Información

¿Diferencia entre inhibición recíproca y movimiento muscular regular?

¿Diferencia entre inhibición recíproca y movimiento muscular regular?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Estaba investigando una condición que tengo, inclinación pélvica anterior, bastante. Me encontré con un sitio web que describía parte del problema como inhibición recíproca. Esta fue mi confusión:

La inhibición recíproca, definida por casi todo el mundo, es la relajación de los músculos antagónicos a los músculos que se contraen actualmente, y viceversa. ¿En qué se diferencia de la flexión muscular regular? Cuando flexionamos un músculo, ¿no se relajan los músculos antagonistas para compensar, al igual que en la inhibición recíproca? Gracias.


¿Cuál es la diferencia entre la inhibición recíproca y el movimiento muscular regular?

La inhibición recíproca es parte de movimiento muscular regular. Está controlado por el reflejo de estiramiento controlado por el huso muscular. Es una parte importante del funcionamiento de un músculo y de la médula espinal, y no es patológico en absoluto. Sin embargo, este mismo reflejo, en un músculo excesivamente tenso en un extremo de una articulación, causaría un músculo excesivamente flojo en otro extremo de una articulación.

Aquí hay una imagen que muestra este reflejo, de Brust Practice of Neural Science, Capítulo 6.

No puedo darle ningún consejo médico en este sitio, así que no puedo poner eso en contexto, pero creo que responde a su pregunta de biología.


Perspectiva del ecografista y # x27 de evaluar la función diastólica

ANNITTA J. MOREHEAD BA, RDCS, en Diastología, 2008

Ejercicio de mano isométrica

El ejercicio isométrico, como un agarre sostenido, se utiliza para aumentar la poscarga. Se debe indicar al paciente que apriete toallas enrolladas o pelotas de tenis simultáneamente en un patrón de apretar / soltar, apretar / soltar y continuar haciéndolo hasta que la maniobra produzca una respuesta adecuada. El paciente no debe contener la respiración ni realizar Valsalva mientras realiza ejercicio isométrico.

Fisiológicamente, los efectos hemodinámicos de una empuñadura isométrica están relacionados con la disminución del tono vagal y el aumento del tono simpático. En un paciente con función diastólica normal, la realización de una empuñadura isométrica provoca un aumento de la frecuencia cardíaca, la presión arterial, el gasto cardíaco y la reversión venosa. La respuesta individual depende de la cantidad de ejercicio, la función del VI basal y el estado hemodinámico basal. En pacientes con disfunción del VI basal, el ejercicio isométrico aumentará las presiones de llenado del VI.


La edad reduce la inhibición recíproca cortical en humanos

La edad altera el control del movimiento voluntario. Una adaptación relacionada con la edad ampliamente observada es la mayor activación de los músculos antagonistas durante los movimientos voluntarios. Examinamos la posibilidad de que la edad también modifique la inhibición recíproca cortical. En jóvenes (27 años, norte= 6) y mayor (73 años, norte= 6) adultos se aplicó un estímulo eléctrico condicionante leve al nervio mediano en el codo. El estímulo de prueba, administrado por estimulación magnética transcraneal (TMS) en incrementos de 1 ms entre 11 y 24 ms después del estímulo de acondicionamiento eléctrico, evocó potenciales motores (MEP) en el extensor radial del carpo (ECR) y el flexor radial del carpo (FCR). La intensidad absoluta de TMS, expresada como el porcentaje de salida del estimulador, utilizada para producir MEP de control de 1 mV en la ECR fue similar en adultos jóvenes (media 58,5, desviación estándar ± 12,8%) y adultos mayores (60,3 ± 20,3%, PAG= 0,855). El tamaño del MEP de control en la ECR también fue similar en sujetos jóvenes (0,98 ± 0,10 mV) y ancianos (0,90 ± 0,14 mV, PAG= 0,686). La edad por interacción del intervalo de acondicionamiento (PAG= 0,001) mostró que los MEP en la ECR estaban significativamente deprimidos a los 14, 15, 16, 17, 18 y 19 ms (rango 55,5-65,9% del control, todos PAG& lt0.05) en comparación con un valor de control del 100% y con adultos mayores que no mostraron depresión. Los eurodiputados se mantuvieron en el nivel de control en el FCR y tampoco se vieron afectados en el primer interóseo dorsal. Estos datos confirman la existencia de inhibición recíproca cortical reportada previamente en humanos jóvenes y muestran que la edad reduce esta inhibición de manera similar a la reducción reportada previamente de inhibición recíproca espinal reportada en adultos mayores. Lo más probable es que la activación de los pares de músculos agonistas y antagonistas se organice en torno a un sistema dual de inhibición recíproca mediada cortical y espinalmente que se altera con la edad. Los datos también indican la necesidad de utilizar sujetos de control de la misma edad al comparar individuos con anomalías resultantes de trastornos que ocurren en la vejez.

Esta es una vista previa del contenido de la suscripción, acceda a través de su institución.


La verdad sobre las técnicas de PNF


Vol. 15 • Número 26 • Página 40

La rehabilitación neuromuscular propioceptiva es más que solo estiramiento y movimiento funcional

Al mencionar la facilitación neuromuscular propioceptiva (FNP), la mayoría de los médicos piensan en patrones de estiramiento o movimientos funcionales. Si bien es cierto que PNF se centra en el estiramiento y el movimiento funcional, también es mucho más. Las técnicas de PNF ayudan a desarrollar la fuerza y ​​la resistencia muscular, la estabilidad de las articulaciones, la movilidad, el control y la coordinación neuromuscular, todo lo cual tiene como objetivo mejorar la capacidad funcional general de los pacientes.

Desarrolladas en la década de 1940, las técnicas de PNF son el resultado del trabajo de Kabat, Knott y Voss. 1-3 Combinaron su análisis del movimiento funcional con teorías del desarrollo motor, control motor, aprendizaje motor y neurofisiología. 1

Con ese fin, las técnicas de FNP tienen amplias aplicaciones en el tratamiento de personas con afecciones neurológicas y musculoesqueléticas, con mayor frecuencia en la rehabilitación de la rodilla, el hombro, la cadera y el tobillo. 4

Técnicas de estiramiento

El estiramiento es un componente principal de la FNP. De hecho, el estiramiento PNF es superior a otras técnicas de estiramiento. 5-7

Los procedimientos de inhibición neuromuscular relajan de forma refleja los componentes contráctiles de los músculos acortados para que los pacientes puedan ganar rango de movimiento. Se utilizan diversas técnicas, entre ellas:

Hold-Relax. Esta técnica, familiar para la mayoría de los médicos, implica alargar un músculo tenso y pedirle al paciente que lo contraiga isométricamente durante varios segundos.

A medida que el paciente se relaja, el médico alarga más el músculo afectado y mantiene el estiramiento en el rango final de movimiento recién descubierto. Esta técnica se basa en la activación del órgano tendinoso de Golgi (GTO) para provocar una relajación muscular refleja. Se aplica fácilmente y se puede incorporar en programas de ejercicios y preventivos en el hogar.

Pero si bien la activación del GTO puede aumentar la flexibilidad, también puede predisponer al paciente a sufrir lesiones. Específicamente, el estiramiento PNF puede disminuir la actividad de los músculos isquiotibiales seleccionados. Un estiramiento repentino, que puede ocurrir durante la actividad funcional, puede predisponer a los pacientes a un mayor riesgo de lesión musculotendinosa si se aplica el estiramiento FNP directamente antes de la actividad. 8

Hold-Relax con contracción agonista. Esta técnica sigue el mismo procedimiento que la técnica Hold-Relax. Sin embargo, después de que el músculo tenso se contrae isométricamente contra la resistencia del médico, el paciente contrae concéntricamente el músculo opuesto al músculo tenso para mover activamente la articulación a través del rango aumentado. Luego, el médico aplica un estiramiento estático al final de este nuevo rango de movimiento y repite el proceso varias veces.

Contracción agonista. Con este estiramiento, el médico alarga pasivamente el músculo tenso (el antagonista) hasta su rango final. Luego, el paciente contrae de manera concéntrica el músculo opuesto al músculo tenso (el agonista) para mover la articulación a una nueva posición en el rango de movimiento. 1 El médico aplica una resistencia leve durante esta contracción, teniendo cuidado de permitir el movimiento a través del rango de movimiento. Esta técnica utiliza la inhibición recíproca para estimular la relajación y el alargamiento del músculo tenso durante la contracción del músculo agonista.

De las tres técnicas, Hold-Relax es la más utilizada. 4 Pero durante la última década, Hold-Relax with Agonist Contraction ha ganado popularidad. 4 Las investigaciones indican que las contracciones submáximas que son progresivas en intensidad durante el transcurso de un programa de rehabilitación aumentan la flexibilidad. 9 Para obtener los mejores resultados, los médicos deben utilizar el estiramiento FNP al principio del programa de rehabilitación y aumentar gradualmente la intensidad de las contracciones a lo largo del proceso de rehabilitación.

Si bien los médicos conocen la diferencia entre las tres técnicas, a menudo mezclan terminología. Por ejemplo, muchos médicos y autores se refieren al estiramiento Hold-Relax como estiramiento Contract-Relax. Algunos incluso incorporan una contracción concéntrica del músculo tenso contra una resistencia mínima antes de aplicar un segundo estiramiento.

Este procedimiento, sin embargo, es incorrecto y no permite ganancias máximas en flexibilidad. Cualquier disparo del GTO se niega en el momento en que la persona mueve la extremidad de regreso al punto de inicio de la contracción concéntrica.

Técnicas de fortalecimiento

Junto con el estiramiento, PNF fortalece el cuerpo a través de patrones diagonales, a menudo denominados patrones D1 y D2. También aplica señales sensoriales, específicamente retroalimentación propioceptiva, cutánea, visual y auditiva, para mejorar la respuesta muscular. 1 Los movimientos diagonales asociados con la FNP involucran múltiples articulaciones a través de varios planos de movimiento. Estos patrones incorporan movimientos de rotación de las extremidades, pero también requieren estabilidad del núcleo para que los pacientes completen con éxito los movimientos.

Existen dos pares de patrones diagonales. 10 Estos patrones se pueden realizar en flexión o extensión y a menudo se denominan técnicas de flexión D1, extensión D1, flexión D2 o extensión D2 para la extremidad superior o inferior. 1 Aunque los pacientes pueden realizar estos patrones con muchas formas de resistencia, la interacción entre el paciente y el médico es clave para el éxito temprano del fortalecimiento de la FNP. 1

Esta interacción requiere resistencia manual en todo el rango de movimiento a través de la colocación de la mano cuidadosamente colocada y una resistencia coreografiada apropiadamente. Al colocar las manos sobre los músculos agonistas, el médico aplica resistencia al grupo de músculos apropiado, mientras guía al paciente a través del rango de movimiento adecuado. 1

Al utilizar la resistencia manual, el médico puede realizar ajustes menores a medida que mejora la coordinación del paciente o se produce fatiga durante la sesión de rehabilitación. En general, la cantidad de resistencia aplicada es la cantidad máxima que permite un movimiento suave, controlado y sin dolor en todo el rango de movimiento. 10 Además del fortalecimiento de la resistencia manual, los patrones diagonales PNF mejoran la secuencia adecuada de la contracción muscular, de distal a proximal. Esto promueve el control y la coordinación neuromuscular. 1

Para mejorar la coordinación, el movimiento y la estabilidad, los médicos utilizan numerosas técnicas durante los ejercicios de PNF, entre ellas:

Estabilización rítmica. Esta técnica, que incorpora el movimiento pasivo de la articulación a través del rango de movimiento deseado, es una herramienta de enseñanza para reeducar el sistema neuromuscular para iniciar el movimiento deseado. La técnica comienza con el médico moviendo pasivamente la extremidad a través del patrón de movimiento deseado a la velocidad deseada varias veces. Luego progresa para promover el movimiento activo de asistencia o activo, con resistencia, a través del mismo patrón para ayudar al paciente a mejorar la coordinación y el control.

Inversión lenta. Esta técnica implica una contracción concéntrica dinámica del grupo de músculos agonistas más fuertes. Inmediatamente sigue una segunda contracción concéntrica dinámica, esta vez que involucra al grupo de músculos antagonistas más débiles. 1 Los períodos de descanso no ocurren entre las contracciones. Por lo tanto, esta técnica promueve las actividades rápidas y recíprocas que los grupos de músculos agonistas y antagonistas necesitan para muchas actividades funcionales.

Retención de inversión lenta. Esta técnica agrega una contracción isométrica (retención) en el rango final de cada grupo de músculos. Es especialmente beneficioso para mejorar la estabilidad dinámica de los grupos musculares proximales más grandes.

Isométricos alternos. Esta técnica fomenta la estabilidad de los músculos posturales del tronco y los estabilizadores de la cadera y la cintura escapular. Con isometría alterna, el paciente & # 8220 mantiene & # 8221 su posición, mientras que la resistencia manual se aplica alternativamente en un solo plano de un lado del cuerpo al otro. No debe ocurrir ningún movimiento.

En cambio, el paciente debe mantener la posición inicial de la extremidad afectada. Esta técnica puede fortalecer el tronco, una sola extremidad o extremidades bilaterales, y se puede aplicar con las extremidades en cadena cinética abierta o cerrada.

Estabilización rítmica alternante. Esta técnica es simplemente una extensión de isometría alterna en la que los grupos de músculos involucrados se contraen conjuntamente. La estabilización rítmica se realiza con mayor frecuencia en una posición de cadena cerrada para mejorar aún más la cocontracción muscular y la estabilidad de las articulaciones. 1

Con esta técnica, el médico aplica resistencia isométrica manual en un patrón multidireccional. El médico puede aplicar resistencia manual simultánea en múltiples direcciones, forzando a los múltiples grupos de músculos a contraerse simultáneamente para sostener y estabilizar la extremidad. Esta técnica es particularmente beneficiosa para contraer isométricamente los rotadores de articulaciones proximales. 1

Los ejercicios de PNF se pueden aplicar a pacientes de todas las edades. Klein y col. encontró que el uso de técnicas de FNP para adultos mayores mejoró el rango de movimiento, la fuerza isométrica y determinadas tareas de función física. 11

Estudios adicionales han demostrado que el estiramiento PNF es superior al estiramiento estático para mejorar la flexibilidad de los isquiotibiales en personas de 45 a 75 años. 12

Un estudio comparó el estiramiento PNF con el estiramiento estático en personas mayores activas. Mientras que el estiramiento estático y el estiramiento PNF produjeron ganancias en la flexibilidad de los isquiotibiales, el estiramiento PNF fue más beneficioso en los participantes menores de 65 años. 13

Otro estudio más demostró el valor del estiramiento PNF frente al estiramiento estático al comparar las técnicas en atletas olímpicos especiales. 14

Ya sea que promueva la flexibilidad, desarrolle la fuerza y ​​la resistencia muscular, mejore la estabilidad de las articulaciones o aumente el control y la coordinación neuromuscular, la FNP es una parte valiosa de cada programa de rehabilitación. La facilitación neuromuscular propioceptiva abarca todos los aspectos del proceso de rehabilitación y puede ayudar a los pacientes con diversas disfunciones a lograr sus objetivos.


Resultados

Todos los sujetos completaron todas las condiciones experimentales. Ninguno de los sujetos experimentó efectos secundarios de TMS durante los experimentos.

Mapa representativo del motor

Los RMT de los músculos FCR y ECR fueron 46,0 ± 1,6% y 43,6 ± 5,0% de la salida máxima del estimulador, respectivamente. Las áreas del mapa para los músculos FCR y ECR se muestran en la Figura 2. Las áreas de los músculos recíprocos se superpusieron claramente, aunque no eran idénticas. El CoG del FCR se localizó más lateralmente que el del ECR en 5 de 8 sujetos. El CoG del FCR estaba ubicado en X (anteroposterior) = 6,5 ± 2,6 mm y y (mediolateral) = 56,5 ± 2,3 mm, y el de la ECR estaba en X = 4,5 ± 3,6 mm y y = 56,4 ± 2,7 mm. El punto medio entre los CoG de los músculos FCR y ECR se ubicó en X = 5,3 ± 3,0 mm y y = 56,4 ± 2,3 mm.

El código de color de cada mapa de los músculos FCR (A) y ECR (B) varía de gris (0 mV) a blanco (0,5 mV o más). Las áreas del mapa de los músculos FCR y ECR se superpusieron claramente, aunque se distribuyeron de manera diferente. El centro de gravedad (círculo negro) del músculo FCR estaba ubicado en X (anteroposterior) = 6,5 ± 2,6 mm y y (mediolateral) = 56,5 ± 2,3 mm y el del músculo ECR se ubicó en X = 4,5 ± 3,6 mm y y = 56,4 ± 2,7 mm. FCR: flexor radial del carpo. ECR: extensor radial del carpo.

Excitabilidad cortical

En la Figura 3 se muestran las trazas EMG de los músculos FCR y ECR derechos en un sujeto representativo durante la tarea de recompensa probabilística. probabilidad de recompensa, mientras que la del músculo ECR fue la más baja para el 10% de probabilidad de recompensa (2 filas superiores). Sin embargo, la amplitud de MEP pico a pico del músculo FCR 1 s después de los estímulos de recompensa fue la más alta para el 90% de probabilidad de recompensa, mientras que la del músculo ECR fue la más baja para el 90% de probabilidad de recompensa (2 filas inferiores).

La amplitud MEP del músculo FCR 2 s antes de la respuesta fue la más alta para una probabilidad de recompensa del 10% durante la tarea, mientras que la del músculo ECR fue la más baja para una probabilidad de recompensa del 10%. Sin embargo, la amplitud MEP del músculo FCR 1 s antes de la respuesta fue la más alta para una probabilidad de recompensa del 90% durante la tarea, mientras que la del músculo ECR fue la más baja para una probabilidad de recompensa del 90%. MEP, potencial evocado por motor FCR, flexor radial del carpo ECR, extensor radial del carpo.

Las amplitudes relativas de MEP para los músculos FCR a ECR durante las tareas de recompensa probabilística se muestran en la Figura 4 (A, B) y la Tabla 1. El uso de ANOVA de medidas repetidas reveló una diferencia significativa de probabilidades 2 s después de la cruz de fijación roja (F = 4.153 , pag = 0.016) y 1 s después de los estímulos de recompensa / no recompensa (F = 1.86, pag& lt0.0001). Las pruebas post hoc mostraron que la amplitud relativa de MEP a los 2 s después de la cruz de fijación roja fue significativamente mayor para el 10% de probabilidad de recompensa que para el 90% de probabilidad de recompensa (pag = 0,008), mientras que la amplitud relativa de MEP 1 s después de los estímulos de recompensa / no recompensa fue significativamente mayor para el 90% de probabilidad de recompensa que para el 10% (pag = 0,001) y 50% (pag = 0,001) probabilidades de recompensa. Las amplitudes relativas de MEP para los músculos FCR y ECR 1 s después de la presentación del estímulo de recompensa se muestran en la Figura 4C y la Tabla 2. El uso de medidas repetidas ANOVA reveló una diferencia significativa de probabilidades 1 s después de los estímulos de recompensa (F = 12,98, pag& lt0.0001). Las pruebas post hoc mostraron que la amplitud relativa de MEP 1 s después de los estímulos de recompensa fue significativamente mayor para el 90% de probabilidad de recompensa que para el 10% (pag& lt0.0001) y 50% (pag = 0,006) probabilidades de recompensa. Sin embargo, las amplitudes relativas de MEP para los músculos FCR y ECR en 1 s después de la presentación de estímulos sin recompensa no cambiaron significativamente (pag = 0,225) (Figura 4D y Tabla 2).

Amplitud relativa de MEP en 2 (A) y 1 s después de los estímulos de recompensa / no recompensa (B) durante la tarea. La amplitud relativa de MEP a los 2 s después de la cruz de fijación roja fue significativamente mayor para el 10% de probabilidad de recompensa que para el 90% de probabilidad de recompensa (pag = 0,008) durante la tarea, mientras que la amplitud relativa de MEP en 1 s después de los estímulos de recompensa / no recompensa fue significativamente mayor para el 90% de probabilidad de recompensa que para el 10% (pag = 0,001) y 50% (pag = 0,001) probabilidades de recompensa. Gráficos de barras de las amplitudes relativas de MEP para los músculos FCR y ECR 1 s después de la presentación de los estímulos de recompensa (C) y solo presentación de estímulos sin recompensa (D) durante la tarea. La amplitud relativa de MEP en 1 s después de la presentación de los estímulos de recompensa fue significativamente mayor para el 90% de probabilidad de recompensa que para el 10% (pag& lt0.0001) y 50% (pag = 0,006) probabilidades de recompensa. Sin embargo, las amplitudes relativas de MEP para los músculos FCR y ECR en 1 s después de la presentación de estímulos sin recompensa no cambiaron significativamente.MEP, potencial evocado por motor FCR, flexor radial del carpo ECR, extensor radial del carpo.

Las diferencias en RMT, MEP relativo, SICI y SAI antes y después de las tareas de recompensa probabilística se muestran en la Tabla 3 y la Figura 5. Los cambios en RMT de FCR y ECR, MEP relativo, SICI de FCR y ECR, y SAI de la FCR y ECR para las probabilidades de recompensa del 10%, 50% y 90% fueron pequeñas y no fueron significativamente diferentes antes y después de las tareas de recompensa probabilísticas. Sin embargo, el SICI de la FCR se redujo significativamente después de un 10% de tareas de recompensa probabilística (pag = 0.0008).

RMT de FCR (A) y ECR (B) para una probabilidad de recompensa del 10%, RMT de FCR (C) y ECR (D) para una probabilidad de recompensa del 50%, RMT de FCR (mi) y ECR (F) para una probabilidad de recompensa del 90%, SICI de FCR (GRAMO) y ECR (H) para una probabilidad de recompensa del 10%, SICI de FCR (I) y ECR (J) para una probabilidad de recompensa del 50%, SICI de FCR (K) y ECR (L) para una probabilidad de recompensa del 90%, SAI de FCR (METRO) y ECR (norte) para una probabilidad de recompensa del 10%, SAI de FCR (O) y ECR (PAG) para una probabilidad de recompensa del 50%, y SAI de FCR (Q) y ECR (R) para una probabilidad de recompensa del 90%. Solo el SICI del FCR se redujo significativamente después de un 10% de tareas de recompensa probabilística (p = 0,0008). RMT, umbral motor en reposo SICI, inhibición intracortical de intervalo corto SAI, inhibición aferente de corta latencia FCR, flexor radial del carpo ECR, extensor radial del carpo.

Resultados de comportamiento

El tiempo de reacción medio fue de 913,3 ± 17,3 ms para el 10% de probabilidad de recompensa, 931,8 ± 14,7 ms para el 50% de probabilidad y 874,1 ± 14,3 ms para el 90% de probabilidad de recompensa. ANOVA de medidas repetidas no reveló una diferencia significativa en el tiempo de reacción entre las probabilidades de recompensa (F = 0,810, pag = 0,446). Cada sujeto recibió un total de 750 yenes japoneses (alrededor de $ 7.5) al final del experimento.


¿Diferencia entre inhibición recíproca y movimiento muscular regular? - biología

Determinantes de la flexibilidad
Andersen (2006) sugiere que los determinantes fundamentales de la flexibilidad son un conjunto de elementos multifactorial. Reconocer y comprender estos determinantes de la flexibilidad ayudará al profesional del ejercicio a determinar mejor los objetivos de flexibilidad adecuados para cada cliente. También se reconoce que la flexibilidad es una característica específica de cada articulación o grupo de articulaciones y, por tanto, no una característica absoluta de todas las articulaciones del cuerpo. Una inspección más profunda de la asociación de la edad, el género y la actividad física con la flexibilidad es relevante para los profesionales del ejercicio.

Edad y flexibilidad
Se ha demostrado que la flexibilidad disminuye hasta en un 50% en algunas áreas de las articulaciones con la edad cronológica. A partir de una población de 1000 hombres y mujeres de edad avanzada, Bassey et al. (1989) mostró que la abducción del hombro se redujo de manera gradual y consistente con la edad, y es aproximadamente un 25% menor que las normas de una población más joven. Eingauf y col. (1987) examinaron los cambios en la movilidad espinal de 109 mujeres de 20 a 84 años. Los resultados de este estudio indicaron que la movilidad de la columna disminuyó en un 20%, 33% y 50% para la flexión anterior, la flexión lateral y la extensión, respectivamente. Brown y Miller (1998) demostraron que el rango de movimiento para sentarse y estirarse disminuye aproximadamente un 30% para las mujeres de 20 a 70 años o más. Buckwalter (1997) propone que un deterioro gradual de la función celular en el cartílago, ligamentos, tendones y músculos con la edad es el mecanismo de esta pérdida de flexibilidad. Misner y sus colegas (1992) añaden que el colágeno, un componente principal del tejido conectivo, se vuelve denso (y más rígido) con el envejecimiento. Sin embargo, Bassey et al. Sugieren que esta pérdida de movimiento se puede minimizar con ejercicios regulares de estiramiento y rango de movimiento.

Género y flexibilidad
Se ha demostrado que debido a pequeñas diferencias en las estructuras de las articulaciones y la anatomía del tejido conectivo, las mujeres tienen un rango de movimiento ligeramente mayor que los hombres para la mayoría de los movimientos de las articulaciones. Con una muestra de 190 sujetos masculinos y femeninos con edades comprendidas entre los 18 y los 88 años, Bell y Hoshizaki (1981) midieron 17 acciones articulares en 8 articulaciones específicas. Se encontró que las mujeres tenían una mayor flexibilidad general que los hombres. En la evaluación de las articulaciones de la parte superior del cuerpo (hombro, codo, muñeca, tronco y cuello) de un grupo de 41 sujetos (22 varones y mujeres jóvenes de 25 a 35 años y 19 sujetos maduros de sexo masculino y femenino de 65 a 80 años), Doriot y Wang (2006) también encontraron que las mujeres tienen un rango de movimiento significativamente mayor en varias acciones articulares. Sin embargo, Doriot y Wang señalan que el efecto del género en el rango de movimiento es mucho menor que el de la edad.

Actividad física y flexibilidad
En su mayor parte, las personas físicamente activas tienen una mayor flexibilidad en las articulaciones que utilizan regularmente en comparación con sus contrapartes físicamente inactivas. Voorrips y col. (2009) confirmaron con una población de 50 mujeres maduras (edad media de 71 años) que aquellos sujetos que caminaban más regularmente (y más actividad física) tenían una mayor flexibilidad en la cadera y la columna (según la evaluación de la prueba de sentarse y estirarse) ) que sus contrapartes menos activas. Kerrigan y col. (2001) declaran que estos datos sugieren una aplicación muy significativa con la prevención de caídas. Los investigadores demostraron que la rigidez de la cadera se asocia con más caídas, al comparar 16 sujetos ancianos (8 hombres y 8 mujeres con una edad promedio = 77 años) con antecedentes de caídas a 23 sanos que no cayeron (10 hombres y 13 mujeres con una edad promedio = 73 años). años). Los autores recomiendan específicamente el estiramiento con extensión de cadera como una intervención necesaria para la prevención de caídas en esta población. Misner y colegas (1992), en un estudio a largo plazo de 5 años con 12 mujeres de 50 a 71 años, mostraron que el ejercicio regular (15 a 30 minutos de estiramiento y 30 a 60 minutos de caminata o aeróbicos acuáticos) 3 veces por semana durante 5 años aumentó significativamente el rango de movimiento del hombro y la cadera (3% - 22% en diversas acciones articulares). Los autores añaden que el ejercicio también ayudó a los sujetos a realizar las actividades de la vida diaria de manera mucho más eficiente. De hecho, ACSM (2006) recomienda que los programas de ejercicios preventivos y de rehabilitación deben incluir actividades que promuevan el mantenimiento de la flexibilidad.

¿Cuáles son los métodos de estiramiento para aumentar la flexibilidad?
Hay varios métodos conocidos (y variaciones dentro de cada método) para aumentar la flexibilidad, incluyendo estiramiento pasivo, estiramiento estático, estiramiento balístico, estiramiento dinámico, técnicas de facilitación neuromuscular propioceptiva (PNF), estiramiento de contracción-relajación y estiramiento de resistencia.

El estiramiento pasivo generalmente se realiza con un compañero que aplica un estiramiento sostenido a una articulación relajada. El estiramiento en pareja requiere una estrecha comunicación entre el cliente y el profesional del ejercicio, y una aplicación lenta del estiramiento para evitar una manipulación forzada del segmento corporal y una posible lesión.
El estiramiento balístico implica un enfoque de rebote para alcanzar el punto final de movimiento del músculo objetivo. Una preocupación con el uso del estiramiento balístico es que a menudo se realiza de forma brusca y oscilante que puede producir una tensión o un trauma indeseables en el músculo estirado y los tejidos conectivos asociados. Puede producir un potente reflejo de estiramiento (consulte la barra lateral 1. Pregunta # 10 para una explicación detallada) que se opondrá al alargamiento del músculo.

El estiramiento dinámico incorpora un rango activo de movimientos de movimiento que tienden a parecerse a acciones específicas del deporte o del movimiento. Por ejemplo, un jugador de voleibol puede realizar algunas acciones de flexión / extensión del hombro antes de jugar en un juego de voleibol. Por tanto, la naturaleza rítmica de un estiramiento dinámico controlado tiene una aplicación funcional debido a su similitud con la tarea de movimiento principal. El estiramiento dinámico se incorpora a menudo en la fase "activa" de los calentamientos de la clase del Grupo X.

El estiramiento estático o de retención es probablemente la técnica de flexibilidad más utilizada y es muy segura y eficaz. Con esta técnica, un músculo o grupo de músculos se estira gradualmente hasta el punto de limitación (una tensión uniforme leve) y, por lo general, se mantiene en esa posición durante un período de 15 a 30 segundos.

Las técnicas de estiramiento PNF fueron desarrolladas por el Dr. Herman Kabat en la década de 1950 como parte de su trabajo terapéutico con pacientes que padecían parálisis y enfermedades musculares (Sharman, Cresswell y Rick, 2006). Hay varias variaciones de estiramiento PNF. El método de contraer-relajar implica contraer inicialmente el músculo objetivo seguido de relajar y estirar el músculo objetivo con la ayuda de un compañero o con fuerza aplicada como una toalla o una cuerda. Una variación del método de contracción-relajación es realizar una contracción del músculo OPUESTO (músculo en el lado opuesto de la articulación) durante la fase de estiramiento del músculo objetivo para llevarlo a un nuevo punto final de movimiento (aumento adicional del estiramiento). Este método se conoce como método contraer-relajar agonista-contraer (Sharman, Cresswell y Rick, 2006). Es importante destacar que las técnicas tradicionales de FNP implican realizar los estiramientos en movimientos diagonales o en espiral para promover el movimiento a través de varios planos de movimiento. Consulte el Cuadro de enfoque 1 para leer sobre los mecanismos neurofisiológicos propuestos para el estiramiento de la FNP.

Las técnicas de contracción-relajación siguen la misma metodología de "contracción-relajación" del estiramiento PNF, aunque el patrón de movimiento tiende a implicar un movimiento de una sola articulación a través de un plano.

El estiramiento por resistencia ha ganado mucha atención de los medios y ha despertado el interés de los profesionales. Esta es la técnica de estiramiento / fortalecimiento que la sensación de nadadora olímpica en cuatro ocasiones, Dara Torres, respalda como un componente importante de su éxito en el entrenamiento. El estiramiento por resistencia se enfoca en contraer los músculos objetivo a medida que se alargan. En la primera fase de esta técnica, los músculos objetivo se colocan en la posición acortada. En esta posición, el cliente CONTRATA el (los) músculo (s) objetivo. Mientras está contraído, el músculo se lleva a través de un rango completo de movimiento (alargado). Por lo tanto, el estiramiento de resistencia incorpora un componente de fortalecimiento en todo el rango de movimiento. En esencia, es una contracción ECCÉNTRICA cuidadosamente realizada (con un profesional capacitado). Los creadores del entrenamiento de resistencia incorporan algunos patrones de rotación muy detallados (para desafiar al músculo en múltiples planos) con esta técnica en particular. Para obtener más información y recursos sobre el estiramiento de la resistencia, el lector de la FIP puede consultar este sitio web: http://www.innovativebodysolutions.com/

Temas controvertidos de flexibilidad
Los temas más controvertidos con la flexibilidad incluyen la prevención de lesiones, la prevención del dolor muscular, el entrenamiento de fuerza muscular y la mejora del rendimiento. Se han realizado varios cientos de estudios sobre estos temas, desde estudios aleatorizados y controlados (la forma de evidencia más poderosa) hasta los de observación general (el tipo de evidencia menos cierto). Para abordar específicamente estas cuestiones controvertidas, se seleccionaron para este artículo artículos de revisión recientes publicados en publicaciones influyentes revisadas por pares. La eficacia de este enfoque es que los artículos de revisión evalúan y resumen rigurosamente los hallazgos de una serie de estudios científicos y proporcionan el "estado de conocimiento" general sobre un tema específico.

El impacto del estiramiento previo al ejercicio en el riesgo de lesiones
Quizás una de las revisiones de investigación más exhaustivas y completas sobre el impacto del estiramiento y el riesgo de lesiones deportivas fue completada por Thacker et al. (2004). Los autores concluyen que el estiramiento previo al ejercicio no previene las lesiones entre los atletas de competición o recreativos. Thacker y sus colegas añaden que las teorías que explican por qué el estiramiento previo al ejercicio antes del ejercicio puede no prevenir las lesiones proponen que existe una alteración en la distensibilidad del tejido conjuntivo articular (capacidad del tejido para extenderse adecuadamente en respuesta a la presión aplicada). En algunos casos esta alteración puede conducir a una mayor inestabilidad articular. Thacker y sus colegas señalan que los estudios que incorporan una combinación previa al ejercicio de ejercicios de resistencia, acondicionamiento corporal y calentamiento son prometedores para una mejor prevención de lesiones. Quizás esta sea una nueva dirección a seguir por los profesionales del fitness.

El impacto del estiramiento en la prevención o reducción del dolor muscular.
Herbert y de Noronha (2009) resumen que no se ha demostrado que el estiramiento antes y después del ejercicio imparta ninguna protección adicional contra el dolor muscular. Por lo tanto, el estiramiento no alivia algunos de los mecanismos del dolor muscular, incluido el daño a la ultraestructura del músculo, la acumulación de iones de calcio, la inflamación celular, la hinchazón y la activación de los receptores del dolor.

El impacto del estiramiento en la fuerza muscular
Aunque el estiramiento y el entrenamiento de fuerza se recomiendan como parte de cualquier programa de entrenamiento integral, ahora se están logrando mejores formas de incluirlos en una sesión de entrenamiento. Al observar los efectos agudos (inmediatos) del estiramiento antes del entrenamiento de fuerza, Rubini, Costa y Gomes (2007) señalan que la investigación indica que el estiramiento estático y PNF (que es lo que la mayoría de los estudios han utilizado) han mostrado disminuciones en la fuerza MÁXIMA de 4,5% a 28%. Sin embargo, la mayor parte de esta investigación ha utilizado más de un ejercicio de estiramiento para el mismo grupo de músculos con tiempos totales de estiramiento de 120 a 3600 segundos, lo cual es mucho más de lo recomendado para incrementos óptimos de flexibilidad (según ACSM (2006), 4 estiramientos de 30 segundos un total de 120 segundos es óptimo). Rubini, Costa y Gomes añaden que cuando la sesión de flexibilidad total es más corta (de 30 segundos a 480 segundos), la investigación muestra poco o ningún compromiso del estiramiento justo antes de la producción de fuerza máxima. Es importante (y prácticamente) que los entusiastas del ejercicio no entrenan a diario hasta su máxima contracción voluntaria, donde se observan compromisos en la fuerza en la investigación. Curiosamente, Rubini y sus colegas destacan que no existe un consenso científico en la investigación sobre el mecanismo subyacente que explica la pérdida de producción de fuerza en el músculo después del estiramiento.

El impacto del estiramiento en el rendimiento
Los estudios que investigan la flexibilidad y el rendimiento deportivo centran la atención en las áreas de capacidad de salto, torque (fuerza de rotación), economía de carrera y producción de fuerza máxima. Shrier (2004) revisó 23 estudios, que cuando se combinaron han incluido técnicas de estiramiento estático, PNF y balístico con ambos sexos (desde niños hasta adultos) de individuos no entrenados hasta atletas altamente competitivos. Los hallazgos de esta investigación, que están respaldados por otras revisiones (Haff, 2006), revelan que el estiramiento regular, cuando se realiza en momentos distintos a ANTES del desempeño, puede generar resultados de desempeño positivos a largo plazo. Sin embargo, el estiramiento previo al rendimiento puede generar resultados de rendimiento negativos o insignificantes.

Pensamientos finales
Este artículo simboliza un importante triunfo de la investigación aplicada. Durante muchas décadas, los entrenadores, atletas y otros han promocionado los numerosos beneficios de la flexibilidad. Como se ve en disciplinas similares, las creencias empíricas de pioneros clave a menudo guían el campo. Sin embargo, como se observa con flexibilidad, muchas de estas creencias no han demostrado ser precisas cuando se las cuestiona a través del punto de referencia de la investigación científica. Esto no minimiza la importancia de la flexibilidad como un componente de la aptitud física, pero orienta mejor al profesional del ejercicio a incorporarla en los diseños de programas para los clientes.

Cuadro de enfoque 1. Mecanismos propuestos para el estiramiento del FNP: ¡continúa la controversia!
El mecanismo propuesto de estiramiento del FNP implica dos fenómenos neurofisiológicos denominados inhibición autógena e inhibición recíproca (Sharman, Cresswell y Rick, 2006). La inhibición autógena, también llamada "reflejo miotático inverso", se refiere a una reducción (o inhibición) de la excitabilidad de un músculo en contracción. Esta entrada inhibitoria proviene de los receptores sensoriales en los tendones (del músculo diana) conocidos como órganos tendinosos de Golgi. Por tanto, en la fase de contracción del estiramiento de PNF de contracción-relajación, el músculo objetivo (que se va a estirar) se contrae, lo que provoca una inhibición autógena. A esto le sigue un estiramiento del músculo objetivo (inhibiendo así la entrada neural y permitiendo una mayor amplitud de movimiento). La inhibición recíproca implica la fase "agonista-contrato" del método de FNP contrato-relajación agonista-contrato. Cuando el músculo opuesto se contrae, se siente que se envían mensajes inhibitorios al músculo objetivo para que se relaje (permitiendo así un estiramiento prolongado). Por lo tanto, la idea es que cuanto más se pueda relajar el músculo mediante la inhibición autógena y la inhibición recíproca, más se podrá alargar el músculo y mayores serán las ganancias en flexibilidad (Haff, 2006).
La polémica trama 'se complica'
En un artículo de revisión contemporáneo, Gordon Chalmers (2004) sostiene que la explicación histórica de la inhibición autógena y recíproca son explicaciones convenientes, pero las últimas décadas de investigación denotan que está en juego una respuesta neuromuscular mucho más compleja. Afirma que la investigación muestra que las posibles propiedades viscoelásticas del músculo (ver Cuadro de enfoque 2 para más información sobre viscoelástica) y un fenómeno inexplicable conocido como 'tolerancia al estiramiento' son posibles mecanismos observados con cambios agudos en el rango de movimiento del estiramiento PNF. Shrier (1999) continúa diciendo que el estiramiento puede provocar un "efecto analgésico", lo que resulta en un aumento del umbral del dolor (o tolerancia al dolor) sin cambios reales en la rigidez muscular para estirarse. Esta hipótesis del "efecto analgésico" se conoce como "tolerancia al estiramiento". Claramente, se necesita una investigación más sofisticada para identificar y comprender esta nueva hipótesis con el estiramiento.

Cuadro de enfoque 2. ¿Cuáles son las propiedades "viscoelásticas" del músculo?
El músculo está compuesto por fibras viscosas (sarcoplasma), elásticas (filamentos musculares) y no elásticas (tejido conectivo). Las propiedades elásticas del músculo son muy similares a las de un resorte (Chalmers, 2006). Un resorte se alargará en proporción directa a una fuerza aplicada y volverá a su longitud de reposo natural al liberar la fuerza. Cuando se estira un músculo, la resistencia pasiva al alargamiento del estiramiento se denomina "relajación por estrés". Con la sujeción sostenida del estiramiento, el músculo se alargará gradualmente, una propiedad viscoelástica conocida como "fluencia". Clalmers explica que cuando se mantiene un estiramiento, hay una reducción (alrededor del 30%) en la "relajación del estrés" (por lo tanto, una relajación transitoria en la tensión muscular). Woods, Bishop y Jones (2007) subrayan que los mayores aumentos en la longitud del músculo se producen dentro de los primeros 15 minutos después de completar tres estiramientos estáticos de 30 segundos. Las propiedades viscoelásticas del músculo muestran que un músculo proporcionará su mayor resistencia al estiramiento cuando el estiramiento se aplica rápidamente, por lo que es la razón científica para el estiramiento lento de un músculo (Chalmers, 2006). Con el estiramiento regular a largo plazo, se proponen cambios viscoelásticos en el tejido conectivo circundante y el tendón (unido al músculo objetivo), que aumentan ligeramente la elasticidad de la unidad músculo-tendón (Kubo, et al. 2001). De Deyne (2001) concluye que se producen otros cambios biológicos celulares y moleculares en el músculo, incluida la adición de más sarcómeros (unidad estructural de una célula muscular) al músculo.

Barra lateral 1. Preguntas frecuentes y respuestas sobre flexibilidad
1) ¿Cuánto tiempo debe mantener un estiramiento para mejorar la flexibilidad? En revisión de la literatura científica existente, ACSM (2006) recomienda mantener un estiramiento de 15 a 30 segundos.
2) ¿Cuáles son los momentos óptimos para repetir un estiramiento? Según ACSM (2006), de dos a cuatro repeticiones es óptimo ya que las repeticiones adicionales no generan beneficios adicionales.
3) ¿Cuántos días a la semana debería estirarse alguien? El rango de demandas de movimiento de cada persona es diferente, pero ACSM (2006) sugiere como mínimo de 2 a 3 días a la semana. ACSM continúa diciendo que de 5 a 7 días a la semana de algún tipo de rutina de estiramiento sería lo ideal para la mayoría de las personas.
4) ¿Qué es el síndrome de hipermovilidad? El síndrome de hipermovilidad es una laxitud congénita (presente al nacer pero no necesariamente hereditaria) de algunos ligamentos y articulaciones. Ocurre con mayor frecuencia en las rodillas, codos, muñecas, manos y tobillos (Adib et al., 2005).
5) ¿Qué son los propioceptores? Los nervios especializados que comunican información sobre el sistema musculoesquelético al sistema nervioso central se denominan propioceptores. Los propioceptores (también llamados mecanorreceptores) son la fuente de toda propiocepción, que es la percepción de la posición y el movimiento del propio cuerpo. Los propioceptores se encuentran en todas las terminaciones nerviosas de las articulaciones, músculos y tendones. Los propioceptores relacionados con el estiramiento se encuentran en los tendones (órganos tendinosos de Golgi) y en las fibras musculares (husos musculares).
6) ¿Cuál es el mejor método de flexibilidad? En una revisión de 27 estudios revisados ​​por pares sobre estas técnicas de rango de movimiento, Thacker et al. (2004) observaron que se ha demostrado que todos los métodos son muy efectivos para mejorar el rango de movimiento sin un mejor método claro. De hecho, varios estudios muestran que la FNP es superior a la estática y dinámica, mientras que otros estudios han mostrado la misma efectividad de varios métodos de estiramiento (Haff, 2006). Sin embargo, Sharman, Cresswell y Rick (2006)
afirman que, dado que el estiramiento PNF mejora el rango de movimiento pasivo y activo, puede proporcionar beneficios funcionales adicionales.
7) Al hacer estiramientos PNF, ¿contrae al máximo el músculo objetivo? Convencionalmente, se han recomendado las contracciones máximas porque se consideró que los órganos del tendón de Golgi (receptores en el tendón de las unidades músculo-tendinosas) solo responden a fuerzas elevadas. De hecho, los órganos del tendón de Golgi son sensibles a fuerzas muy bajas y una contracción de tan solo 20% a 70% de la contracción máxima será suficiente (Sharman, Cresswell y Rick, 2006). La menor intensidad de las contracciones ayudará a reducir el riesgo de cualquier tipo de lesión por el estiramiento de la FNP.
8) ¿Sugiere la investigación la mejor aplicación del estiramiento PNF? La investigación basada en la evidencia proporciona las siguientes recomendaciones (Sharman, Cresswell y Rick, 2006).
una. Duración de la contracción estática del músculo objetivo de 3 a 15 segundos
B. Intensidad de la contracción del músculo objetivo del 20% al 70% (consulte el n. ° 7 para obtener una explicación). Sharman, Cresswell y Rick (2006) señalan que existe evidencia de que los aumentos progresivos de intensidad (dentro del rango del 20% al 70%) pueden proporcionar mayores ganancias en el rango de movimiento.
C. Intensidad de la contracción del músculo opuesto: ningún estudio ha investigado esta fase de los estiramientos PNF
D. Una repetición completa parece ser suficiente (es decir, UN contrato-relajación o UN contrato-relajación agonista-contrato)
9) ¿Las compresas calientes antes del estiramiento mejorarán el rango de movimiento? Knight y colegas (2001) compararon el estiramiento activo, el estiramiento estático, las compresas calientes (calor superficial antes del estiramiento) y el ultrasonido (calor profundo antes del estiramiento) de los músculos flexores plantares con noventa y siete (59 mujeres, 38 hombres) sujetos que tenía un rango de movimiento de dorsiflexión limitado. Todos los grupos aumentaron el rango de movimiento activo y pasivo, siendo la intervención de calor profundo la más efectiva.
10) Explique el reflejo de estiramiento. A medida que se estira un músculo, también se estira el huso muscular (que corre paralelo a las fibras musculares). El huso muscular registra el cambio de longitud (y la velocidad del cambio de longitud) y transmite esta señal a la médula espinal. Esto desencadena el reflejo de estiramiento (también llamado reflejo de estiramiento miotático), que inicialmente intenta oponerse al cambio en la longitud del músculo haciendo que el músculo estirado se contraiga. Cuanto más repentino sea el cambio en la longitud del músculo, más fuerte será la contracción del músculo. Por lo tanto, el huso muscular intenta proteger al músculo de lesiones. Una de las razones para mantener un estiramiento durante un período de tiempo sostenido (15-30 segundos) es que el huso muscular se acostumbra gradualmente a la nueva longitud y reduce su señalización opuesta, lo que permite un mayor alargamiento muscular.

Barra lateral 2. Calentamiento versus estiramiento: aclaremos la confusión
El componente de calentamiento del entrenamiento y de flexibilidad (estiramiento) de un entrenamiento no debe confundirse. Calentar antes del ejercicio es la preparación esencial necesaria para aumentar el entrenamiento. Thacker y sus colegas (2004) afirman que el calentamiento es una actividad física que aumenta el flujo sanguíneo (vasodilatación) a los tejidos en funcionamiento, la velocidad de los impulsos nerviosos a los músculos y el suministro de oxígeno y alimentos para la liberación de energía. Este aumento en el flujo sanguíneo también mejora la eliminación de productos de desecho del músculo. En conjunto, Thacker et al. Afirman que estos cambios preparan al cuerpo para un ejercicio vigoroso al mejorar las propiedades metabólicas (reacciones para producir ATP) del músculo y mejorar la eficiencia mecánica de la contracción muscular y la producción de fuerza. Safran y col. (1988) demostraron (a partir de su investigación con un modelo animal) que el calentamiento es un componente imperativo de prevención de lesiones antes del ejercicio porque aumenta la elasticidad de la unidad músculo-tendinosa. Por el contrario, el propósito del estiramiento, como se describe a lo largo de este artículo, es aumentar el rango de movimiento alrededor de una articulación y un grupo de articulaciones. Woods, Bishop y Jones (2007) afirman que el calentamiento debe tener una intensidad relativa del 40-60% del VO2máx de una persona, induciendo quizás algo de sudoración leve sin fatiga.

Barra lateral 3. Pautas de flexibilidad para el profesional del ejercicio
Aquí hay algunas pautas de estiramiento útiles para que los profesionales del ejercicio las consideren con los programas de estiramiento de sus clientes. Tenga en cuenta que algunas pautas NO son apropiadas para todos los métodos. Por ejemplo, la técnica de estiramiento de resistencia implica la contracción de los músculos en todo el rango de movimiento, que es bastante diferente de los métodos de estiramiento tradicionales.
1. Evalúe la flexibilidad de su cliente para identificar sus fortalezas y debilidades.
2. Diseñar un programa de estiramiento que permita al cliente potenciar su actividad física y / o participación deportiva.
3. Asegúrese de que los músculos se hayan calentado adecuadamente antes de realizar cualquier técnica de estiramiento muscular.
4. Realice estiramientos como mínimo de 2 a 3 veces por semana, e idealmente de 5 a 7 días a la semana.
5. Estire todos los grupos de músculos principales, así como los grupos de músculos opuestos.
6. Concéntrese en los músculos involucrados en el estiramiento, minimizando el movimiento de otras partes del cuerpo.
7. Mantenga los estiramientos entre 15 y 30 segundos.
8. Estírese hasta el límite del movimiento, no hasta el punto del dolor. Esto se conoce como el & quotendpoint & quot del estiramiento.
9. Mantenga la respiración lenta y rítmica mientras realiza los estiramientos. Indique al cliente que EXHALE lentamente a medida que se extienden hasta el punto final del estiramiento. Explique que cuando una persona exhala, los músculos del diafragma y de la cavidad torácica se relajan, lo que promueve una relajación más eficaz de los músculos objetivo durante el estiramiento.
10. Estire los músculos en varias posiciones, ya que el estiramiento en diferentes planos puede mejorar la amplitud general de movimiento de la articulación.
11. Incorpore algunos estiramientos que intenten relajar el músculo objetivo antes de comenzar el estiramiento. Esto se puede lograr sacando el músculo de una posición de soporte de peso y / o estabilización del cuerpo antes del estiramiento.
12. Estírese después de cada entrenamiento vigoroso para estimular la relajación de la mente y el cuerpo.
13. Si el estiramiento produce dolor en el área de la articulación, retroceda el movimiento y asegúrese de que la técnica de estiramiento sea la correcta. Puede ser necesario probar otra posición o un ejercicio (o método) de estiramiento diferente para los músculos objetivo.

Bio:
Len Kravitz, Ph.D., es el Coordinador del Programa de Ciencias del Ejercicio e Investigador de la Universidad de Nuevo México, donde recientemente ganó el premio "Maestro Destacado del Año". Len fue galardonado con los premios 1999 Canadian Fitness Professional & # 147 International Presenter of the Year & # 148 y Canadian Fitness Professional & # 147 Specialty Presenter of the Year & # 148 premios y elegido como el American Council on Exercise 2006 & quot Fitness Educator of the Year & # 148 .

Referencias:
ACSM. (2006). Directrices del ACSM para pruebas de ejercicio y prescripción (7ª ed.). Filadelfia: Lippincott Williams y Wilkins.

Adib, N., Davies, K., Grahame, R., Woo, P. Murray, K.J. 2005). Síndrome de hipermovilidad articular en la infancia. ¿Un trastorno multisistémico no tan benigno? Reumatología, 44 (6), 744-750.

Andersen, J.C. (2006). Flexibilidad en el desempeño: conceptos fundamentales y cuestiones prácticas. Terapia atlética hoy, 11 (3), 9-12.

Bassey, E.J., Morgan, K., Dallosso, H.M. y Ebrahim, S.B. (1989). Flexibilidad de la articulación del hombro medida como rango de abducción en una gran muestra representativa de hombres y mujeres mayores de 65 años. Revista europea de fisiología ocupacional y fisiológica aplicada, 58 (4), 353-360.

Bell, R.D. y Hoshizaki, T.B. (1981). Relaciones de edad y sexo con rango de movimiento de diecisiete acciones articulares en humanos. Revista Canadiense de Ciencias del Deporte Aplicadas, 6 (4), 202-206.

Brown, D.A. y Miller, W.C. (1998). Datos normativos de fuerza y ​​flexibilidad de la mujer a lo largo de la vida. Revista europea de fisiología ocupacional y fisiológica aplicada, 78 (1), 77-82.

Buckwalter, J.A. (1997). Mantener y restaurar la movilidad en la mediana y vejez: la importancia de los tejidos blandos. Conferencias del curso de instrucción, 46, 459-469.

Chalmers, G. (2004). Reexamen del posible papel del órgano tendinoso de Golgi y los reflejos del huso muscular en el estiramiento muscular de facilitación neuromuscular propioceptiva. Biomecánica deportiva, 3 (1), 159-183.

De Deyne, P.G. (2001). Aplicaciones del estiramiento pasivo y sus implicaciones para las fibras musculares. Fisioterapia, 81 (2), 819-827.

Doriot, N. y Wang, X. (2006). Efectos de la edad y el sexo en el rango máximo de movimiento voluntario de las articulaciones de la parte superior del cuerpo. Ergonomía, 49 (3), 269-281.

Einkauf, D.K, Gohdes, M.L., Jensen, G.M. y Jewel, M.J. (1987). Cambios en la movilidad espinal con el aumento de la edad en las mujeres. Fisioterapia, 67 (3), 370-375.

Haff, G.G. (2006). Mesa redonda. Entrenamiento de flexibilidad. Diario de fuerza y ​​acondicionamiento, 28 (2), 64-85.

Herbert, R.D. y de Noronha, M. (2009). Estirarse para prevenir o reducir el dolor muscular después del ejercicio (Revisión). The Chochrane Collaboration, 1, 1-31.

Kerrigan, D.C., Lee, L.W., Collins, J.J., Riley, P.O. y Lipsitz, L.A. (2001). Reducción de la extensión de la cadera al caminar: Ancianos sanos y caídos versus adultos jóvenes. Archivos de Medicina Física y Rehabilitación, 82, 26-30.

Knight, C.A., Rutledge, C.R., Cox, M.E., Acosta, M. y Hall, S.J. (2001). Efecto del calor superficial, calor profundo y calentamiento con ejercicio activo sobre la extensibilidad de los flexores plantares. Fisioterapia, 81 (6), 1206-1214.

Kubo, K., Kaneshisa, H., Kawakami, Y. y Fukunaga, T. (2001). Influencia del estiramiento estático en las propiedades viscoelásticas de las estructuras de los tendones humanos in vivo. Revista de fisiología aplicada, 90, 520-527.

Misner, J.E., Massey, B.H., Bemben, M., Going. S. y Patrick, J. (1992). Efectos a largo plazo del ejercicio en el rango de movimiento de las mujeres mayores. Revista de fisioterapia ortopédica y deportiva, 16 (1), 37-42. 213-224.

Rubini, E.C., Costa, A.L.L. y Gomes, P.S.C. (2007). Los efectos del estiramiento en el rendimiento de la fuerza. Medicina deportiva, 37 (3), 213-224.

Safran, M.R., Garrett, W.E., Seaber, A.V., Glisson, R.R. y Ribbeck, B.M. (1988). El papel del wamup en la prevención de lesiones musculares. Revista estadounidense de medicina deportiva, 16 (2), 123-129.

Sharman, M.J., Cresswell, A.G. y Riek, S. (2006). Estiramiento propioceptivo de facilitación neuromuscular: mecanismos e implicaciones clínicas. Medicina deportiva, 36 (11), 929-939.

Shrier, I. (2004). ¿El estiramiento mejora el rendimiento? Una revisión sistemática y crítica de la literatura. Revista clínica de medicina deportiva, 14 (5), 267-273.

Shrier, I. (1999). Estirarse antes del ejercicio no reduce el riesgo de lesiones locales. Una revisión crítica de la literatura científica básica y clínica. Revista clínica de medicina deportiva, 9 (4), 221-227.


Estiramiento efectivo

Para trabajar con la teoría postural / fásica, es esencial tener buenas técnicas de estiramiento y habilidades de enseñanza y visualizar la vía funcional de un músculo. En el ejemplo anterior, el recto femoral es el único músculo postural del grupo de cuádriceps. Como músculo biarticular, el estiramiento debe tener en cuenta tanto la articulación de la cadera como la de la rodilla.

(El conocido estiramiento del talón a la nalga se aplica solo a los cuádriceps cortos). Los cuádriceps largos requieren una posición de rodillas (Figura 1) o de costado (Figura 2) en la que, en su configuración ideal, la articulación de la cadera es al menos en extensión neutra y la articulación de la rodilla flexionada a 90 grados. El estiramiento debe mantenerse durante al menos 30 segundos, realizarse al menos dos veces y ser supervisado en la etapa de aprendizaje. Los entrenadores deben entrenar a sus clientes para que desarrollen gradualmente la longitud total del descanso en este ejercicio de estiramiento intensivo.


Rango de movimiento y flexibilidad

Jeff G. Konin PT, PhD, ATC, FACSM, FNATA, Brittany Jessee PT, DPT, en Rehabilitación física del atleta lesionado (cuarta edición), 2012

Técnicas propioceptivas de facilitación neuromuscular

El PNF puede definirse como un método para promover o acelerar la respuesta de los mecanismos neuromusculares mediante la estimulación de mecanorreceptores. 56, 87 Las técnicas de estiramiento PNF se basan en una reducción de la actividad sensorial a través de los reflejos espinales para provocar la relajación del músculo a estirar. El principio de inhibición recíproca de Sherrington demuestra la relajación del músculo que se estira (agonista) a través de la contracción concéntrica voluntaria de su músculo opuesto (antagonista). 56, 64, 70 Muchos estudios 58, 59-61, 64-68, 70, 71, 88, 89 apoyan la eficacia de la FNP y muestran mayores aumentos en la flexibilidad cuando se utiliza la FNP en lugar de técnicas de estiramiento estáticas o dinámicas. Otras investigaciones 57, 62, 63, 69, 72 han encontrado que la FNP es al menos tan eficaz como otros tipos de estiramiento. Originalmente, la FNP se describió como una técnica de rehabilitación para quienes se recuperaban de trastornos neurológicos, 56 pero la técnica también tiene la capacidad de utilizarse para diversas afecciones ortopédicas. 66, 68, 90-97

Los patrones de PNF se pueden realizar en un solo plano, como flexión-extensión, o en patrones de rotación y diagonales que incorporan múltiples planos y patrones sinérgicos (cuadro 6-1). Las técnicas de FNP generalmente consisten en cinco ensayos de estiramiento pasivo de 5 segundos seguidos de una contracción voluntaria máxima de 5 a 10 segundos, según lo indicado por la técnica utilizada. El trabajo de Cornelius et al 59 ha demostrado que se producen aumentos significativos en la presión arterial sistólica después de tres ensayos que consisten en un protocolo de 5 segundos de estiramiento pasivo, seguido de una contracción antagonista voluntaria máxima de 6 segundos. Por lo tanto, se justifica la precaución cuando se trabaja con poblaciones que tienen predisposición a enfermedades cardiovasculares.

Contrato-relax

La técnica de contracción-relajación 61, 65, 66, 87, 98 produce una amplitud de movimiento aumentada en el patrón agonista mediante el uso de contracciones isotónicas consecutivas del antagonista. El recuadro 6-3 describe cómo se realiza esta técnica.

El procedimiento se repite varias veces, seguido por el atleta que se mueve activamente a través del rango obtenido (Fig. 6-9). Al realizar la técnica de contracción-relajación, el médico debe mantener una estabilización adecuada para garantizar que se produzca una contracción isométrica.

Hold-relax

Hold-relax 56, 58, 59, 98 es una técnica de FNP utilizada para aumentar el rango de movimiento de la articulación que se basa en una contracción isométrica del antagonista realizada contra la resistencia máxima. Esta técnica se realiza en la misma secuencia que la técnica de contracción-relajación, pero debido a que no se permite ningún movimiento en la contracción isométrica, este es el método de elección cuando la restricción articular se acompaña de espasmo muscular y dolor. La intensidad de cada contracción aumenta gradualmente con cada repetición sucesiva (fig. 6-10).

Retención-relajación lenta

La técnica de retención-relajación de inversión lenta 56, 87 utiliza la inhibición recíproca, al igual que la técnica de retención-relajación. El recuadro 6-4 describe cómo se realiza esta técnica. La técnica es buena para aumentar la amplitud de movimiento cuando el factor limitante principal es el grupo de músculos antagonistas (fig. 6-11).


Sir Charles Sherrington

Que un músculo que se contrae debido a la irritación de sus nervios ya era familiar desde hace mucho tiempo para la fisiología cuando el siglo XIX encontró un nervio que, cuando se irritaba, impedía que su músculo se contrajera. Esta observación pareció durante un tiempo demasiado extraña para creerla. Su verdad no ganó aceptación durante diez años, pero finalmente, en 1848, los Webers aceptaron el hecho en su valor nominal y proclamaron que el nervio vago es inhibidor del músculo cardíaco. Doscientos años antes Descartes, al escribir el De Homine, había asumido que el músculo estaba provisto de nervios que provocaban la relajación muscular. Charles Bell presentó una sugerencia análoga en 1819. La inhibición sugerida fue en cada caso & # 8220peripheral & # 8221. Sin embargo, la inhibición & # 8220Periférica & # 8221, a pesar de su probabilidad inherente, era nula para el músculo esquelético. Como se acaba de decir, de hecho resultó cierto para el corazón, se descubrió algo más tarde que también era válido para el músculo visceral y, algo más tarde aún, se descubrió para los músculos constrictores de los vasos sanguíneos. La inhibición periférica se convirtió así en los años sesenta y setenta del siglo XIX en un hecho reconocido, salvo la única excepción importante de los músculos esqueléticos.

La primera indicación experimental de inhibición como proceso en funcionamiento dentro de el propio sistema nervioso apareció en 1863. Setschenov observó entonces en la rana que los reflejos locales de la extremidad están deprimidos por la estimulación del mesencéfalo expuesto. Más tarde (1881), de manera algo similar, se descubrió que la estimulación del pie (perro) frenaba los movimientos del pie excitados por el cerebro (Bubnoff y Heidenhain). En términos generales, las cosas habían alcanzado y permanecido en esa etapa, cuando en el siglo y la última década el examen experimental de los reflejos de los mamíferos detectó (1892) ejemplos de inhibición de una potencia sorprendente y una regularidad similar a una máquina, fácilmente obtenibles de la médula espinal de los mamíferos en su acción sobre los extensores de la extremidad trasera, la relajación inhibidora de la extensión se vinculó con la contracción refleja concomitante de sus músculos antagonistas, los flexores. Se descubrió rápidamente que esta & # 8220 inervación recíproca & # 8221 era muy frecuente en las acciones reflejas que operan la musculatura esquelética.Su apertura al examen en preparaciones con antecedentes & # 8220tonic & # 8221 (rigidez descerebrada) lo convirtió en una oportunidad bienvenida e inmediata para el estudio más preciso de la inhibición como un proceso nervioso central.

Pronto se demostró que el asiento de esta inhibición era central, p. Ej. para los reflejos espinales, en la sustancia gris de la médula espinal. Se encontró que la relajación resultante del músculo era tanto en rango y delicadeza tan susceptible de gradación como lo es la contracción refleja en sí misma. En otras palabras, se descubrió que el proceso inhibitorio era capaz de un ajuste cuantitativo no menos delicado que el proceso excitador. En & # 8220 inervación recíproca & # 8221, los dos efectos, excitación e inhibición, se extendieron ampliamente al mismo ritmo un estímulo débil provocó una relajación inhibitoria débil junto con una contracción excitadora débil en el músculo antagonista; un estímulo fuerte provocó una relajación mayor y más rápida que acompañó a una contracción mayor y más rápida del antagonista. No se encontró evidencia de que los impulsos nerviosos centrípetos que en su llegada central dan lugar a la inhibición difieran en naturaleza de los impulsos nerviosos que dan lugar centralmente a la & # 8220 excitación & # 8221, o de hecho difieran de los impulsos que viajan por las fibras nerviosas en otros lugares. Un nervio aferente & # 8220inhibitorio & # 8221 surgió simplemente como un nervio aferente cuyos impulsos en ciertos loci centrales causan, directa o indirectamente, inhibición, mientras que en otros loci centrales el mismo nervio, probablemente incluso la misma fibra nerviosa, puede producir excitación. No hubo evidencia satisfactoria de que una fibra nerviosa aferente cuyo efecto final sea inhibidor alguna vez de su efecto final en ese mismo locus provoque excitación o cualquier otro efecto que no sea la inhibición. Es decir, su influencia inhibitoria nunca cambia a influencia excitadora, o viceversa. La fijación del efecto central, inhibidor o excitador respectivamente, debe aceptarse para la fibra aferente individual que actúa en una dirección específica, es decir, en una unidad efectora individual específica. Eso, por supuesto, no excluye la contingencia de que una influencia inhibidora sobre una unidad dada pueda, en algunas circunstancias, ser incapaz de producir allí una inhibición efectiva debido a que es demasiado débil para superar la excitación concurrente.

No me extenderé sobre las características de la inervación recíproca que son bien conocidas. Sólo quisiera señalar que, debido a la amplia ocurrencia de la inervación recíproca, no era antinatural suponer al principio que todo el alcance de la inhibición refleja estaba dentro del ámbito de los taxis de músculos antagonistas y movimientos antagónicos. Sin embargo, un estudio más detallado de la acción del sistema nervioso central encuentra que la inhibición central es demasiado extensa y ubicua como para que sea probable que se limite únicamente a los taxis de los músculos antagonistas.

Tomemos, por ejemplo, un reflejo especialmente fácil y regular de escribir, el conocido reflejo de flexión espinal de la pierna, evocado por la estimulación de cualquier aferente. choque que evoca una sola descarga de impulsos centrípetos en el nervio aferente descubierto. El efecto reflejo, observado en un músculo flexor aislado, p. Ej. del tobillo, aparte de circunstancias excepcionales, una sola onda de contracción que indica la descarga de una sola descarga de impulsos motores desde el centro espinal. Este & # 8220twitch-reflex & # 8221, registrado isométricamente por el miógrafo, exhibe una tensión proporcional al número de unidades motoras activadas, en otras palabras, al tamaño de la descarga de impulso centrífugo único. La contracción de cada unidad motora se basa en el principio de todo o nada. La tensión-contracción máxima para la contracción refleja se alcanzará solo cuando todas las unidades motoras que componen el músculo estén activadas. Siendo la contracción-tensión desarrollada por el reflejo proporcional al número de unidades motoras activadas, se puede encontrar un valor medio de contracción-tensión para la unidad motora individual. La contracción desarrollada por la contracción refleja es menor cuanto más débil es el choque de inducción que excita el nervio aferente, en otras palabras, cuanto menos excitadas son las fibras aferentes, en resumen, menor es el tamaño de la descarga de impulso centrípeto. Con un estímulo de choque único dado, la tensión desarrollada por la contracción refleja permanece muy constante cuando se toman muestras a intervalos no demasiado frecuentes. Por lo tanto, en el caso del reflejo de flexión espinal, aunque con muchos otros reflejos no es así, se puede obtener una contracción refleja estándar del tamaño deseado (tensión) a intervalos repetidos.

El único índice disponible en la actualidad para la inhibición es su efecto sobre la excitación, por lo que un reflejo de contracción estándar, que representa una descarga de descarga centrífuga de tamaño estándar, puede servir como una prueba cuantitativa para la inhibición del reflejo. Sirve para esto con menos ambigüedad que el tétanos reflejo. En el tétanos, la tensión desarrollada dependerá dentro de los límites de la frecuencia repetitiva de las ondas de contracción que forman el tétanos. La contracción tetánica máxima se alcanza sólo cuando la frecuencia alcanza una tasa que, en muchos tetanos reflejos, algunas de las unidades no alcanzan. En los reflejos, la tasa de descarga tetánica puede diferir de una unidad a otra en un mismo músculo al mismo tiempo. La frecuencia también diferirá en diferentes etapas del mismo reflejo y según el reflejo sea débil o fuerte. La inhibición del reflejo que actúa contra una contracción titánica refleja puede disminuir la contracción de una u otra o de varias formas diferentes. En algunas unidades puede suprimir la descarga del motor por completo, en algunas puede simplemente ralentizar la descarga del motor, disminuyendo así la frecuencia de onda de la contracción y, por tanto, la tensión. La misma disminución agregada de tensión puede producirse así de diversas formas y mediante diversas combinaciones, resultado demasiado equívoco para el análisis. El mismo resultado bruto podría acumularse (a) de la supresión total de la actividad en algunas unidades o (B) por el mero aflojamiento de la descarga en un mayor número de unidades. Estas dificultades de interpretación se evitan utilizando como indicador de inhibición una contracción refleja estándar. El déficit de contracción-tensión entonces observado muestra inequívocamente el número de unidades motoras inhibidas del total activado para el estándar. Dado que la contracción motora máxima directa en comparación con la contracción refleja estándar puede revelar la proporción de todo el músculo que activa la contracción refleja estándar, podemos encontrar además qué proporción de todo el músculo está inhibida por reflejo. Por supuesto, la excitación subliminal y la inhibición subliminal no son reveladas por la prueba y requieren otros medios de detección.

Un reflejo de contracción excitador estable como estándar nos permite avanzar más en nuestro examen cuantitativo de la inhibición. Entonces descubrimos que la inhibición puede mezclarse con nuestro reflejo de flexión de apariencia simple, y de hecho suele ser así. Para detectarlo, simplemente tenemos que agregar a la excitación anterior del reflejo una siguiente en un intervalo no demasiado largo, luego encontramos que la respuesta al segundo estímulo-descarga parcialmente cortada por una inhibición latente en el primero.

Esto suele ser evidente con intervalos entre 300 y 1200 sigma. El intervalo más corto en el que ocurre el efecto inhibidor es difícil de determinar, debido a que el efecto excitador tiene una franja subliminal y el segundo estímulo repite el efecto subliminal del primero, y los dos efectos subliminales pueden sumar liminal. Por tanto, la segunda respuesta se agranda por la suma de la franja subliminal en algunas de las unidades motoras sensibles. Esta activación por el segundo estímulo de algunas unidades motoras facilitada por el primero, aunque no activada por el primero solo, tiende por supuesto a oscurecer la inactivación inhibitoria; la contracción debida a este último se compensa con el incremento debido al primero. La inhibición es rastreable solo por la disminución neta de la segunda contracción refleja. La rapidez con que el elemento inhibidor en el estímulo se desarrolla centralmente no se puede determinar por completo, porque cuanto antes el segundo reflejo sigue al primero, mayor es la facilitación que obtiene. Este incremento ocultará al menos en parte la disminución debida a la inhibición. De manera similar, el comienzo de la inhibición puede ocultarse de la observación mediante la facilitación excitadora concomitante. Esta incertidumbre no se une a los intervalos más largos entre los dos estímulos porque el proceso inhibitorio central dura mucho más que la facilitación excitadora central.

Por tanto, el reflejo, que a primera vista parece una reacción puramente excitadora, resulta ser, en un examen más detenido, una mezcla de excitación e inhibición. Por lo general, claramente demostrable en la condición espinal simple del reflejo, esta complejidad de carácter es aún más evidente en la condición descerebrada.

Podemos dudar en generalizar a partir de este ejemplo, porque un estímulo aplicado a un nervio aferente descubierto es, por supuesto, & # 8220artificial & # 8221 en la medida en que se aplica a una colección anatómica de fibras nerviosas no homogénea en función y, podemos suponer, no suelen emocionarse juntos. Si es cutáneo, sus fibras pertenecerán a especies de sentidos tan diferentes como & # 8220touch & # 8221 y & # 8220pain & # 8221, que a menudo provocan movimientos de dirección opuesta y, por lo tanto, su efecto sobre un músculo dado tiene efectos opuestos. No es sorprendente que un fuerte estímulo de un nervio aferente que excite la mayoría o todas sus fibras, con respecto a un músculo dado, desarrolle inhibición y excitación al mismo tiempo.

Con estímulos débiles, el caso es algo diferente. Tales estímulos excitan sólo unas pocas de las fibras constituyentes del nervio aferente y las de calibre similar, presumiblemente una indicación de alguna semejanza funcional. Sin embargo, como se muestra arriba, el resultado reflejo incluso entonces exhibe una mezcla de influencia excitadora e inhibidora sobre un mismo músculo dado. Y esta mezcla de excitación e inhibición persiste cuando el estímulo se reduce aún más en fuerza para ser meramente liminal. Lo sigue siendo cuando el nervio aferente elegido es homogéneo en el sentido de que es un aferente puramente muscular, p. Ej. el aferente de una cabeza del músculo gastrocnemio. Pero debemos recordar que se ha demostrado que el nervio aferente de un músculo extensor contiene fibras que ejercen influencias reflejas opuestas sobre su propio músculo, algunas excitantes y otras inhibiendo la contracción de ese músculo. Esto trae consigo la cuestión de si se obtiene una mezcla de influencia excitante e inhibidora en el efecto reflejo cuando en lugar de la estimulación de un nervio descubierto se emplea algo más de estimulación & # 8220natural & # 8221.

Para ello se ha tomado el reflejo evocado por la flexión pasiva de rodilla en la preparación descerebrada. El extensor de una sola articulación (vasto-crureus) de cada rodilla está aislado y nada más que el par de músculos así retenido sigue inervado en la totalidad de las dos extremidades. La preparación así obtenida es una preparación tónica y luego se estira uno de los dos músculos flexionando pasivamente una rodilla. Esta flexión pasiva excita en el músculo extensor que estira una relajación refleja, es decir, la reacción de alargamiento esta relajación en una rodilla se acompaña en el vasto-crureus opuesto por una contracción refleja que mejora la contracción & # 8220tónica & # 8221 existente. La contracción refleja así provocada es característicamente deliberada y suave en su ejecución y pasa sin rebasar a una postura de extensión mantenida. Sin embargo, repita la maniobra con la única diferencia de condición, que el músculo contralateral al que está estirado pasivamente ha sido desaferente. En el músculo desaferente se sigue obteniendo la contracción, y más fácilmente que antes, pero la condición desaferente del músculo altera el curso de su contracción en dos aspectos. El curso ya no es deliberado. La contracción es una ráfaga abrupta, con sobrepaso de la contracción postural subsiguiente, y esta última apenas se mantiene. La ruptura del nervio aferente ha eliminado un autocontrol reflejo del músculo contraído. Normalmente, las propioceptivas del músculo que se contrae frenan la velocidad del músculo que se contrae (inhibición autógena). El impulso explosivo y el impulso de estos reflejos extensores sordos recuerdan la ataxia de los tabes. También recuerdan la brusquedad y el exceso de los movimientos & # 8220willed & # 8221 de una extremidad sorda. En ambos casos se ha perdido un autofrenante normal junto con la privación del músculo de sus propias aferencias propioceptivas. Estos últimos median una acción refleja tanto de auto-frenado como de autoexcitación (excitación autógena) del músculo. Por tanto, aquí hay de nuevo una mezcla de inhibición refleja y excitación, y en este caso la mezcla se obtiene en respuesta a una estimulación & # 8220natural & # 8221. Por tanto, aquí la mezcla de inhibición central con excitación central es una característica normal de un reflejo natural.

Esto deja en claro que para el estudio de las coordinaciones nerviosas normales necesitamos saber cómo interactúan la inhibición central y la excitación. Como se dijo anteriormente, los impulsos centrípetos que evocan inhibición no difieren en naturaleza de los que provocan excitación. La inhibición, como la excitación, se puede inducir en un centro & # 8220 & # 8221 en reposo. La única prueba que tenemos para la inhibición es la excitación. La existencia de un estado excitado no es un requisito previo para la producción de inhibición. La inhibición puede existir al margen de la excitación al igual que, cuando se invoca contra una excitación ya en curso, puede suprimirla o moderarla. La descarga centrípeta que excita un & # 8220centro & # 8221 encuentra, si está precedida por una descarga inhibidora, el centro así tratado ya es irresponsable o en parte.

Una primera pregunta es, ¿hay grados de & # 8220 estado inhibitorio central & # 8221 y son ellos, como el estado excitador central, capaces de sumar? Esto se puede examinar de varias formas. Por lo tanto: contra la inhibición central causada por una sola descarga de impulsos inhibidores, se puede lanzar una descarga estándar de impulsos excitadores en un intervalo apropiado. La duración relativamente larga del estado inhibitorio central permite interpolar una segunda descarga inhibitoria entre la descarga inhibidora original y la descarga excitadora estándar. La excitación estándar se encuentra entonces disminuida (como se muestra por la contracción nerviosa que evoca) más que si se somete a una sola descarga inhibitoria. Esto se mantiene incluso cuando la segunda descarga inhibitoria, lanzada desde el mismo cátodo que la primera, está dispuesta para ser claramente más pequeña que la primera. Dado que la distribución del efecto de la volea de impulso menor (lanzada desde el mismo cátodo que la mayor) entre las motoneuronas del centro debe estar completamente incluida dentro de la de la primera, la inhibición agregada debida a la segunda volea indica que la influencia combinada de las dos voleas previene la activación de algunas motoneuronas que ninguna de las voleas inhibidoras actuando por sí sola pudo evitar que se activen. Evidentemente, por lo tanto, la inhibición central suma, en consecuencia, es capaz de existencia subliminal. Además, los sucesivos grados subliminales de inhibición pueden sumarse por superposición temporal a un grado supraliminal. De esta manera, la inhibición central presenta analogía con sus & # 8220 excitaciones centrales & # 8221, ambas exhiben varios grados de intensidad con respecto a la motoneurona individual.

La suma de la inhibición se manifiesta bien cuando se evoca un reflejo de contracción dado en varios momentos durante y después de una inhibición tetánica. La reducción de la contracción refleja es progresivamente mayor, ya que dentro de los límites, avanza el tétanos inhibitorio. Después de la cesación del tétanos, el estado inhibitorio, igualmente probado, desaparece gradualmente, más rápidamente al principio que después.

La persistencia relativamente larga del estado inhibidor central inducido por una sola descarga de impulso centrípeto permite examinar el efecto sobre él de dos descargas de excitación sucesivas en comparación con una de las dos solas. Una descarga excitadora se interpola entre la descarga inhibitoria y una descarga excitadora estándar posterior. Se encuentra que la descarga excitadora interpolada reduce el efecto inhibidor sobre la descarga excitadora final. La descarga de excitación interpolada neutraliza parte de la inhibición que, de otro modo, habría contrarrestado la excitación de prueba final. Así como el estado inhibidor central (c.i.s.) contrarresta el estado excitador central (c.e.s.), así c.e.s. neutraliza c.i.s. La inactivación mutua es cuantitativa. En la neurona individual se produce una suma algebraica de los valores de las dos influencias opuestas.

Todavía es pronto para aventurar una visión definida de la naturaleza íntima de & # 8220inhibición central & # 8221. Se sostiene comúnmente que la excitación nerviosa consiste esencialmente en la despolarización local de una membrana polarizada en la superficie de la neurona. En cuanto a la & # 8220 excitación central & # 8221, es difícil suponer que tal despolarización de la superficie de la celda no se puede graduar más que la de la fibra. Pero su paso antecedente (facilitación) podría ser calificado, p. Ej. subliminal. Habiendo ocurrido la despolarización local, la diferencia de potencial así surgida da una corriente que rompe la membrana de polarización adyacente, por lo que la & # 8220excitación & gt. viajes. En cuanto a la inhibición, se sugiere que consiste en la estabilización temporal de la membrana superficial cuya excitación se rompería. Según se prueba frente a una excitación estándar, se encuentra que la estabilización inhibidora presenta varios grados de estabilidad. La estabilización inhibitoria de la membrana podría representarse como un aumento de la polarización & # 8220 & # 8221 en reposo, algo en las líneas de un electrotón. A diferencia de la excitación-despolarización, no viajaría y, de hecho, el estado inhibitorio no viaja.

El carácter cuantitativo de la interacción entre inhibición y excitación opuestas es demostrable experimentalmente. Así: un tétanos inhibidor dado ejercido sobre un cierto conjunto de motoneuronas no logra prevenir su excitación en respuesta a una estimulación fuerte de un nervio aferente dado, pero cuando la estimulación del aferente excitador es más débil, el tétanos inhibidor estándar dado previene la respuesta del motor. neuronas a la estimulación excitadora. Con la estimulación más débil del nervio aferente hay menos de sus fibras actuando y por lo tanto menos convergen para el efecto central en algunas de las unidades. En estos, el c.i.s. estándar tiene por lo tanto menos c.e.s. para contrarrestar.

Muchos rasgos característicos de los registros miográficos reflejos de diverso tipo se vuelven interpretables a la luz de la descarga de estímulos de un solo tronco nervioso aferente, incluso pequeño, evocando una mezcla de inhibición y excitación, con el consiguiente conflicto central e interacción entre ellos. Las características que encuentran una explicación fácil de esta manera son las siguientes. (A) El reflejo de flexión (espinal) comúnmente tiene un d & # 8217emblée apertura, es decir, una contracción inicial abrupta pasa abruptamente a una meseta, dando un comienzo aproximadamente rectangular al miograma. Aquí, la excitación refleja inicial es seguida de cerca por una inhibición refleja que se mezcla con la excitación concurrente y contraataca parcialmente. (B) Aliado a esto y de explicación análoga está la llamada & # 8220fountain & # 8221- forma de reflejo de flexión.Después de la primera oleada de contracción, un componente de inhibición refleja se vuelve relativamente más potente y la tensión de contracción desciende antes del nivel continuo. Entre estas formas extremas hay intermedias. La clave para la producción de todos ellos es la mezcla de excitación central con inhibición central; la excitación es prepotente antes y luego sufre una inhibición invasiva.

(C) Nuevamente, la apertura típica del reflejo extensor cruzado (descerebración) & # 8220recruits & # 8221. Un período de latencia variablemente largo precede a una contracción que asciende lentamente, tardando quizás unos segundos en alcanzar su meseta. Aquí, luchando con la excitación, la inhibición tiene la ventaja al principio. Las corrientes de acción del músculo que marcan los estímulos en serie al nervio aferente no son sofocadas por ondas secundarias de posdescarga. La inhibición concurrente los elimina. La inhibición se debe en parte al mecanismo reflejo propioceptivo unido al músculo que se contrae en sí mismo; el progreso de la contracción refleja se libera en parte de la inhibición mediante la desaferenciación del músculo, pero aún no se libera por completo. Un residuo de inhibición en el reflejo se puede rastrear hasta el nervio aferente cruzado empleado. Esto ilustra nuevamente la omnipresente combinación de inhibición y excitación en los reflejos espinales y descerebrados provocados por la estimulación directa de los nervios aferentes.

Un ejemplo de combinación de excitación e inhibición para el efecto coordinativo es el reflejo rítmico de caminar. En el gato y el perro & # 8220spinal & # 8221 se produce & # 8220stepping & # 8221 de las extremidades traseras que comienza cuando las & # 8220spinal & # 8221 extremidades traseras, levantadas del suelo, cuelgan libremente, el animal se sostiene verticalmente desde los hombros. La fase extensora en una extremidad ocurre con la fase flexora en la otra. Este & # 8220paso & # 8221 también puede ser provocado por un electrodo estigmático que lleva una corriente tetánica leve a un punto en la cara transversal de la médula espinal cortada. El & # 8220stepping & # 8221 luego se abre con Aexion en la extremidad trasera ipsilateral acompañada de extensión en la contralateral. Reproducir este movimiento escalonado mediante repeticiones oportunas de tetanización de, por ejemplo, una flexión que produzca aferentes de una extremidad o una aferente que produzca extensión de la otra, nunca logra ni remotamente excitar el paso rítmico. En el movimiento rítmico verdadero en sí, que ha sido examinado particularmente por Graham Brown, la contracción en cada fase se desarrolla suavemente hasta un clímax y luego declina con tanta suavidad, aumentando y disminuyendo tanto como lo hace la actividad del diafragma en la inspiración normal. Pero aunque este tétanos rítmicamente intermitente que afecta alternativamente a los flexores y extensores de la extremidad y que da el paso reflejo no se puede copiar de forma refleja empleando la excitación sola, se puede reproducir fácil y fielmente y con perfecta alternancia de fase y con su característica bilateralidad asimétrica, por empleando una estimulación en la que la excitación refleja y la inhibición refleja se mezclan en una intensidad aproximadamente equilibrada. El resultado es entonces una sierra de mar rítmica sobre un punto neutro. El efecto sobre la unidad motora individual parece entonces seguir su curso así: si comenzamos a trazar el ciclo con el momento en que c.e. y c.i. son tan iguales que se cancelan, el estado de la neurona motora es un estado cero, por lo que el término & # 8220rest & # 8221, aunque se le aplica a menudo, quizás sea mejor evitarlo. Con supervención de preponderancia de c.e. sobre c.i. la descarga de la motoneurona comienza y bajo el aumento progresivo de esa preponderancia, la frecuencia de descarga aumenta en la motoneurona individual, y más motoneuronas son & # 8220reclutadas & # 8221 para la acción hasta que a su debido tiempo la preponderancia de c.e. comienza a fallar y c.i. a su vez se afirma más. El reclutamiento y la frecuencia de descarga comienzan a disminuir, y luego alcanzan su nivel más bajo, y pueden cesar, y puede sobrevenir un intervalo de estado cero o inactividad. La quiescencia puede ser inhibitoria o simplemente una falta de excitación. Cuál de estos podría determinarse directamente solo probando el umbral de excitación. Independientemente de cómo se produzca, es sincrónico con la fase de excitación en el músculo antagonista y con la fase de excitación en los músculos compañeros simétricos de la extremidad opuesta. Dado que se ha observado que la inervación recíproca se obtiene entre estos músculos, la fase de lapso de excitación es probablemente una de inhibición activa más activa. El ritmo inducido por la estimulación del punto & # 8220paso & # 8221 en la cara cortada de la columna lateral del cordón parecería actuar, por lo tanto, evocando simultáneamente excitación e inhibición, y de esta manera oponiéndolos uno contra el otro para inducir alternancia. dominio de cada uno. La intensificación de la corriente suave aplicada al punto acelera el tempo del ritmo, es decir, de la alternancia.

Otra clase de eventos que revelan la inhibición como un factor amplio y decisivo en el funcionamiento del sistema nervioso central lo presenta el fenómeno & # 8220release & # 8221 de Hughlings Jackson. La depresión de la actividad llamada & # 8220shock & # 8221 sobreviene a la lesión de una parte distante pero relacionada, a la inversa, a menudo sobreviene una sobreacción debida igualmente a la lesión o destrucción de alguna parte distante pero relacionada. & # 8220Shock & # 8221 tiene su origen en la pérdida de la influencia excitadora, que, aunque quizás comúnmente subliminal en sí misma, reduce el umbral para otras excitaciones. La sobreacción, a la inversa, puede atribuirse a la pérdida de la influencia inhibitoria, quizás subliminal en sí misma y, sin embargo, ayuda a las influencias concurrentes de la misma dirección a mantener una restricción normal, la altura normal del umbral contra la excitación. Donde la relación entre un grupo de músculos y otro, p. Ej. entre flexores y extensores, es recíproco, el efecto de eliminación (por trauma o enfermedad) de alguna influencia ejercida por otra parte del sistema nervioso es comúnmente doble en la dirección. Hay & # 8220shock & # 8221, es decir, depresión de la excitabilidad en un campo del mecanismo doble y & # 8220release & # 8221, es decir, exaltación de la excitabilidad, en otro. Así, la sección de la columna, cortando los reflejos espinales de las extremidades posteriores de los centros prespinales, inflige & # 8220shocks & # 8221 en el medio centro extensor y produce & # 8220 liberación & # 8221 del medio centro flexor. En este caso, la dirección tanto del & # 8220shock & # 8221 como del & # 8220release & # 8221 corre de forma horizontal, pero puede correr en sentido contrario, como en la influencia que los centros de las patas traseras tienen sobre la pata delantera. La forma en que se ejecute, por supuesto, depende simplemente de la situación anatómica relativa de los centros influyentes y influenciados.

El papel de la inhibición en el funcionamiento del sistema nervioso central ha demostrado ser cada vez más extenso y cada vez más fundamental a medida que los experimentos han avanzado en su examen. La inhibición de los reflejos ya no puede considerarse simplemente como un factor especialmente desarrollado para hacer frente al antagonismo de los músculos oponentes que actúan en varias articulaciones de bisagra. Su papel como factor de coordinación lo comprende y va más allá. En el funcionamiento de la maquinaria nerviosa central, la inhibición parece tan ubicua y tan frecuente como la excitación misma. Toda la clasificación cuantitativa de las operaciones de la médula espinal y el cerebro parece basarse en la interacción mutua entre los dos procesos centrales & # 8220excitación & # 8221 & # 8220inhibición & # 8221, el uno no menos importante que el otro. Por ejemplo, ninguna operación puede ser más importante como base de coordinación para un acto motor que el ajuste de la cantidad de contracción, p. del número de unidades motoras empleadas y la intensidad de su actividad tetánica individual. Esto ahora aparece como el resultado de un agradable co-ajuste de excitación e inhibición sobre cada una de las unidades individuales que cooperan en el acto.

En los reflejos, incluso en condiciones simples de la columna vertebral o descerebración, la interacción entre la excitación y la inhibición es comúnmente inducida incluso por el estímulo más simple. Por tanto, no debe sorprendernos que el experimentador satisfaga la variabilidad del resultado reflejo. De hecho, el hecho de que le preocupe por estar en parte fuera de su control, no tiene por qué sorprenderle en vista de la multiplicidad y complicidad de las fuentes de la inhibición y de la excitación. Esta variabilidad parece subestimada por aquellos que consideran la acción refleja como demasiado rígida para proporcionar un prototipo de comportamiento cerebral. Es en virtud de su mezcla conteniendo inhibición y excitación que, de acuerdo con las condiciones centrales prevalecientes por el momento, un reflejo del miembro provocado por un estímulo dado en la preparación descerebrada puede en una ocasión ser opuesto en dirección a lo que es en otro, por ejemplo extensión en lugar de Aexión (& # 8220reversal & # 8221) La excitación y la inhibición están presentes desde el comienzo mismo del estímulo y se enfrentan entre sí. Las circunstancias centrales pueden favorecer a una en un momento, a la otra en otro. Una vez más, si la cantidad de contracción necesaria normalmente para un acto dado se alcanza mediante la suma algebraica de excitación e inhibición centrales, obviamente se puede lograr mediante cantidades compuestas de forma diversa de esas dos. Por tanto, cuando una enfermedad o lesión ha causado un déficit de excitación, un reajuste de la inhibición concurrente ofrece un medio para llegar una vez más a la cantidad normal requerida. La mezcla de inhibición y excitación como mecanismo de coordinación proporciona así un medio para comprender las notables & # 8220compensaciones & # 8221 que restauran con el paso del tiempo, e incluso rápidamente, la competencia muscular para la ejecución de un acto que ha sido dañado por el sistema nervioso central. lesiones. La constitución natural del sistema nervioso proporciona más de una forma de hacer lo mismo. Este lujo de medios para abarcar una combinación dada parece ofrecer los medios de restitución de un acto después de su deterioro o pérdida en una de sus diversas formas.

De Conferencias Nobel, Fisiología o Medicina 1922-1941, Elsevier Publishing Company, Amsterdam, 1965


DISCUSIÓN

El comportamiento conlleva una competencia constante entre las posibles acciones que presenta el entorno, de acuerdo con nuestros objetivos actuales. Aunque la literatura sobre toma de decisiones se ha centrado generalmente en las elecciones entre objetos (por ejemplo, jugo de naranja o jugo de manzana), ha habido un interés creciente en las elecciones basadas en acciones (Rangel & amp Hare, 2010). Por lo general, se considera que estas opciones emergen de un proceso competitivo que implica interacciones entre respuestas potenciales (ver Cisek & amp Kalaska, 2010). TMS ha proporcionado una herramienta importante para sondear la dinámica subyacente a la selección y preparación de la acción, con trabajos previos que han establecido la existencia de dos mecanismos inhibidores distintos (Duque et al., 2010 Duque & amp Ivry, 2009), uno asociado con la determinación de qué respuesta hacer. y el otro con regular el inicio de la respuesta seleccionada. El par de experimentos actual especifica limitaciones importantes sobre el funcionamiento de estos dos mecanismos.

Robustez de la inhibición derivada de la CI

Nuestro trabajo anterior había revelado la inhibición aparentemente contraria a la intuición de la respuesta seleccionada durante un período de retraso. Esta inhibición es bastante pronunciada, y los MEP se atenúan en aproximadamente un 40-50% con respecto al valor inicial. Esta inhibición surge aunque la representación cortical de esa respuesta exhibe una mayor excitabilidad (Duque & amp Ivry, 2009 Davranche et al., 2007), lo que sugiere un lugar de operación aguas abajo. De acuerdo con esta hipótesis, los reflejos espinales en la respuesta seleccionada se atenúan (Duque et al., 2010). Este patrón de resultados sugiere que la CI proporciona un mecanismo para inhibir una respuesta ante la preparación en curso.

En el par actual de experimentos, IC no se vio afectado por el contexto de la tarea. Fue de magnitud similar cuando las opciones de respuesta involucraron músculos homólogos, músculos no homólogos de los mismos efectores o músculos no homólogos de diferentes efectores que estaban tanto en las extremidades superiores como en las extremidades superiores e inferiores. Es importante tener en cuenta que esta inhibición no es genérica: cuando es poco probable que se seleccione el músculo objetivo (irrelevante para la tarea), la excitabilidad del CS no cambia durante el período de retraso (Duque et al., 2010).

La naturaleza ubicua de la CI sugiere que esta forma de inhibición puede ser intrínsecamente parte de los procesos preparatorios, al menos para las tareas de respuesta retardada. Imaginamos un proceso autónomo, que implica una arquitectura en la que la activación de una representación de respuesta desencadena automáticamente una etiqueta inhibitoria correspondiente, y la última señal proporciona una puerta a las señales descendentes. Funcionalmente, tal inhibición podría permitir que los procesos preparatorios operen aguas arriba sin generar o desencadenar un movimiento prematuro. Alternativamente, es posible que la inhibición corriente abajo sirva para facilitar el inicio de la respuesta rápida al reducir la actividad de fondo en el momento esperado del imperativo (Hasbroucq, Kaneko, Akamatsu y amp Possamai, 1997). Se necesita más investigación para aclarar este problema. La literatura actual no proporciona una imagen clara de si la CI también está presente en tareas en las que no hay un período de retraso.

Lo más relevante para nuestra discusión actual es que este modelo implica requisitos computacionales mínimos en el sistema de control dado que IC está vinculado a la activación de la respuesta. La naturaleza autónoma del modelo evita la necesidad de postular un proceso de control que regule el objetivo de inhibición. Aunque aquí nos centramos en los requisitos computacionales, varias líneas de evidencia (Duque et al., 2012 Seki & amp Fetz, 2012) sugieren que la corteza premotora puede ser un nodo crítico en una red para desencadenar la activación paralela de la activación específica de respuesta (alimentando a corteza motora) e inhibición (dirigida aguas abajo de la corteza motora Cohen, Sherman, Zinger, Perlmutter y amp Prut, 2010 Kroeger et al., 2010).



Comentarios:

  1. Kasib

    Lo siento, pero en mi opinión, estás equivocado. Tratemos de discutir esto. Escríbeme en PM, habla.

  2. Mukree

    Creo que cometes un error. Discutámoslo. Escríbeme por PM, hablamos.

  3. Tami

    Bravo, creo que esta es la excelente idea

  4. Farnly

    Por favor, cuente con más detalle.

  5. Schmaiah

    Es la verdad.

  6. Kahla

    En mi opinión, estás cometiendo un error. Envíeme un correo electrónico a PM.



Escribe un mensaje