En la rodilla por encima de la cresta cnemial se encuentra la rótula (rótula). [4] Algunas especies no tienen rótula, a veces solo una cresta cnemial. En los somormujos se encuentran tanto una rótula normal como una extensión de la cresta cnemial. [2]

Peroné Editar

El peroné se reduce y se adhiere ampliamente a la tibia, por lo general alcanza dos tercios de su longitud. [2] [7] [8] Solo los pingüinos tienen peroné de longitud completa. [4]

Rodilla y tobillo: confusiones Editar

La articulación de la rodilla del pájaro entre el fémur y la tibia (o más bien tibiotarsus) apunta hacia adelante, pero está oculta dentro de las plumas. El "talón" (tobillo) que apunta hacia atrás y que es fácilmente visible es una articulación entre el tibiotarsus y el tarsometatarsus. [3] [4] La articulación dentro del tarso también se encuentra en algunos reptiles. Vale la pena señalar aquí que el nombre "rodilla gruesa" de los miembros de la familia Burhinidae es un nombre inapropiado porque sus tacones son grandes. [2] [8]

Los polluelos de los órdenes Coraciiformes y Piciformes tienen los tobillos cubiertos por un parche de pieles duras con tubérculos conocidos como talonera. Usan la almohadilla del talón para moverse dentro de las cavidades o agujeros del nido. [11] [12]

Dedos de los pies y metatarsos no fusionados Editar

La mayoría de las aves tienen cuatro dedos, generalmente tres mirando hacia adelante y uno apuntando hacia atrás. [7] [10] [8] En un pájaro posado típico, constan respectivamente de 3,4, 5 y 2 falanges. [2] Algunas aves, como el sanderling, solo tienen los dedos que miran hacia adelante, estos se denominan patas tridáctilos. Otros, como el avestruz, tienen solo dos dedos (pies didactyl). [2] [4] El primer dedo, llamado hallux, es homólogo al dedo gordo del pie humano. [7] [10]

Las garras están ubicadas en la falange extrema de cada dedo del pie. [4] Consisten en una podoteca queratinosa córnea, o vaina, [2] y no forman parte del esqueleto.

El pie de ave también contiene uno o dos metatarsianos no fusionados en el tarsometatarso. [8]

Las patas están unidas a un conjunto muy fuerte y ligero que consiste en la cintura pélvica fusionada extensamente con el hueso espinal uniforme llamado synsacrum, [7] [10] que es específico de las aves. El synsacrum se construye a partir de la lumbar fusionada con la sacra, algunas de las primeras secciones de la caudal y, a veces, la última o dos secciones de las vértebras torácicas, según la especie (las aves tienen en total entre 10 y 22 vértebras). [9] A excepción de los avestruces y los ñandúes, los huesos púbicos no se conectan entre sí, lo que facilita la puesta de huevos. [8]

Son características las fusiones de huesos individuales en estructuras fuertes y rígidas. [1] [7] [10]

La mayoría de los huesos de las aves están ampliamente neumatizados. Contienen muchas bolsas de aire conectadas a los alvéolos pulmonares del sistema respiratorio. [13] Their spongy interior makes them strong relative to their mass. [2] [7] The number of pneumatic bones depends on the species pneumaticity is slight or absent in diving birds. [14] For example, in the long-tailed duck, the leg and wing bones are not pneumatic, in contrast with some of the other bones, while loons and puffins have even more massive skeletons with no aired bones. [15] [16] The flightless ostrich and emu have pneumatic femurs, and so far this is the only known pneumatic bone in these birds [17] except for the ostrich's cervical vertebrae. [13]

Fusions (leading to rigidity) and pneumatic bones (leading to reduced mass) are some of the many adaptations of birds for flight. [1] [7]

Most birds, except loons and grebes, are digitigrade, not plantigrade. [2] Also, chicks in the nest can use the entire foot (toes and tarsometatarsus) with the heel on the ground. [4]

Loons tend to walk this way because their legs and pelvis are highly specialized for swimming. They have a narrow pelvis, which moves the attachment point of the femur to the rear, and their tibiotarsus is much longer than the femur. This shifts the feet (toes) behind the center of mass of the loon body. They walk usually by pushing themselves on their breasts larger loons cannot take off from land. [10] This position, however, is highly suitable for swimming because their feet are located at the rear like the propeller on a motorboat. [2]

Grebes and many other waterfowl have shorter femur and a more or less narrow pelvis, too, which gives the impression that their legs are attached to the rear as in loons. [2]


Why do birds legs' not get frostbite? - biología

So, what's with those crows with colored wings anyway?

O Reporting sightings of tagged/banded crows.

All photographs (c) Kevin J. McGowan and not to be used without express written permission.

What are those crows doing with tags on their wings?

I have been studying crows (both American and Fish) in the Ithaca area since the summer of 1988, and marking birds since 1989 (color bands only in '89). I am trying to gather data on social behavior, reproductive biology, dispersal, and survival (especially after exposure to West Nile virus) on both these poorly-studied species (see my project overview). In order to gather such data I needed to have some way to know individual crows as individuals, hence the tags and bands. Because crows spend so much time walking around on the ground where even short grass hides their legs, the wing tags have been invaluable for finding and identifying individual crows. On a good day I can identify an individual crow up to a half mile away. (A good day being one with the right atmospheric conditions, little fog or heat distortion some tagged crows visible across an open space, say a field of corn stubble and me having my trusty Swarovski ATS 80 spotting scope with me, with its superb 20-60x zoom lens and incredible optics.)

Don't the tags and bands hurt the birds?

No. They are designed to be as innocuous as possible. Birds' "hands" are connected to their shoulders by a flap of skin (called a propatagium or simply patagium) that makes up the front edge of the wing. The flap is relatively thin, contains no muscle and only a few blood vessels. The tags are attached by a small piece of nylon sticking through the patagium. The ends of the nylon pin are melted to hold the tag on (with washers in place to decrease abrasion on both sides of the wing), and the tag sits on top of the wing. The tag does not interfere with any movement and does not pinch or rub any skin. Crows often preen the tags into place just like a feather. When I pierce the patagium to attach a tag the crow usually does not even flinch. They get more agitated when I measure their tail than when I stick in the pins.

Such obvious markers seem like they must increase the likelihood that predators will attack the crows or that other crows will shun them, don't they? To the best of my ability to detect it though, neither thing appears to be true. Unfortunately I cannot make direct comparisons on the survival of tagged and untagged crows because survival cannot be determined without marked individuals! I can say, however, that survival of tagged crows is extremely high. Fully half of all young crows that I mark in the nest are alive one year later. That may seem like a low survival rate, but in fact it is one of the mas alto known for birds! Breeder survival is on the order of 93% per year, again an incredibly high survival rate for birds. (See McGowan 2001 for published survival rates.)

Crows with tags do not appear to be at any disadvantage in relations with other crows either. Again, it is impossible to have comparison data on unmarked crows, but tagged crows are accepted perfectly fine into their family units. They do not seem to be more involved than unmarked crows in fights and chases in big flocks (either as the pursuer or pursuee). And, they HACER successfully compete for breeding spots. I have had over 75 tagged individuals successfully become breeders in my study.

No scientist manipulates their study subjects in any way without a great deal of thought and concern. Every researcher at a public institution in this country must have their proposed protocol approved by their Institutional Animal Care and Use Committee (my approved protocol number at Cornell is 88-210-04). But quite apart from the regulations and laws, good science requires that animals under study are interfered with as little as possible. And that is on top of the personal ethical decisions that each researcher must make about their comfort level with any action taken (or not). In my study I am interested in keeping the crows alive and visible, and if I knew that anything I was doing adversely affected the birds I would stop. I am fortunate to be able to state that the colleague who taught me the marking technique I use is very active in the Humane Society and People for the Ethical Treatment of Animals. Although I made my own evaluations, it seemed to me that her standards were likely to have been even more stringent than my own. I reasoned that if she was happy with the technique, then I probably would be too. And I have been.

What do the different colors and letters on the tags and bands mean?

los colores of the tags represent different years, as does the specific arrangement of the colored leg bands relative to the metal band. los combination of letters indicates the specific individual (its NAME), as does the specific sequence of leg bands.

All crows marked in the study (except those banded in 1989) received two wing tags, colored leg bands, and a USFWS aluminum band. Each individual crow banded before 1998 got tags with a unique two-LETTER (no numbers) combination (same on both wings) and a unique sequence of colored leg bands. Starting in 1998 I began to use a combination of LETTERS AND NUMBERS on the wing tags (I had used up all possible two-letter combinations). Note that "zero" is used, and to distinguish it from "O" the letter, the zero has a small slash inside. The first character was a letter and the second a number from 1998 into 2001. Starting in 2001 the number came first and the letter second. I used up all available number-letter combinations in 2003 and had to start on two NUMBERS. (I'm not sure what I'll do when I use those up.) I did not number them consecutively, but rather chose to spread out the numbers within a family.

Until 1998 when I started repeating tag colors, each year class had received a different color of wing tag. I now have used all my available tag colors and am repeating them. So far I have an 8 year gap between colors, and I rarely have had a tag last 8 years. Each year cohort still gets a different arrangement of the colored bands relative to the metal band. I alternate dark tags with white letters and light-colored tags with dark letters each year. The dark tags all tend to look similar, appearing white at a distance. Differences between year classes can be seen in the amount of wear of the tag more readily than in the color. Recent tags (one or two years old) are bright in color and look neat and sharp on the edges. At about 3 years of age the tags start to get a little frayed at the edges. By four years many tags are severely frayed and many have fallen off (although I have taken steps in the last 3 years to minimize this problem). The tags were made of herculite, which is a light plastic covering a nylon mesh. In 2003 I changed to Cooley, a similar material. As the tags age they crease, cracking the plastic and allowing the white nylon to show. Sometimes this wear can result in white lines of dark tags that have no relation to the painted letters. Reading old tags is something of an acquired skill. Note that all crows originally received a tag on each wing and four leg bands (at least one on each leg), but some are missing one or more of each.

The leg bands are read from the top of the leg to the bottom, the bird's right leg first, a dash to indicate the change of legs, then the left leg. The color designations are W = white, B = "blue" or dark blue, Y = yellow, L = "lime" or light green, O = orange, P = purple (sort of a lavender), R = red, A = "azure" or light blue, F = "flesh" or light pink, G = "green" or dark green (not used anymore), S = "silver" or the metal band. So the little guy in the photo on the right is WS-YO. As the bands age, unfortunately they change color somewhat. W, Y, and F converge on a dirty white. A used to become rather white as well, but now it turns light green. The other colors stay fairly true, but R can fade to resemble O. Some old birds have lost a few colored bands, and the oldest (up to13 years old at the time of writing this) have lost most of them.

The specific age classes of tags and bands are as follows (in the leg band key, S is the metal band, C represents a colored band, and the dash "-" is as explained above):

If I see a tagged crow, do you want to know about it?

¡Sí! Reporting sightings is useful to me for several reasons. If a tagged bird is reported I know that one of my birds is in that location (which I may or may not know about). If the tag is read and the bird identified (as explained above), then I know that that individual was alive at that time and where it was. I routinely look for tagged individuals and try to keep track of who is where. I have marked about 750 crows over the study, however, and I cannot find them all. Crows can travel large distances (at least to Pennsylvania, West Virginia, or Boston from Ithaca), and there are a lot of other crows out there, so reports from other people have been very valuable. I may or may not have recently seen the crow you report, but I will always be interested in hearing about it. Through reports by others I have found out that some young Ithaca crows spend the winter in Pennsylvania (even though siblings from the same nest of one stayed with the parents on territory all through the winter, and the PA wanderer came back to help its parents during breeding season), and that some have dispersed as far as Geneva, NY to breed. Volunteer sightings have allowed me to calculate (minimum) survival data, data previously unknown for these two species, perhaps the least studied of all North American game birds.

What kind of information do you want?

The most important bits of information I am interested in are WHO you saw (letter combination, color of tag, leg band colors and sequence), WHERE you saw it, and WHEN you saw it (date and time). I also would like to know Cuantos other crows it was with, how many were tagged, what were they doing, and any other information about their behavior or anything else interesting about the sighting. I would appreciate having your name and some way to contact you if I have further questions. Also, if I can I will provide you a little bit of information about the life of that particular crow.

I saw a crow with white in its wings. Is that one of yours?

Quizás. All the dark tags with the white letters, as well as the white tags (and some of the colored ones as well), look white at a distance. The pattern should be on the "shoulder," in the same position that the red is on a Red-winged Blackbird. In flight, the pattern will be on the body side of the wing, rather near the front edge. If you don't see the white like this, but only in the "fingers" of the wings when it flies, it is probably not a tagged crow, but rather one of the relatively frequent abnormal crows that turn up. Check out my discussion page on this topic for more details.


Why do birds legs' not get frostbite? - biología

Project title or topic of activity

Author(s): Lisa Davidson, Elizabeth Simon

Fecha : Fall 2000

This activity is geared towards encouraging the conservation of marine communities through exposure to marine birds, organisms who are integral to the ecological web of marine life. Specifically, students will learn about several evolutionary adaptations of marine birds and how these unique characteristics play into basic survival. A portion of the lesson will also focus upon specific birds and exactly how they function in the ocean. This will be done through activities that will help the kids become more aware of the need to do their part to protect these birds. Through listening, inquiry, and hands-on activity, the kids will consider whether protecting the habitat of aquatic birds is as important as saving a better-known animal, such as the dolphin. Finally, the ecological importance of marine birds will be discussed as well as protection and endangerment issues. The station will provide information about how humans negatively affect the lives of sea birds and what can be done to protect them.

This activity is geared towards 3-5th grade children and can accommodate groups of 15 to 45 students.

Información de contexto

Marine birds do not get wet when they enter the water. All birds have what is called a preening gland. The preening gland secretes waxes and fats that a bird spreads throughout its feathers in order to make itself waterproof/insulated. Birds also have powder downs, special feathers made of keratin that break into small dust-like pieces. This dust is spread throughout the feathers, aids in waterproofing the bird (because keratin is waterproof).

Many marine birds have what are called salt glands. Because ocean-bound birds often have no choice but to drink salt water, they need a special mechanism by which to evacuate extra salt from their systems. Salt glands concentrate salt from blood in an area near the sinuses. The bird then can rid itself of excess salt by "sneezing" the salt out. Some non-marine birds have facultative salt glands. When these transient, migrants drink salt water, their normally atrophied salt glands increase in size allowing them to excrete extraneous salt, as needed. The majority of the fresh water that marine birds need comes from their prey.

Many predatory sea birds, such as penguins and cormorants have bills with curved projections at the tips that help to direct fish towards the esophagus. The different lengths and curvatures of shorebird bills determine which prey they can reach by probing in the sand. Differences in bill dimensions influence the rate at which food can be eaten.

Pelicans, cormorants and frigate birds have a distensible pouch between the branches of the lower mandible that they use to capture fish. Pelicans dive and scoop fish up in their pouched bills and drain the water before swallowing their catch. Cormorants pursue fish under water, seizing their prey with their hooked bills. Anhingas spear their fish. Frigate birds steal food from other fish-eating birds. Flamingos have beak lamellae that filter small organisms out of the water. They can eat small invertebrates and even blue green algae. Long billed, long legged birds wade in shallow water or along the edge of the water using their bills to probe in the mud or sand to pluck prey items out. Black skimmers skim the surface of the water to catch fish. Penguins dive to great depths to get their meals while terns and gulls will drop from a vantage point in the sky to catch a fish near the ocean’s surface.

There are several lengths of legs and types of feet found on sea birds. Those birds that spend most of their time on the ocean usually have short, stocky legs and palmate or totipalmate feet (partially webbed or totally webbed). The short legs work well as "oars" and the webbed feet work great as the paddle at the end of the oar. Birds that do a lot of swimming have counter current exchange in their feet and legs. Because ocean water can be very cold and even damaging after extended exposure, marine birds need to compensate for the fact that a lot of heat is lost through their feet to the surrounding water. Birds use counter current exchange to warm the cold blood returning from the feet back up. Counter current exchange works by having the arteries pass close by the veins. The warm blood that is in the arteries heats the cold blood in the veins so that it is not exceedingly cold when it reaches the core of the body.

Tube nosed birds have great noses for smelling food—petrels, albatross and shear waters can smell food for up to 30 km!

Birds, in this case aquatic birds, play an essential, and often overlooked role in the ecosystem. They help to keep the ecosystem at a natural equilibrium state by helping to consume the large population of fish in the oceans and lakes, are able to assist in the dispersal of seeds to new environments, and most importantly keep us awe of their beauty and grace. However, it is astounding how quickly their presence can be taken away from us if we infringe too greatly upon their environment. Five examples of humans disturbing their environment include loss of habitat because of human invasion, unnecessary deaths due to by-catch, oil spills, disturbed migration patterns because of global warming, and loss of predatory instincts.

Ecologists worry that oil spills in the ocean will affect fish and other organisms beneath the surface. Oil spills can also have devastating effects upon organisms above the surface. One of the most poignant examples of birds being hurts by oil spills, is that of Exxon plant oil spill in New York Harbor on January 1, 1990. "In all, over 600 wintering aves were killed outright from the spill" (Birds). The birds’ feathers soak up the oil to the point that the birds’ wings are so heavy that they are unable to fly away or even move well. As the oil continues to soak into their feathers, the birds lose the ability to fight off the cold and eventually freeze to death on the water. In addition, "Birds, who preen, and therefore ingest oil, will have membrane damage and dehydration" (Birds).

Loss of habitat and predatory instincts due to human invasion are essentially interrelated. When birds become too dependent on humans, they will lose their ability to obtain food for themselves. One poignant example of this is that the ducks on Lake Chatauqua in Western New York State do not fly south for the winter. They remain on the lake through the coldest depths of winter because they know that the residents will continue to feed them bread every day. If there were ever a period when the people stopped feeding these ducks, the ducks would most likely not know how to fend for themselves and die.

Another danger that seabirds face is death due to entanglement in fishing nets--in other words, becoming by-catch. Death often occurs because the birds see bait dangling from fishing lines and lurch for it. "In fact, in the Southern Hemisphere, it is estimated that more than 40,000 albatross are hooked and drowned every year after grabbing at squid used as bait on longlines being set for bluefin tuna" (The World’s Imperiled Fish). Many sea birds are also killed because they get tangled up in long drift nets, which are pulled through the water and succeed in catching anything in their path.

In recent years, an increase in global temperature, linked to the increased emission of fossil fuels, has been blamed for a decline in the population of sea birds. Global warming has caused both a rise in the average temperature of the open ocean, as well as a melting of the ice caps at the two poles. The warmer water in the open ocean has caused a decrease in the plankton population, which has significantly impaired the diet of seabirds. The melting of the ice caps at the poles means that birds who have depended of the ice environment (a source of algae) are needing to find new ways to obtain food (Climate change harms ocean life).

Credit for the activity

Parts of this lesson plan were modified from a lesson plan on the teacher’s guide web site,


Ver el vídeo: Por qué los pájaros no se electrocutan? (Agosto 2022).