Información

¿Tuvo el programa de eugenesia en la Alemania nazi un efecto mensurable?

¿Tuvo el programa de eugenesia en la Alemania nazi un efecto mensurable?



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

¿La matanza o esterilización de personas que se consideraba que llevaban una "vida indigna de vivir" en la Alemania nazi tuvo algún efecto mensurable en la "salud promedio" de Alemania? ¿Existe alguna evidencia estadística de que la tasa de (una) enfermedad física o mental específica sea más baja en Alemania en comparación con otros países que no fueron afectados por los nazis (supongo que necesitaría tener datos sobre la tasa de esa enfermedad antes del programa de eugenesia también)?

PD Tenga en cuenta que no estoy interesado en discutir la ética de la eugenesia, ni en aprobar lo que sucedió en su nombre bajo los nazis. Solo quiero saber cuál fue el resultado en la salud promedio (si existe tal cosa).


Como la mayoría de los comentarios lo han señalado, es Casi imposible descubrir. Este es mi intento:

El Dr. L Alexander escribió en su artículo: La ciencia médica bajo la dictadura:

Hitler emitió la primera orden directa de eutanasia en Alemania el 1 de septiembre de 1939, mientras sus Panzers avanzaban en la Blitzkrieg de Polonia. Se crearon inmediatamente organizaciones con nombres que suenan humanitarios para ejecutar programas de "salud", nuevamente, en términos engañosos y eufemísticos. Por ejemplo, Los cuestionarios recopilados por un "Comité de trabajo de instituciones para la cura y el cuidado de Realm" recopilaron y reportaron información sobre pacientes que habían estado enfermos durante cinco años o más y que no podían trabajar.. "Sobre la base del nombre, la raza, el estado civil, la nacionalidad, los parientes más cercanos, si los visitan regularmente y quién los visita, quién tiene la responsabilidad financiera, etc." Las decisiones se tomaron en universidades clave sobre las cuales los pacientes deben ser asesinados psiquiatras que nunca habían visto a los pacientes. "Comité de Realm para el enfoque científico de las enfermedades graves debidas a la herencia y la constitución" se dedicó exclusivamente a la matanza de niños con anomalías congénitas o enfermedades crónicas. En total, 275.000 personas fueron ejecutadas en estos centros de exterminio antes del Holocausto nazi.

Ley para la prevención de la descendencia con enfermedades hereditarias (14 de julio de 1933)

Cualquier persona que padezca una enfermedad hereditaria puede ser esterilizada mediante una operación quirúrgica si, según la experiencia de la ciencia médica, existe una alta probabilidad de que su descendencia sufra graves defectos físicos o mentales de carácter hereditario. Cualquier persona que padezca alguna de las siguientes enfermedades se considera hereditariamente enferma en virtud de esta ley:

1. Deficiencia mental congénita,

2. Esquizofrenia,

3. Maníaco-depresión,

4. Epilepsia hereditaria,

5. Danza hereditaria de San Vito (Corea de Huntington),

6. Ceguera hereditaria,

7. Sordera hereditaria,

8. Deformidad física hereditaria grave.

Además, cualquiera que sufra de alcoholismo crónico se puede esterilizar.

Si alguien está tratando de obtener la evidencia estadística de que la eugenesia ha tenido éxito de manera remota, eche un vistazo a esta tabla:

Las 50 principales causas de muerte actuales de Alemania. (Tasa = $ frac {muerte} {1000} $)


Han comenzado varias formas de lavar el cerebro a las personas, una de ellas fue el cine.

$ text {Ich klage an} $


(fuente: filmportal.de)

Trama: una mujer que sufre de esclerosis múltiple suplica a los médicos que la maten

Escenario actual: Clasificación de Alemania $ 18 ^ {th} $ en el mundo en muerte por esclerosis múltiple

Fuente:

  1. Alexander L. La ciencia médica bajo dictadura. N Engl J Med 1949; 14 de julio.
  2. http://www.life.org.nz/euthanasia/abouteuthanasia/history-euthanasia6
  3. Tabla: OMS, Banco Mundial, UNESCO, CIA y bases de datos de países individuales para la salud mundial y las causas de muerte.

El estado biológico: higiene racial nazi, 1933-1939

El nazismo era "biología aplicada", afirmó el diputado de Hitler, Rudolf Hess. Durante el Tercer Reich, una variación políticamente extrema y antisemita de la eugenesia determinó el curso de la política estatal. El régimen de Hitler promocionó la "raza nórdica" como su ideal eugenésico e intentó moldear a Alemania en una comunidad nacional cohesionada que excluyera a cualquiera considerado hereditariamente "menos valioso" o "racialmente extranjero".

Medidas de salud pública para controlar la reproducción y el matrimonio destinadas a fortalecer el “organismo nacional” mediante la eliminación de genes biológicamente amenazantes de la población. Muchos médicos y científicos alemanes que habían apoyado las ideas de higiene racial antes de 1933 aceptaron el énfasis del nuevo régimen en la biología y la herencia, las nuevas oportunidades profesionales y la financiación adicional para la investigación.

La dictadura de Hitler, respaldada por amplios poderes policiales, silenció a los críticos de la eugenesia nazi y a los defensores de los derechos individuales. Después de que todas las instituciones educativas y culturales y los medios de comunicación quedaron bajo el control nazi, la eugenesia racial impregnó la sociedad y las instituciones alemanas. Los judíos, considerados "extraterrestres", fueron expulsados ​​de universidades, institutos de investigación científica, hospitales y servicios de salud pública. Personas en altos cargos que se consideraban políticamente "poco fiables" corrieron una suerte similar.


Leyes de esterilización en la Alemania de antes de la guerra

Los alemanes no fueron los creadores ni los primeros en implementar la esterilización forzada aprobada por el gobierno. Estados Unidos, por ejemplo, ya había promulgado leyes de esterilización en la mitad de sus estados en la década de 1920, que incluían la esterilización forzada de los criminales locos y de otros. La primera ley de esterilización alemana se promulgó el 14 de julio de 1933, solo seis meses después de que Hitler se convirtiera en canciller. Gesetz zur Verhütung erbkranken Nachwuchses (la Ley para la Prevención de la Progenie con Enfermedades Genéticas, también conocida como la Ley de Esterilización) permitía la esterilización forzada para cualquier persona que padeciera ceguera genética y sordera, depresión maníaca, esquizofrenia, epilepsia, debilidad mental congénita, corea de Huntington (un trastorno cerebral) y alcoholismo.


Eugenesia: las aterradoras consecuencias del poder y la influencia del amplificador

La historia de la eugenesia es una de las tragedias derivadas de la ciencia. La eugenesia, que surgió de los académicos europeos y estadounidenses en las décadas de 1860 y 1870, fue inicialmente la idea científica, y luego política, de que la sociedad y la raza humana podían mejorarse genéticamente. Basado en la teoría de la evolución de Darwin, el movimiento tuvo campeones de todos lados, y a través de las cinco bases de poder de French y Raven, esos campeones crearon un siglo de crueldad y dolor, y los efectos todavía se sienten hoy.

French y Raven identificaron cinco formas en que las personas pueden influir en otras personas. Eran expertos, referentes, legítimos, de recompensa y de poder coercitivo. Todas estas influencias estuvieron presentes en el movimiento eugenésico, especialmente en Alemania, donde Hitler y los nazis abusaron del poder de referencia, al principio publicando propaganda exaltando las virtudes de la purificación de la raza ariana, y luego asesinando a judíos y gitanos. Este fue probablemente el caso de genocidio más conocido del siglo XX. En los Estados Unidos, la eugenesia se aplicó a través del poder coercitivo y legítimo, donde los gobiernos estatales forzaron las lobotomías y las esterilizaciones de decenas de miles (o más) de quienes se consideraban & # 8220 débiles mentales & # 8221. Pero el movimiento nunca habría comenzado. , y no podría haber continuado sin un cuerpo de médicos y científicos y su terrible demostración de poder experto.

Con sus fundamentos en el siglo XIX, la teoría fue presentada y etiquetada por primera vez por Francis Galton. Primo de Charles Darwin, Galton fue psicólogo, matemático, antropólogo y genetista. Era, por supuesto, un experto en una amplia gama de temas. Intrigado por la teoría de la genética evolutiva de Darwin, Galton postuló que los humanos también estaban involucrados en un estado constante de selección natural. Sin embargo, llevó sus ideas más allá y formó la teoría científica de la eugenesia.

Otros expertos retomaron sus ideas y buscaron formas de aplicar los conceptos de la eugenesia al mundo real. En los Estados Unidos, el estadounidense William Gooddell, un ginecólogo, abogó por las castraciones forzadas y los abortos forzados de los locos o discapacitados mentales.

La eugenesia se hizo popular en el siglo XX, donde los líderes políticos, influenciados por el poder experto de los científicos que habían asumido la causa de la eugenesia, promulgaron leyes sobre el control de la natalidad, la esterilización forzada, la restricción del matrimonio y la segregación. Adoptando las opiniones expertas de los científicos, los gobiernos de todo el mundo encerraron a los enfermos mentales, prohibieron los matrimonios o embarazos para las personas con discapacidades y categorizaron y clasificaron a las personas en función de sus comportamientos, todo con el objetivo de mejorar el acervo genético de la raza humana.

La historia de la eugenesia se prolongó hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX en los Estados Unidos. En Carolina del Norte, incluso se creó recientemente una Oficina de Justicia para Víctimas de Esterilización, porque hay personas vivas hoy que fueron esterilizadas por la fuerza en hospitales estatales. Es importante reconocer que, durante su apogeo, la eugenesia era una noción tremendamente popular, adoptada por los líderes políticos en todos los niveles de gobierno y proclamada por científicos de las principales universidades. Ignorar los derechos civiles de las personas se volvió terriblemente fácil frente al poder respaldado por & # 8216experts & # 8217.

La ciencia mezclada con la política puede tener consecuencias horribles. Cuando los líderes políticos, especialmente aquellos que construyen un poder de referencia, legítimo y / o coercitivo, adoptan las ideas defectuosas del poder de los expertos, nadie está a salvo. Los resultados de esa mezcla son claros en la historia de la eugenesia y todavía se pueden sentir hoy.

Enlaces / Referencias:

D & # 8217 Antonio, Michael. La rebelión de los muchachos del estado. 2005, Simon y amp Schuster

Comentarios

La eugenesia, como parte de la historia de la humanidad, es un tema muy inquietante, ya que parte de la historia de Estados Unidos es repugnante. Hace años, leí un libro que tocaba el tema de la eugenesia, & # 8220Justice and the Human Genome Project & # 8221, que discutía el elemento de derechos humanos del programa & # 8217s sobre la historia estadounidense. Había creído erróneamente que la existencia de la eugenesia en Estados Unidos estaba inspirada en la investigación alemana, en cambio, era al revés. Claramente, los nazis elevaron la práctica a un nuevo nivel de maldad, pero la práctica en este país sigue siendo una mancha horrible en nuestra historia. De hecho, el programa en Estados Unidos tenía los mismos objetivos de purificación racial y un gran número de estadounidenses que apoyaban la eugenesia, tanto científicos como laicos, creían en utilizar la eutanasia forzada como una & # 8220 solución & # 8221 al & # 8220problema & # 8221 (Black , 2004).

Desde entonces, me he acostumbrado más a las sutilezas de este tipo de postura política. Creo que es un tema muy interesante a considerar en términos de liderazgo y poder. Observó que cree que la eugenesia se logró mediante el poder coercitivo y legítimo en los Estados Unidos. Estoy de acuerdo en que estos explican la estructura de poder utilizada para forzar la esterilización obligatoria y punitiva de los ciudadanos. Sin embargo, me gustaría mencionar la presencia del poder de los expertos. El poder experto se deriva del estatus de un líder que posee un conocimiento exhaustivo sobre un tema y los seguidores ceden a este conocimiento en una situación que presenta una necesidad que puede ser satisfecha a través del conocimiento experto (Northouse, 2013). Los primeros defensores de la eugenesia en Estados Unidos fueron profesionales de diversas disciplinas como la psicología, expertos en herencia (mendelianos) y biología (Black, 2004). Al ejercer un poder experto sobre los hombres de negocios, al explotar los miedos y prejuicios basados ​​en ideas de dominio racial y social, estos científicos prepararon el escenario para convertir la pseudociencia en hechos y los prejuicios en legislación.

Desde la perspectiva de la teoría del liderazgo, tal vez el advenimiento de la eugenesia sea un ejemplo de que la teoría del intercambio entre líderes y miembros salió mal. La mayoría de las críticas a esta teoría postulan que a través de la creación de un grupo interno y externo, la teoría sienta las bases para la discriminación institucionalizada (Northouse, 2013). Si observa de cerca los sistemas sociales que prosperaron (o que estaban para prosperar) a partir de la legislación sobre eugenesia y la aplicación de esa legislación, está claro que el programa de eugenesia fue, en la práctica, un intento directo de mantener el estatus dentro del grupo. a través de la subyugación de varios colectivos o grupos externos. El programa de eugenesia, una vez que la élite empresarial estuvo a bordo (con su dinero, por supuesto), fue fácilmente aceptado por los estadounidenses ricos y de clase media. Los programas se dirigieron principalmente a personas con discapacidades intelectuales y físicas, pero también declararon que las personas de ascendencia no europea y los pobres no eran aptos para la ley y, por lo tanto, estaban sujetos a esterilización forzosa por parte del estado.

Las disparidades de clases son más evidentes en las aplicaciones punitivas del programa. A principios de siglo, era una creencia común que la criminalidad estaba influenciada genéticamente (Lombardo, 2011). Esto puso el crimen en el dominio de la eugenesia y la esterilización punitiva se prescribió para ciertos delincuentes, sin embargo, hubo una exención general para los delincuentes de la variedad & # 8220white collar & # 8221. Aparentemente, los delitos & # 8220 ejecutivo en corporación & # 8221 carecían del mismo componente genético que se creía que causaba delitos fuera del mundo empresarial & # 8230

Negro, Edwin (2004). Guerra contra los débiles: eugenesia y campaña de América & # 8217 para crear una raza superior. Prensa de boca Thunder & # 8217s. ISBN 978-1-56858-321-1.

Lombardo, Paul A. (2011). Un siglo de eugenesia en Estados Unidos: del experimento de Indiana a la era del genoma humano. Prensa de la Universidad de Indiana. ISBN 978-0-253-22269-5.

Northouse, P. G. (2013). Teoría y práctica del liderazgo. Thousand Oaks: SABIO.


& # 8220 Tres generaciones de imbéciles & # 8221

La Sociedad Británica de Eugenesia nació en 1907 y comenzó a albergar simposios internacionales sobre la mejora de la línea germinal humana. poblaciones humanas. Los rasgos que contaban como mejoras no se dijeron en gran medida, presumiblemente eran los rasgos que poseían los británicos de clase alta.

En todos los lugares donde operaban las sociedades eugenésicas, lograron reclutar el apoyo de las instituciones. En Inglaterra, la Sociedad apeló al clero y a los líderes industriales en Estados Unidos, el enfoque más productivo fue a través de la política y el racismo. Para 1921, se formó la Sociedad Estadounidense, y rápidamente se aprobaron leyes restrictivas contra el mestizaje en varios estados.

Aún así, se desarrollaron algunas formas de resistencia. Inmediatamente después de la Primera Guerra Mundial, la Administración de Wilson trabajó para segregar la Rama Ejecutiva del gobierno, y con gran éxito.

El Fiscal General, A. Mitchell Palmer, pasó 1919 y 1920 persiguiendo vigorosamente a líderes sindicales como Eugene Debs. En respuesta, varios grupos de derechos civiles se combinaron para formar la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU), con el objetivo explícito de utilizar el sistema judicial para forzar enfrentamientos por los derechos civiles.

Uno de los primeros casos que abordaron fue Buck contra Bell, que la Corte Suprema escuchó en 1927.

Universidad de Virginia Carrie Buck (izquierda), con su madre.

Los detalles del Buck contra Bell caso fueron bastante sencillos. Carrie Buck, cuya madre soltera fue internada en un manicomio mientras Buck era un adolescente, quedó bajo la custodia de una familia de acogida en su Virginia natal. Cuando la menor de edad Carrie Buck quedó embarazada, no pudo decir si el bebé pertenecía a su padre adoptivo o hermano adoptivo, pero denunció el abuso a su asistente social.

En lugar de presentar cargos contra la familia que acogió a Buck (y luego la violó), el estado envió a la niña a un hospital estatal. Mientras estaba allí, el director le dio a Buck una opción: podía dejar el hospital si aceptaba la esterilización, o podía dejar a su bebé y languidecer en las instalaciones para siempre. Buck se acercó a la ACLU y demandó.

Cuando el caso llegó a la Corte Suprema, la cuestión en juego era si el estado tenía interés en regular la reproducción que excedía los derechos de los ciudadanos & # 8220 débiles de mente & # 8221 a reproducirse.

Después de escuchar el caso, nada menos que el juez Oliver Wendell Holmes emitió la decisión 8-1 de que los derechos de & # 8220promiscuo & # 8221 Carrie Buck & # 8217 estaban subordinados al derecho de Virginia & # 8217 de limitar la reproducción entre los no aptos, y que la esterilización obligatoria y forzada no viole la Decimocuarta Enmienda.

Para citar directamente la opinión de la mayoría, que Holmes mismo escribió:

Hemos visto más de una vez que el bienestar público puede llamar a los mejores ciudadanos para sus vidas. Sería extraño que no se pudiera recurrir a quienes ya minan la fuerza del Estado para estos sacrificios menores, a menudo no percibidos como tales por los interesados, para evitar que nos inunde la incompetencia. Es mejor para todo el mundo si, en lugar de esperar a ejecutar a los descendientes degenerados por un delito, o dejarlos morir de hambre por su imbecilidad, la sociedad puede evitar que aquellos que son manifiestamente incapaces de continuar con su especie. El principio que sostiene la vacunación obligatoria es lo suficientemente amplio como para cubrir el corte de las trompas de Falopio.

Holmes concluyó con la opinión de que & # 8220 tres generaciones de imbéciles es suficiente. & # 8221

Hasta la fecha, la Corte Suprema nunca ha revocado definitivamente este fallo, y sigue siendo el precedente dominante, aunque la ley eugenésica de Virginia fue derogada en 1974. Por cierto, no hay evidencia que demuestre que la madre de Carrie Buck estuviera realmente loca, ni Buck nunca demostrar inestabilidad mental ella misma.


Eugenesia alemana a principios del siglo XX

Raíces de la eugenesia en el antisemitismo

El antisemitismo no se generalizó en Alemania hasta después de 1870, momento en el que la teoría del darwinismo social y las primeras ideas de Galton sobre la eugenesia estaban ganando apoyo público. Aunque Galton nunca declaró abiertamente su punto de vista de la inferioridad judía, los judíos en Alemania comenzaron a experimentar una discriminación más explícita. Galton no deseaba negar la legitimidad del deseo de los judíos de propagarse, creía firmemente que la calidad de la propagación era más importante que la cantidad: en una entrevista de 1910 con el Crónica judía, Galton afirmó que “(E) l es aún más importante determinar que los niños nacerán de personas aptas y no aptas” (Galton 1910).

Teoría de la higiene racial

El comienzo del pensamiento eugenésico en Alemania difirió de la experiencia estadounidense. La frase "higiene de la raza", o rassenhygiene, fue el nombre de la teoría de la eugenesia alemana temprana, acuñada antes de la invención de la eugenesia de Galton (Black 2003, p. 263 Carlson 2001, p. 318). Rassenhygiene no nació de un sentido de superioridad racial. Antes del régimen de Hitler, la rassenhygiene era principalmente un movimiento de higiene.Los eugenistas alemanes esencialmente equipararon la aptitud con los niveles de productividad y logros culturales y sociales, mientras que la incapacidad se equiparó con el comportamiento asocial y la incapacidad de contribuir de manera significativa a la sociedad.

La noción alemana de eugenesia encarnaba una lógica de gestión tecnocrática: la idea de que la gestión racional de la población de una nación se consideraba la mejor forma de gobernar (Weiss 1987). A medida que Alemania pasó de ser una sociedad agrícola a una industrial, la percepción de la nación de los socialmente no aptos también se transformó. A pesar de la desunión de las clases sociales, los alemanes veían la improductividad como un mal social y genético. Hablar de higiene racial y, más tarde, de mejoramiento racial, pronto comenzó a caer en oídos mucho más receptivos.

Higienistas destacados

El movimiento de higiene racial alemán debe su origen a los esfuerzos combinados de varios eugenistas, tanto nacionales como internacionales, el trabajo de Wilhelm Schallmayer y Alfred Ploetz fueron especialmente influyentes. Ploetz, quien ha sido reconocido como el fundador de la eugenesia como ciencia, inicialmente obtuvo reconocimiento internacional en 1904 cuando fundó la Sociedad Alemana para la Higiene Racial (Proctor, Weindling y Lenz 1946). En el mismo año, inició la revista Archiv fur Rassen und Gesellschaftsbiologie (Archivos de ciencia racial y biología social) para promover la investigación eugenésica (Black 2003). En una publicación posterior, Ploetz aclaró su idea de rassenhygiene no solo abarcando el término inglés eugenesia, que implicaba medidas para mejorar las cualidades hereditarias de una población, pero también medidas para controlar la cantidad (Ploetz 1904).

William Schallmayer fue posiblemente el segundo higienista alemán más influyente y se hizo eco de las preocupaciones de los eugenistas estadounidenses sobre la tasa de propagación de los no aptos. La eugenesia alemana fue principalmente una estrategia para mejorar la eficiencia nacional a través de la hegemonía cultural. Dentro de este objetivo más amplio, Schallmayer se esforzó de manera única tanto para preservar las mejores herencias sociales de la extinción como para evitar que persistan los rasgos improductivos (Weiss 1986). Si bien Schallmayer apoyó la eugenesia negativa, inicialmente se abstuvo de promover explícitamente la legislación estatal para lograr sus objetivos, prefiriendo en cambio lograrlos intentando instalar un nuevo código moral en la sociedad (Weiss 1986).

Instituciones / investigación eugenésica

En la primera parte del siglo XX, Alemania había establecido pocas instituciones eugenésicas, especialmente en comparación con los Estados Unidos. La institucionalización de la eugenesia alemana no comenzó hasta 1910, cuando Ploetz fundó la Sociedad Alemana de Higiene Racial en Berlín. La Sociedad ofrecía membresía sólo a individuos blancos que estaban “en buena forma ética, intelectual y física” y de quienes la sociedad podía esperar “prosperidad económica” (Ploetz 1907, págs. 1 y 17).

Los miembros de la sociedad confiaban en que podrían documentar la superioridad que la nación podría lograr si se instituyeran los principios de higiene racial. La próxima institución higiénica que impactará en Alemania, el Instituto Kaiser Wilhelm de Antropología, Herencia Humana y Eugenesia, no se fundaría hasta después de la Primera Guerra Mundial (Weingart 1989).


¿Tuvo el programa de eugenesia en la Alemania nazi un efecto mensurable? - biología

(Investigador 80, septiembre de 2001)

El concepto de que "todos los hombres son creados iguales" y el ideal igualitario que ha dominado la ideología estadounidense durante los últimos treinta años, y en menor grado desde la fundación de nuestro país, no ha sido universal entre las naciones y culturas (Tobach et al. 1974). La creencia de los alemanes de que eran una raza superior tenía muchas fuentes, una de las cuales era el movimiento social de la eugenesia darwiniana, especialmente su crudo supervivencia del más apto visión del mundo (Stein 1988, Clark 1953). Como señaló Lappe:

Aunque la idea de mejorar la calidad hereditaria de la raza es al menos tan antigua como la de Platón República, El pensamiento moderno de la eugenesia no surgió hasta el siglo XIX. El surgimiento del interés por la eugenesia durante ese siglo tuvo múltiples raíces. La más importante fue la teoría de la evolución, pues las ideas de Francis Galton sobre la eugenesia & # 8211 y fue él quien creó el término "eugenesia" & # 8211 fueron una consecuencia lógica directa de la doctrina científica elaborada por su primo, Charles Darwin (1978 , 457).

El importante impacto de la eugenesia en la política nazi puede evaluarse con precisión mediante un examen de los documentos, escritos y artefactos existentes producidos por el movimiento nazi de Alemania en el siglo XX. Los documentos históricos muestran que la política gubernamental nazi estuvo abiertamente influenciada por la evolución, el espíritu de la época tanto de la ciencia como de la sociedad educada de la época (Stein 1988, Haller 1971, Keith 1946, 230). El tratamiento nazi de los judíos y las otras "razas" que su ciencia concluyó que eran "inferiores" fue en gran parte el resultado de su creencia de que la fuente de la evolución biológica era un conjunto de técnicas probadas disponibles para los científicos para mejorar significativamente a la humanidad. Como señaló Tenenbaum:

la filosofía política del. Estado alemán, se construyó sobre las ideas de lucha, selección y supervivencia de los más aptos, a las que llegaron todas las nociones y observaciones. por Darwin. pero ya en un brote exuberante en la filosofía social alemana del siglo XIX. Así se desarrolló la doctrina del derecho inherente de Alemania a gobernar el mundo sobre la base de una fuerza superior. de una relación de "martillo y yunque" entre el Reich y las naciones más débiles (1956, 211).

Implementación de las teorías raciales nazis

Los medios de evolución se extraen principalmente del proceso de mutaciones, que luego se seleccionan por selección natural. Los individuos favorecidos tendrán más probabilidades de sobrevivir y aumentar en número, formando nuevas razas mientras que los "más débiles" morirán. Este proceso, una vez llamado raciación pero etiquetado especiación hoy, es la fuente de la evolución que, en teoría, continúa para siempre. Si todos los miembros de una especie fueran completamente iguales, no habría nada para seleccionar y la evolución de esa especie se detendría. La evolución se basa en la adquisición de rasgos únicos, ya sea a través de mutaciones u otros medios, que permiten a quienes los poseen sobrevivir mejor a condiciones adversas que quienes no las poseen.

Según la teoría de la evolución, algunas personas (incluso si es solo uno persona) heredarán una mutación que se transmitirá y que les permitirá sobrevivir a un ritmo mayor que aquellos sin ese rasgo. Estas diferencias siempre producirán gradualmente nuevas razas, algunas de las cuales tienen una ventaja en términos de supervivencia. Estas son las razas superiores, es decir, las más evolucionadas. Cuando ese rasgo finalmente se extienda por toda la raza, debido a la ventaja de supervivencia que confiere a aquellos que están dotados con él, existirá un nuevo y "nivel superior" de animal. Hitler y el partido nazi afirmaron que estaban tratando de aplicar esta ciencia aceptada a la sociedad. Y "la idea central del darwinismo no es la evolución, sino la selección. La evolución describe los resultados de la selección" (Stein 1988, 53). Hitler enfatizó que "nosotros [los nazis] debemos entender y cooperar con la ciencia":

En 1937, mientras Mengele todavía estaba en residencia [para obtener su título de médico], Otmar von Verschuer publicó un artículo en el que decía: "Hitler es el primer estadista que ha llegado a reconocer la higiene biológica y racial hereditaria y la convierte en un principio rector de arte de gobernar." Dos años más tarde von Verschuer anunció: "Los especialistas en higiene racial estamos felices de haber presenciado que el trabajo normalmente asociado con los laboratorios científicos o la sala de estudios académicos se ha extendido a la vida de nuestra gente" (Astor 1985, 23).

Las ideas evolutivas de Darwin se exportaron a Alemania casi de inmediato. El primer idioma al que se tradujeron sus escritos & # 8211 solo un año después El origen de las especies fue publicado & # 8211 era alemán. La evolución darwiniana no solo fue defendida en Alemania más que en la mayoría de los demás países, sino que tuvo más influencia en la política estatal alemana. Gasman (1971, xiii) concluyó que:

en ningún otro país. ¿Se desarrollaron las ideas del darwinismo como. la explicación total del mundo como [lo hizo] en Alemania. [o insistir] en la transferencia literal de las leyes de la biología [según las interpreta la evolución] al ámbito social.

Este camino se inició en el Congreso de Naturalistas Alemanes de 1863. En esta reunión, uno de los principales defensores y escritores de las evoluciones, Ernest Haeckel, "un respetado profesor de zoología" en la Universidad de Jena, presentó por primera vez enérgicamente los puntos de vista que iniciaron su papel de cuatro décadas como "el apóstol principal de Darwin" (Stein 1988 , 54). Fue especialmente activo en la difusión del "darwinismo social", la aplicación de la teoría darwiniana a la sociedad para explicar el desarrollo histórico y social de las civilizaciones, específicamente por qué algunas eran avanzadas y otras permanecieron primitivas. Pero, como concluyó Gould (1977, 77-78),

. La mayor influencia de Haeckel fue, en última instancia, en otra dirección trágica: el nacionalsocialismo [nazismo]. Su racismo evolutivo es su llamado al pueblo alemán por la pureza racial y la devoción inquebrantable. su creencia de que las leyes duras e inexorables de la evolución gobernaban la civilización humana y la naturaleza por igual, otorgando a las razas favorecidas el derecho a dominar a los demás. Sus valientes palabras sobre la ciencia objetiva & # 8211 contribuyeron al surgimiento del nazismo. La Liga Monista que había fundado y dirigido. hizo una cómoda transición al apoyo activo de Hitler.

Aparte de Haeckel, la persona más influyente en la difusión de las ideas de Darwin en Alemania fue Houston Chamberlain, hijo de un almirante británico y madre alemana. En 1899 publicó Los cimientos del siglo XIX, que concluyó que el darwinismo había demostrado que los alemanes eran superiores a todas las demás razas (Weindling 1989). Los alemanes fueron la "base" de nuestra sociedad porque produjeron el mundo industrial. Chamberlain citó extensamente a Darwin, señalando que este último enfatizaba que una de las principales diferencias entre los simios y los humanos era el tamaño del cerebro. El cerebro, enfatizó, es de mucha más importancia que cualquier otra estructura corporal para medir el progreso de la evolución humana. Se creía entonces que cuanto mayor era la capacidad cerebral, mayor era la inteligencia. Chamberlain también estaba interesado en la frenología, la ciencia ahora desacreditada de determinar los rasgos de personalidad al examinar y medir la forma y el tamaño de las protuberancias en el cráneo (Jacquerd 1984).

Ciertos rasgos, razonaban los frenólogos, estaban ubicados en partes específicas del cerebro, y si uno hubiera desarrollado algún rasgo en un grado excepcional, existiría un "bulto" en el lugar apropiado. Por último, concluyeron que la configuración del cerebro y otros rasgos físicos pueden usarse para distinguir no solo a los humanos de los monos, sino también para clasificar las razas. Esta idea recibió un amplio apoyo de

. las comunidades académicas y científicas alemanas. que ayudó a preparar el camino para las biopolíticas nacionalsocialistas. A partir de la década de 1890 con el trabajo de Otto Ammon sobre índices cefálicos y otras pruebas científicas similares de la superioridad aria, gran parte de la antropología alemana, especialmente la rama más científica, la antropología física. [concluyó que] si la humanidad evolucionó a través de la selección natural. entonces era obvio que las razas de la especie humana debían estar ordenadas jerárquicamente a lo largo de la escalera de la evolución. Hay pocas dudas de que los antropólogos que descubrieron todas las características físicas, psicológicas y mentales divergentes mensurables de las diversas razas pensaron que eran científicas. Y también lo hizo el público en general (Stein 1988, 57).

La doctrina de la desigualdad, aunque fue parte integral de la filosofía alemana durante años, alcanzó su cúspide bajo el régimen de Hitler y obtuvo su principal apoyo intelectual de la ciencia establecida (Weiss 1988, Aycoberry 1981). Ernst Haeckel enseñó que "las diferencias morfológicas entre dos especies generalmente reconocidas, por ejemplo, ovejas y cabras, son mucho menos importantes que las que existen entre un hotentote y un hombre de raza teutónica" (1876, 434). Y que los alemanes han evolucionado "más lejos de la forma común de hombres simiescos [y superados]. Todos los demás en la carrera de la civilización" y serán la carrera para llevar a la humanidad a un "nuevo período de desarrollo mental superior" (1876 , 332). Esto era cierto, no sólo mental sino físicamente, porque la evolución logra "la simetría de todas las partes y el desarrollo igual que llamamos el tipo de perfecta belleza humana" (1876, 321).

La doctrina de la desigualdad, aunque una parte integral de la filosofía alemana durante años, alcanzó
su cúspide bajo el régimen de Hitler, y obtuvo su principal apoyo intelectual de la ciencia establecida.


Las razas inferiores eran a la vez inferiores y sin valor: los pueblos de "pelo lanudo", concluyó, son "incapaces de una verdadera cultura interior o de un desarrollo mental superior. Ninguna nación de pelo lanudo ha tenido una historia importante" (1876, 10). ). Haeckel incluso argumentó que, dado que "las razas inferiores & # 8211 como los Veddahs o los negros australianos & # 8211 están psicológicamente más cerca de los mamíferos & # 8211 monos y perros & # 8211 que de los europeos civilizados, debemos, por lo tanto, asignar un valor totalmente diferente para sus vidas "(1905, 390). Y Stein señala que no se trataba de una opinión minoritaria o extrema: "Haeckel era el científico respetado; las opiniones de sus seguidores eran a menudo más extremas" (Stein 1988, 56).

Como raza por encima de todas las demás, los arios creían que su superioridad evolutiva les daba no solo el derecho, sino el deber, de subyugar a todos los demás. Y la raza no fue un elemento menor de la filosofía nazi: Tenenbaum (1956, 211-212) concluyó que ellos

incorporó el. teoría de la evolución en su sistema político, sin dejar nada fuera. Su diccionario político estaba repleto de palabras como. lucha, selección y extinción (Ausmerzen). El silogismo de su lógica estaba claramente establecido: mundo es una jungla en la que diferentes naciones luchan por el espacio. Cuanto más fuerte gana, más débil muere o muere. En el mitin del partido de Nuremberg de 1933, Hitler proclamó que "la raza superior se somete a sí misma a una raza inferior. Un derecho que vemos en la naturaleza y que puede ser considerado como el único derecho concebible porque [fue] fundado en razón [de evolución] "(Citado de Los juicios de Nuremberg, Vol. 14, pág. 279).


Los nazis creían que, en lugar de permitir que las fuerzas naturales y el azar produjeran lo que pudieran, debían "dirigir la evolución" para hacer avanzar a la raza humana. Para lograr esto, su primer paso fue aislar las "razas inferiores" para evitar que contaminen aún más el acervo genético "ario" (Poliakov 1974). El amplio apoyo público a esta política fue el resultado de la creencia común de las clases educadas de que estaba científicamente probado que ciertas razas eran genéticamente inferiores. El gobierno simplemente estaba aplicando, como parte de su plan para una sociedad mejor, lo que creían que era ciencia probada para producir una raza superior de humanos: "El negocio del estado corporativo era la eugenesia o selección artificial & # 8211 política aplicada a la biología". (Stein 1988, 56). En los escritos de Hitler, la humanidad era "animales" biológicos a los que se podía aplicar la genética aprendida de la cría de ganado. Ya en 1925, en el capítulo 4 de MI lucha, Hitler esbozó su punto de vista de que la ciencia, específicamente la lucha de selección natural darwiniana, era el solamente base para una política nacional alemana exitosa que el título de su obra más famosa & # 8211 en inglés Mi lucha & # 8211 aludido a. Como concluyó Clark (1953, 115),

La mente de Adolf Hitler estaba cautivada por la enseñanza evolutiva, probablemente desde que era un niño. Ideas evolutivas & # 8211 bastante disimuladas - se encuentran en la base de todo lo que es peor en Mein Kampf & # 8211 y en sus discursos públicos. Hitler razonó. que una raza superior siempre conquistaría a una inferior.

Y Hickman (1983, 51-52) agrega que:

Quizás no sea una coincidencia que Adolph Hitler fuera un firme creyente y predicador del evolucionismo. Cualesquiera que sean las complejidades más profundas de su psicosis, es seguro que [el concepto de lucha era importante porque]. su libro, MI lucha expuso claramente una serie de ideas evolutivas, en particular aquellas que enfatizan la lucha, la supervivencia de los más aptos y el exterminio de los débiles para producir una sociedad mejor.

Y la creencia de que los científicos no pueden dirigir la evolución para producir una "raza superior", como señaló Tenenbaum (1956, vii), fue la leitmotiv central del nazismo:

Había muchas otras fuentes de las que el nazismo extraía su agua de fuego ideológica. Pero en esa concatenación de ideas y pesadillas que componían el . Las políticas sociales del Estado nazi, y en gran medida también sus políticas militares, pueden comprenderse más claramente a la luz de su vasto programa racial.

La visión nazi sobre la raza y la evolución darwiniana fue una parte importante de la combinación fatal que produjo el holocausto y la Segunda Guerra Mundial:

Uno de los pilares centrales de la teoría y doctrina nazi fue teoría de la evolución [y] . que toda la biología había evolucionado . hacia arriba, y eso . tipos menos evolucionados . debe ser erradicado activamente [y]. que la selección natural podría y debería recibir una ayuda activa. Por lo tanto [los nazis] instituyeron medidas políticas para erradicar . Judíos, y . negros, a quienes consideraban . [menos evolucionado] (Wilder-Smith 1982, 27).


Términos como "raza superior", "tipos humanos inferiores", "contaminación racial", "contaminación de la raza" y evolución sí mismo (entwicklung) Fueron utilizados a menudo por Hitler y otros líderes nazis. Los puntos de vista de Hitler sobre la raza no eran de ciencia marginal, como a menudo se afirma, sino más bien,

Los puntos de vista de Hitler son bastante sencillos de darwinismo social alemán de un tipo ampliamente conocido y aceptado en toda Alemania y que, lo que es más importante, fue considerado por la mayoría de los alemanes, incluidos los científicos, como científicamente verdadero. Los estudios más recientes sobre el nacionalsocialismo y Hitler han comenzado a darse cuenta de que. [La teoría de Darwin] fue la característica específica del nazismo. La "biopolítica" nacionalsocialista, [era] una política basada en una creencia místico-biológica en la desigualdad radical, un nihilismo moral monista y antitranscendente basado en la lucha eterna por la existencia y la supervivencia del más apto como ley de la naturaleza, y la consecuente uso del poder estatal para una política pública de selección natural (Stein 1988, 51).


La filosofía de que podemos controlar e incluso impulsar la evolución para producir un "nivel superior" de seres humanos se repite repetidamente en los escritos y discursos de destacados nazis (Jackel 1972). Lograr este objetivo requería eliminar sin piedad a los menos aptos mediante un comportamiento abiertamente bárbaro:

El esquema básico del darwinismo social alemán [era ese]. el hombre era simplemente una parte de la naturaleza sin cualidades trascendentes especiales ni humanidad especial.Por otro lado, los alemanes eran miembros de una comunidad biológicamente superior. la política era simplemente la aplicación directa de las leyes de la biología. En esencia, Haeckel y sus compañeros darwinistas sociales avanzaron las ideas que se convertirían en los supuestos centrales del nacionalsocialismo. El negocio del estado corporativo era la eugenesia o la selección artificial. (Stein 1988, 56)

Rauschning (1939) citó a Hitler diciendo que los nazis "¡son bárbaros! Queremos ser bárbaros. Es un título honorable, [porque con él] rejuveneceremos el mundo". De esta manera, como Keith (1946, 230) Concluyó, Hitler "buscó conscientemente hacer que la práctica de Alemania se ajustara a la teoría de la evolución". Como observa Humber (1987, ii), Hitler creía que los negros eran

. "monstruosidades a medio camino entre el hombre y el mono" y lamentó el hecho de que los cristianos fueran a "África central" para establecer "misiones negras", lo que resultó en la conversión de "seres humanos sanos en una estirpe podrida de bastardos". En su capítulo titulado "Nación y raza", dijo: "El más fuerte debe dominar y no mezclarse con el más débil, sacrificando así su propia grandeza. Sólo el debilucho nato puede ver esto como cruel, pero él, después de todo, es solo un hombre débil y limitado porque si esta ley no prevaleciera, cualquier desarrollo superior concebible (Hoherentwicklung) de los seres vivos orgánicos sería impensable ". Unas páginas más tarde, dijo," Los que quieren vivir, que luchen, y los que no quieren luchar en este mundo de eterna lucha no merecen vivir ".

Muchos de los principales ayudantes de Hitler tenían creencias similares. Hoess estaba "particularmente interesado en libros sobre teorías & # 8216 raciales ', herencia y obras etnológicas". Sus creencias raciales guiaron su política de gestión en los diversos campos de concentración que dirigió, incluido Auschwitz. Reestructuró este antiguo campo de trabajos forzados en un laboratorio de evolución. Los presos en Auschwitz "ya no eran personas. [Sino] simplemente bienes para ser procesados ​​en la gigantesca fábrica de muerte que él había organizado" (Rudorff 1969, 240).

Cuidar a los débiles, los enfermos, los cojos, los ancianos o los pobres era directamente contrario a la principal fuerza impulsora de la evolución: la supervivencia de los más aptos y la muerte de los no aptos. Esto significó que los débiles deben ser erradicados en beneficio de la raza en su conjunto. El Partido Nazi no consideró que estas políticas fueran incorrectas o incluso inhumanas. Abiertamente "se enorgullecía de su ideología científica y su visión moderna del mundo" (Gasman 1971). Dada su aceptación total de la evolución, sus "ideas de clase y raza. Y determinismo, bien pueden [ser]. Ineludibles" (Barzum 1958, xx).


Los nazis no fueron superficiales en la aplicación de lo que se conoció como "higiene racial". Antes de 1933, los científicos alemanes publicaron trece revistas científicas dedicadas a la higiene racial y había más de treinta instituciones, muchas relacionadas con universidades o centros de investigación, dedicadas a la "ciencia racial" (Proctor 1988). Cuando los nazis estaban en el poder, algo así como 150 revistas científicas, muchas de las cuales todavía son muy respetadas, se ocupaban de la higiene racial y campos afines (Weindling 1989). Se guardaron enormes archivos de datos sobre las carreras, muchos de los cuales fueron analizados y utilizados para trabajos de investigación publicados en varias revistas alemanas y otras. En 1927, El Instituto Kaiser Wilhelm de Antropología, Genética Humana y Eugenesia fue establecido. Aunque gran parte de la investigación estuvo relacionada con el campo de la eugenesia, los investigadores también estudiaron una amplia variedad de temas, incluidas las enfermedades venéreas y el alcohol.

& lt & gt Los eugenistas alemanes se basaron en gran medida en el trabajo realizado en Gran Bretaña y Estados Unidos. Franz Bumm, presidente de la Oficina de Salud del Reich, "señaló que el valor de la investigación sobre la eugenesia se había demostrado de manera convincente en los Estados Unidos, donde se habían recopilado estadísticas antropológicas de dos millones de hombres reclutados para las Fuerzas Armadas estadounidenses" (Proctor 1988, 40 ). Los diversos institutos comenzaron a investigar la persistencia de varios "rasgos raciales primitivos" en varias razas dentro y fuera de Alemania. Encontraron mucha evidencia del "tipo racial Cro magnon en ciertas poblaciones, y presumiblemente también neandertal". Al igual que sus homólogos estadounidenses y británicos, los Institutos Alemanes de Higiene Racial y los profesores de varias universidades comenzaron a descubrir pruebas genéticas de prácticamente todas las enfermedades de la humanidad, desde la criminalidad hasta las hernias e incluso el divorcio, y los investigadores agregaron algunos problemas originales propios, como como "amar navegar sobre el agua". Vieron su trabajo como un esfuerzo noble para continuar "los intentos de Darwin de dilucidar el origen de las especies" (Proctor 1988, 291).


El concepto central del supervivencia del más apto La filosofía, la observación de que todos los animales y plantas contienen una enorme cantidad de variedad genética, y que en ciertas situaciones ambientales algunas de estas diferencias pueden tener una ventaja en la supervivencia y otras pueden estar en desventaja, ha sido bien documentada. El mejor ejemplo es la selección artificial, donde los criadores seleccionan al macho y la hembra con el rasgo máximo que les interesa y luego, de la descendencia, seleccionan nuevamente los miembros que maximizan ese rasgo. Los criadores que utilizan estas técnicas han podido criar una amplia variedad de plantas y animales. Sin embargo, la reproducción para ciertos rasgos provoca invariablemente la pérdida de otros rasgos.

En consecuencia, en la cría de plantas y animales se produce una compensación: se obtienen algunos rasgos, pero se pierden otros. Por lo tanto, las vacas se crían para uso lácteo o para carne. Por tanto, la teoría que habían desarrollado los eugenistas alemanes estaba mal concebida y no se consideró adecuadamente la enorme cantidad de datos y las implicaciones de la enorme cantidad de diversidad biológica que ahora sabemos que existe.

Algunos miembros de la comunidad científica no quieren compartir la culpa de lo sucedido y tratan de justificar lo que hizo la Alemania nazi. La afirmación más común es que los académicos alemanes fueron obligados a aceptar ideas racistas. Varios estudios recientes, incluidos Weindling (1989) y Proctor (1988), argumentan de manera convincente que este no fue el caso. La coerción limitada que se produjo fue a menudo de la comunidad científica, en lugar de la fuerza política alemana "imponiendo su voluntad sobre una comunidad científica apolítica" (Proctor 1988, 5 véase también Wertham 1966). Los nazis forzaron la destitución de muchos académicos alemanes de sus puestos, pero muchos eran judíos, y la mayoría fueron despedidos por razones no relacionadas con su oposición a la eugenesia. El importante estudio de Proctor argumentó elocuentemente que los nazis son

retratado comúnmente. como criminales fanáticos y medio enloquecidos que llevan a cabo sus malvados planes con tanta razón o sentido común como los gánsteres de la televisión de los años treinta. Esta es una falsa impresión por varias razones, pero principalmente porque subestima el grado en que un gran número de intelectuales, a menudo líderes en su campo, estaban dispuestos y ansiosos por servir al régimen nazi. La evidencia presentada en los juicios [de Nuremberg] revela la participación de médicos en un programa masivo para el exterminio de "vidas que no vale la pena vivir", que incluye, primero, bebés con defectos hereditarios y luego, niños discapacitados y pacientes de instituciones psiquiátricas, y finalmente , poblaciones enteras de "razas no deseadas" (1988, 5-6) [Énfasis mío].


Como concluyó Gould (1977, 127), "los argumentos biológicos a favor del racismo aumentaron en un orden de magnitud tras la aceptación de la teoría de la evolución" por parte de los científicos de la mayoría de las naciones. Chamberlain (1899) fue uno de los primeros escritores alemanes populares en utilizar la evolución para defender la afirmación de que los alemanes eran biológicamente superior a todas las demás razas y pueblos, incluidos los persas, los griegos y, especialmente, los "semitas parásitos", a quienes tildó de "raza de pueblos inferiores". Darwin interpretó la evolución de homo sapiens principalmente debido a las mejoras cerebrales, como lo demuestra el caso mucho más grande del cerebro en primates superiores, y especialmente por el cerebro ápice que se encuentra en los humanos. Chamberlain se dio cuenta de esto y concluyó que las diferencias evolutivas humanas se reflejaban en las diferencias del cráneo, principalmente en su forma y tamaño, pero también en todos aquellos rasgos que históricamente han identificado a las razas humanas (color de piel, nariz, labios y forma de ojos, entre otros). Utilizó como evidencia para su teoría no sólo la antropología física y la evolución darwiniana, sino también la "ciencia" entonces de moda de la frenología, y

La explicación racial de Chamberlain para la historia humana fue sólo una de las muchas síntesis intelectuales producidas en la segunda mitad del siglo XIX. La mayoría de los "ismos" que han influido profundamente en el siglo XX tienen su génesis en estas décadas (Schleunes 1970, 30).


El darwinismo social fue, por tanto, extremadamente influyente en el desarrollo del racismo basado en rasgos físicos que floreció a finales del siglo XIX en Alemania y en otros lugares. Estas teorías racistas siguieron de cerca la expansión de la evolución darwiniana, que tuvo un amplio seguimiento en Alemania casi inmediatamente después de la publicación de la edición alemana de El origen de las especies (Schleunes 1970, Cohn 1981).

Aunque los racistas también contaban con el apoyo de los frenólogos, tanto la frenología como el darwinismo social obtuvieron su base racional, si no primaria, de la evolución (Davies 1955). También se utilizaron como apoyo las comparaciones de varias culturas que se suponía que eran producto de la superioridad racial (no al revés). Llegaron a la conclusión de que las razas inferiores producían culturas inferiores y solo las razas superiores producían culturas superiores (Hooton 1941). Por lo tanto, Schleunes (1970) señala que el racismo adquirió reputación científica a través de su vínculo sólido con la "tercera gran síntesis del siglo XIX", la teoría darwiniana de la evolución y la supervivencia. del más apto visión del mundo.

Estos puntos de vista "científicos" sobre la raza que existían entonces en el mundo occidental, especialmente en la Alemania nazi, eran claramente evidentes incluso en Estados Unidos, como se desprende de las encuestas de libros de texto publicados entre 1880 y 1940. El profesor de Princeton Edwin Conklin (1921, 34) dijo en uno de sus textos que

La comparación de cualquier raza moderna con los tipos de Neanderthal o Heidelberg lo demuestra. Las razas negroides se parecen más al stock original que las razas blancas o amarillas. Toda consideración debe llevar a quienes creen en la superioridad de la raza blanca a esforzarse por preservar su pureza y establecer y mantener la segregación de las razas.

Poco después de que la Corte Suprema de Estados Unidos dictaminara que la esterilización de las minorías era legal, el gabinete de Adolf Hitler, usando el trabajo estadounidense como ejemplo, aprobó una ley de esterilización eugenésica en 1933. La ley alemana era obligatoria para todas las personas.

. institucionalizados o no, que sufrían presuntamente discapacidades hereditarias que incluían debilidad mental, esquizofrenia, epilepsia, ceguera, adicción severa a las drogas o al alcohol y deformidades físicas que interferían seriamente con la locomoción o eran extremadamente ofensivas (Kevles, 1985, 116).

Irónicamente, las leyes alemanas se utilizaron para inspirar leyes aún más duras en los Estados Unidos. El Dr. Joseph DeJarnette argumentó que los estadounidenses que eran progresistas y de mentalidad científica deberían sentirse avergonzados por la legislación alemana progresista "ilustrada", y que nosotros debería estar a la cabeza en este ámbito en lugar de Alemania.

El siguiente paso en Alemania fue que el gobierno otorgara "préstamos" a aquellas parejas que concluyó que eran "deseables desde el punto de vista racial y biológico" y, por lo tanto, deberían tener más bebés. El nacimiento de cada hijo redujo el endeudamiento por "préstamos" en otro 25%. Luego vino la esterilización y, en 1939, la eutanasia para ciertas clases de discapacitados mentales o físicos. Hasta ese momento, muchos eugenistas estadounidenses y británicos sostenían el programa alemán como modelo porque "no tenía un contenido racial nefasto" (Kevles 1985, 188). Los eugenistas alemanes, por otro lado, reconocieron repetidamente su enorme deuda con los investigadores estadounidenses y británicos y periódicamente honraron a los eugenistas de sus universidades con varios premios.

El liderazgo eugenésico alemán fue originalmente menos antisemita que el británico. La mayoría de los eugenistas alemanes habían creído originalmente que los judíos alemanes eran arios y, en consecuencia, el movimiento fue apoyado por muchos profesores y médicos judíos. Los judíos se incorporaron lentamente a las leyes eugenésicas alemanas que, hasta ese momento, contaban con el apoyo de un gran número de personas, tanto en Alemania como en el extranjero.

Los puntos de vista de los racistas darwinianos también entraron lentamente en muchas esferas de la sociedad alemana que antes no habían infectado (Beyerchen 1977). La Liga Pan Alemana, dedicada a "mantener la pureza racial alemana" y ayudar a los alemanes de todo el mundo a resistir la tendencia a la asimilación, al principio no era abiertamente antisemita. A los judíos que estaban completamente asimilados a la cultura alemana se les permitió ser miembros de pleno derecho. Muchos eugenistas alemanes hubieran aceptado que los negros o los gitanos eran racialmente inferiores, pero sus teorías raciales no parecían encajar con los judíos, ya que habían alcanzado un nivel no pequeño de éxito en Alemania. Schleunes (1970) agrega que en 1903 la influencia de las ideas racistas impregnó el programa de la Liga en la medida en que su política cambió, y en 1912 la Liga se declaró basada en "principios raciales".

Los judíos alemanes se consideraban a sí mismos alemanes & # 8211 primero y estaban orgullosos de serlo & # 8211 y los judíos en segundo lugar. Su asimilación a la vida alemana fue hasta el punto de que la mayoría estaba convencida de que Alemania era ahora un puerto seguro para ellos.


A pesar de la prominencia científica de estos puntos de vista raciales, hasta la Segunda Guerra Mundial tuvieron un efecto limitado sobre la mayoría de los judíos. Los judíos alemanes se consideraban a sí mismos alemanes primero & # 8211 y estaban orgullosos de serlo & # 8211 y los judíos en segundo lugar. Muchos modificaron las opiniones raciales de la intelectualidad alemana al incluirse en ella. Su asimilación a la vida alemana fue hasta el punto de que la mayoría estaba convencida de que Alemania era ahora un puerto seguro para ellos (Schleunes 1970, 33). La mayoría sintió que sus acciones antisemitas no representaban una amenaza seria para su seguridad. Muchos todavía se aferraron firmemente al modelo de creación de Génesis y rechazaron los puntos de vista en los que se basaba el racismo, incluida la macroevolución, y por lo tanto, no vieron estas ideas como una amenaza real. Lo que sucedió más tarde en Alemania obviamente no fue bien recibido por los genetistas judíos, incluso los eugenistas judíos y algunos otros grupos:

El movimiento de la eugenesia sintió una mezcla de aprensión y admiración por el progreso de la eugenesia en Alemania. [pero] los detalles reales de las medidas eugenésicas que surgieron después del ascenso al poder de Hitler no fueron bien recibidos de manera inequívoca. Los eugenistas señalaron a los EE. UU. Como un lugar donde las leyes estrictas controlaban el matrimonio pero donde existía una fuerte tradición de libertad política (Jones 1980, 168).

Mientras que en gran parte de la literatura eugenésica estadounidense y británica, la raza judía todavía se consideraba un ejemplo de logros educativos y profesionales, los alemanes pronto comenzaron a colocarlos cerca del final de la lista. Además, muchos eugenistas estadounidenses y británicos estaban consternados de que los alemanes incluían a "muchas razas extranjeras" como inferiores, incluidos muchos grupos como los europeos del sur y del este, que eran grupos respetados en Gran Bretaña y Estados Unidos.

Evolución y guerra en la Alemania nazi

El darwinismo no solo ofreció a la nación alemana una interpretación significativa de su pasado reciente, sino también una justificación para futuras agresiones:

El éxito militar alemán en las guerras bismarkianas encaja perfectamente en las categorías de Darwin en la lucha por la supervivencia, la aptitud de Alemania había sido claramente demostrada. ¿No era esto expresivo de un espíritu superior o volksgeist? (Schleunes 1970, 31).

Hitler no solo pretendía descaradamente producir una raza superior, sino que confiaba abiertamente en el pensamiento darwiniano tanto en sus políticas de exterminio como de guerra (Jackel 1972). Así, la Alemania nazi glorificó abiertamente la guerra por la razón de que era un medio importante de eliminar a los menos aptos de la raza superior, un paso necesario para "mejorar la raza". Clark (1953, 115-116) concluye, citando extensamente de MI lucha, ese

La actitud de Hitler hacia la Sociedad de Naciones y hacia la paz y la guerra se basó en los mismos principios. "Un tribunal mundial. Sería una broma. El mundo entero de la naturaleza es una lucha poderosa entre la fuerza y ​​la debilidad & # 8211 una victoria eterna de los fuertes sobre los débiles. No habría nada más que decadencia en toda la naturaleza si esto fuera No es así. Estados que [violen]. esta ley elemental caerían en decadencia. El que quiera vivir debe luchar. El que no quiera luchar en este mundo donde la lucha permanente es la ley de la vida, no tiene derecho a existir. " Pensar de otra manera es "insultar" a la naturaleza. "Angustia, miseria y enfermedad son sus réplicas".

La guerra, por tanto, fue una fuerza positiva, no solo porque eliminó a las razas más débiles, sino también porque eliminó a los miembros más débiles de las razas superiores. Hitler enfatizó que la grandeza alemana se debió principalmente a que eran patriotas y, por lo tanto, habían estado eliminando a sus miembros más débiles durante siglos (Rich 1973). Aunque los alemanes no eran ajenos a la guerra, esta nueva justificación fue poderosa. La opinión de que el proceso de erradicación de las razas más débiles fue una fuente importante de evolución fue bien expresada por Wiggam 1922, 102):

Hubo un tiempo en que el hombre apenas tenía más cerebro que sus primos antropoides, los simios. Pero, pateando, mordiendo, peleando. y burlar a sus enemigos y por el hecho de que los que no tenían sentido y fuerza. para hacer esto fueron asesinados, el cerebro del hombre se volvió enorme y creció en sabiduría y agilidad, si no en tamaño.



Por tanto, a la larga, la guerra es positiva, porque sólo "pateando, peleando, mordiendo", etc., los humanos pueden evolucionar. Hitler incluso afirmó como verdad la contradicción de que la civilización humana tal como la conocemos no existiría si no fuera por la guerra constante. Y muchos de los principales científicos de la época defendieron abiertamente este punto de vista:

A Haeckel le gustaba especialmente alabar a los antiguos espartanos, a quienes consideraba un pueblo exitoso y superior como consecuencia de su selección biológica socialmente aprobada. Al matar a todos menos a los "niños perfectamente sanos y fuertes", los espartanos estaban "continuamente en excelente fuerza y ​​vigor" (1876, 170). Alemania debería seguir esta costumbre espartana, ya que el infanticidio de los deformes y enfermizos era "una práctica ventajosa tanto para los niños destruidos como para la comunidad". Fue, después de un "dogma tradicional" y una verdad poco científica que todos los cinco tenían el mismo valor o deberían ser preservados (1905, 116) (Stein 1988, 56).

La suposición comúnmente creída de que la civilización europea evolucionó mucho más que otras principalmente debido a su constante belicismo no es cierta. Históricamente, muchas tribus de África estuvieron continuamente envueltas en guerras, al igual que la mayoría de los países de Asia y América.En realidad, la guerra es típica de prácticamente todos los pueblos, excepto de ciertos pequeños grupos de islas que tienen abundancia de alimentos, o pueblos de zonas muy frías (Posner y Ware 1986).

Las políticas nazis, por lo tanto, resultaron menos de un "odio" hacia los judíos u otros pueblos, que del objetivo idealista de prevenir la "contaminación de la raza". Hitler (1953, 115-116) elaboró ​​de la siguiente manera:

¿De quién es la culpa cuando un gato devora un ratón? . los judios . hacer que la gente se descomponga. A la larga, la naturaleza elimina los elementos nocivos. Uno puede sentirse repelido por esta ley de la naturaleza que exige que todos los seres vivos se devoren mutuamente. La mosca es atrapada por una libélula, que a su vez es tragada por el pájaro, que a su vez es víctima de un pájaro más grande.. conocer las leyes de la naturaleza. nos permite obedecerlos.

Por tanto, debemos comprender y aplicar las "leyes de la naturaleza", como las supervivencia del más apto ley, que originariamente produjo las razas humanas y es la fuente de su perfeccionamiento. Nosotros, como raza, por lo tanto, debemos ayudar en la eliminación, o al menos en la cuarentena, de los menos aptos. En palabras de Hitler, (1953, 116):

Si puedo aceptar un Mandamiento viviente, es este: "Conservarás la especie". La vida del individuo no debe fijarse a un precio demasiado alto. Si el individuo fuera importante a los ojos de la naturaleza, la naturaleza se ocuparía de preservarlo. Entre los millones de huevos que pone una mosca, muy pocos nacen & # 8211 y, sin embargo, la raza de moscas prospera.

Los individuos no son solo mucho menos importante que la raza, pero los nazis concluyeron que ciertas razas, como señala Whitehead (1983, 115), no eran humanos, sino animales:

Los judíos, etiquetados como subhumanos, se convirtieron en no seres. Era tanto legal como correcto exterminarlos desde el punto de vista colectivista y evolucionista. No fueron considerados. personas a la vista del gobierno alemán.


Hitler estaba especialmente decidido a evitar que los arios se reprodujeran con todos y cada uno de los no arios, una preocupación que finalmente resultó en la "solución final". Una vez exterminadas las razas inferiores, Hitler creía que las generaciones futuras le agradecerían profusamente la mejora que su trabajo trajo al mundo:

Los alemanes eran la raza superior, destinados a un glorioso futuro evolutivo. Por esta razón, era esencial que los judíos fueran segregados, de lo contrario se producirían matrimonios mixtos. Si esto sucediera, todos los esfuerzos de la naturaleza "para establecer una etapa evolutiva superior del ser podrían resultar inútiles" (Mein Kampf) (Clark 1953: 115).

Así, el movimiento darwinista fue "una de las fuerzas más poderosas en la historia intelectual alemana de los siglos XIX-XX [y] puede entenderse plenamente como un preludio de la doctrina del nacionalsocialismo [nazismo]" (Gasman 1971, xiv). ¿Por qué los conceptos de evolución se afianzaron en Alemania más rápidamente y se afianzaron allí más firmemente que en cualquier otro lugar del mundo?

Evolución utilizada para justificar el racismo alemán existente

Schleunes (1970, 30-32), en su discusión de la política nazi hacia los judíos, señaló de manera bastante conmovedora que la razón por la que la publicación de la obra de Darwin de 1859 tuvo un impacto inmediato en Alemania fue porque

Los racistas se apropiaron rápidamente de la noción de Darwin de lucha por la supervivencia. tal lucha, legitimada por las últimas visiones científicas, justificaba la concepción racista de pueblos superiores e inferiores. y validó la lucha entre ellos.

La revolución darwiniana les dio a los racistas lo que ellos pensaban que era una poderosa verificación de que sus sospechas raciales eran "correctas". Los trabajos de su principal portavoz alemán y científico más eminente Haeckel proporcionaron apoyo especial (Poliakov, 1974). El apoyo del establishment científico fue tal que Schleunes (1970, 30-52) señala:

La apropiación por parte de los racistas de estas categorías científicas ganó para el pensamiento racista una circulación mucho más amplia de lo que justificaban sus ideas. Qué satisfacción debe haber sido descubrir que los prejuicios de uno eran en realidad expresiones de la verdad científica.

¿Y qué mayor autoridad que la ciencia podrían tener los racistas para sus puntos de vista? Konrad Lorenz, uno de los científicos de comportamiento animal más eminentes, a menudo acreditado por ser el fundador del campo, declaró:

Así como en el cáncer el mejor tratamiento es erradicar el crecimiento parasitario lo más rápidamente posible, la defensa eugenésica contra los efectos sociales disgénicos de las subpoblaciones afectadas se limita necesariamente a medidas igualmente drásticas. Cuando estos elementos inferiores no se eliminan eficazmente de una población [sana], entonces & # 8211 al igual que cuando se permite que las células de un tumor maligno proliferen en todo el cuerpo humano & # 8211, destruyen el cuerpo huésped así como a ellas mismas (Chase 1980, 349).

Los trabajos de Lorenz fueron importantes en el desarrollo del programa nazi que fue diseñado para erradicar el crecimiento parasitario. Los programas del gobierno sobre las formas en que el "Volk alemán" (el pueblo) puede mantener su superioridad hicieron que el racismo fuera casi inexpugnable. Aunque King (1981, 156) afirmó que "el holocausto de la persecución nazi.
pretendía tener una base genética científica, "en la mente de los gobernantes y las universidades de la época, su base científica era tan fuerte que pocos científicos contemporáneos la cuestionaban seriamente. Las actitudes del pueblo alemán eran sólo parcialmente culpables en causando el holocausto & # 8211 sólo cuando se agregó el darwinismo a las actitudes preexistentes se produjo una combinación letal.

La mayoría de los primeros eugenistas, especialmente en Estados Unidos y Gran Bretaña, enfatizaron que era mejor confiar en el voluntariado para implementar sus programas. Galton, sin embargo, llegó a la conclusión de que la situación en su época "era tan clara y tan terrible que justificaba la intervención estatal de naturaleza coercitiva en la reproducción humana" (Kevles 1985, 91). Más tarde, más y más eugenistas apoyaron la acción directa del gobierno en la aplicación de las leyes eugenésicas. Si la selección natural producía el ajuste darwiniano, solo la selección artificial impuesta por el gobierno podría asegurar que solo se multiplicara la eugenesia superior. Muchos trabajadores sociales y psiquiatras en Gran Bretaña, Estados Unidos y Alemania estaban convencidos del origen hereditario de las deficiencias sociales y, en más y más países, se sintieron obligados a obligar al gobierno a intervenir.

En ningún país esta intervención tuvo tanto éxito como en Alemania. Desalentados por la falta de efectividad de su ciencia, y plenamente convencidos de que había sido adecuadamente respaldada empíricamente con el brillante trabajo de Charles Darwin, Karl Pearson, Francis Galton y muchos otros, los científicos occidentales sintieron envidia de que solo Alemania pudiera implementar los programas. que muchos científicos de América y Europa defendían enérgicamente (Chase 1980).

La Alemania nazi ciertamente no fue la única en aplicar la ciencia al gobierno. Como afirma Kevles (1985, 101), "en los Estados Unidos durante las primeras décadas del siglo, se convirtió en un sello distintivo de una buena reforma para dar forma al gobierno con la ayuda de expertos científicos. , departamentos de psicología y sociología de universidades o facultades ". Y los programas de eugenesia alemanes suscitaron poca oposición de los Estados Unidos. Las implicaciones de sus leyes de inmigración eugenésica, especialmente las cuotas de la ley estadounidense Johannson de 1924, una ley no derogada en 1941, tuvieron enormes consecuencias para las vidas humanas.

Al menos nueve millones de seres humanos de lo que Galton y Pearson llamaron estirpe degenerativa, dos tercios de ellos judíos. Continuó negándose el santuario a nuestras puertas. Todos fueron finalmente anunciados en los campos de Nordic Rassenhygiene, donde el biólogo racial a cargo se aseguró de que dejaran de multiplicarse y dejaran de serlo (Chase 1980, 360).

El primer paso fue determinar qué grupos eran genéticamente superiores, un juicio que estaba fuertemente influenciado por la cultura de uno. Muchos alemanes creían que las elecciones estadounidenses y británicas para las razas inferiores eran incorrectas, por lo que instituyeron su propio programa para determinar quiénes eran las razas superiores. Esto significaba que primero debían determinar cuáles son superiores y luego específicamente qué rasgos colocarían a una persona en una raza superior y / o inferior.


Al tratar de agrupar a las personas en razas para seleccionar a los "mejores" alemanes para que sirvieran como criadores de niños "oficiales", los nazis midieron una amplia variedad de rasgos físicos, como el tamaño de las cajas cerebrales. Aunque las observaciones superficiales permiten a la mayoría de la gente hacer una clasificación aproximada basada en el blanco, el negro y el oriental, cuando se explora en profundidad la cuestión racial, tales divisiones no son de ninguna manera fáciles, como pronto descubrieron los nazis. Además, se hizo difícil porque, con muchos de los grupos que se sentían inferiores, como los eslovacos, judíos, gitanos y otros grupos, no era fácil distinguirlos de la raza pura "aria". En general, los nazis se basaron en gran medida en el trabajo de Hans F.K. Gunther, quien fue profesor de ciencias raciales en la Universidad de Gena. Como reconoció Mosse (1981: 57), aunque las "relaciones personales de Gunther con el partido fueron a veces tormentosas, sus ideas raciales fueron aceptadas" y recibieron un amplio apoyo en todo el gobierno alemán y fueron una influencia importante en la política alemana. Gunther reconoció que, si bien una raza puede no ser pura, sus miembros comparten ciertas características dominantes, allanando así el camino para los estereotipos (Mosse 1981: 57). El objetivo era encontrar el "tipo ideal" racial.


Concluyó que todos los arios comparten un tipo nórdico ideal que contrasta con los judíos, quienes, concluyó, eran una mezcla de razas. Gunther enfatizó tanto la medición antropológica de los cráneos como la evaluación de la apariencia física de una persona. Se utilizó como criterio el predominio de tales características y el linaje genealógico de una persona. Aunque se hizo hincapié en la apariencia física, la clave fue que "el cuerpo es el lugar de exhibición del alma" y "el alma es lo principal" (Mosse 1981: 58). Se colocó a mujeres seleccionadas en hogares especiales y se las mantuvo embarazadas mientras estuvieran en el programa. Aunque los investigadores intentaron elegir personas con los rasgos ideales, el coeficiente intelectual de la descendencia resultante fue generalmente más bajo que el de los padres. La investigación sobre la descendencia de este experimento ha concluido, como se sabe ahora, que el I.Q. retrocede hacia la media poblacional.

Los puntos de vista evolutivos no solo influyeron en la actitud nazi hacia los judíos, sino también en otros grupos culturales y étnicos. Incluso los pacientes mentales fueron masacrados, en parte porque se creía en ese momento que la herencia tenía una gran influencia en la enfermedad mental. Los pacientes mentales no eran el producto de un entorno enfermo, sino una línea genética enferma (o tal vez tenían algo de sangre judía u otra sangre no aria). En consecuencia, tuvieron que ser destruidos. Poliakov (1974, 282) señala que muchos intelectuales de principios del siglo XX aceptaron telegonía la idea de que la mala sangre contaminar una línea de carrera para siempre, o que "la mala sangre expulsa al bien, así como el dinero malo desplaza al dinero bueno". Sólo el exterminio eliminaría permanentemente las líneas genéticas "débiles" e inferiores y, por lo tanto, una mayor evolución.

Numerosos biólogos respetados apoyaron esta posición & # 8211 Darwin incluso compiló una larga lista de casos en los que la "mala sangre" contaminó una línea genética completa, lo que provocó que tuviera progenie impura para siempre. Ernst Ruedin, de la Universidad de Munich, y muchos de sus colegas (como Herbert Spencer, Francis Galton, Calaude Bermand y Eugene Kahn, más tarde profesor de psiquiatría en Yale) defendieron activamente este "argumento hereditario". También fueron los arquitectos principales de las leyes alemanas de esterilización obligatoria que fueron diseñadas para evitar que aquellos con genes defectuosos o "inferiores" "contaminen" el acervo genético ario. Más tarde, cuando los "genéticamente inferiores" también fueron juzgados como "dragas inútiles", las matanzas masivas se justificaron. Los grupos juzgados como "inferiores" se expandieron gradualmente para incluir una amplia variedad de razas y grupos nacionales. Más tarde, incluso incluyeron personas mayores menos sanas, epilépticos, deficientes mentales (graves y leves), sordomudos y personas con enfermedades terminales (Wertham 1966, Chase 1980).


La justificación de este asesinato, repetido una y otra vez, fue que "los principales biólogos y profesores de medicina" defendieron el programa. El Dr. Carl Brandt, según Wertham (1966, 160), consideró que dado que los profesores eruditos lo apoyaban, el programa debía ser válido, y "¿quién podría estar mejor calificado [para juzgarlo] que ellos?" " El científico que presidió el programa de carreras en Auschwitz, el Dr. Josef Mengele, era un investigador muy respetado y publicado que tenía un doctorado. de la prestigiosa Universidad de Munich, y un M.D. de la Universidad de Frankfurt (Astor 1985). Su celo se basaba en la teoría científica principal altamente aceptada, no en supuestos impulsivos sádicos o psicopáticos (Posner y Ware, 1986). Su biógrafo (Astor 1985, 21) concluyó que

La pureza racial y la amenaza contaminante de los judíos se convirtieron en evangelio en la educación inferior y superior. Cuando Mengele comenzó sus estudios universitarios en la Universidad de Munich, el antisemitismo ya había brotado en las ciencias. El joven impresionable. se empapó de escritos como los de un erudito oriental alemán, Parl de Lagarde, que despreciaba "a los que, fuera de la humanidad, defienden a estos judíos, o que son demasiado cobardes para pisotear hasta la muerte a estas alimañas usureras. Con triquinas y bacilos no se negocia, ni hay que educar a las triquinas y los bacilos. Se los extermina lo más rápida y exhaustivamente posible ".

Y Posner y Ware (1986, 23) añaden:

Mientras tanto, en Munich, Joseph estaba tomando cursos de antropología y paleontología, así como de medicina. Su interés real por la genética y la evolución coincidió con el concepto en desarrollo de que algunos seres humanos afectados por trastornos no eran aptos para reproducirse, ni siquiera para vivir. Su La ambición consumada era tener éxito en este nuevo campo de moda de la investigación evolutiva. [Cursiva agregada].

Los grupos incluidos como "inferiores" se ampliaron más tarde para incluir a las personas que sólo tenían negroide o mongoloide características, gitanos, y aquellos que no "aprobaron" un conjunto de pruebas de frenología abiertamente racistas ingeniosamente diseñadas que ahora se sabe que no tienen valor (Davies 1955). Después de que Jessie Owen ganara varias medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936, Hitler declaró que "los estadounidenses deberían avergonzarse de sí mismos" incluso por permitir que los negros participaran en los concursos (Stanton 1972). Algunos incluso defendieron la opinión de que las mujeres eran evolutivamente inferiores a los hombres. El Dr. Robert Wartenberg, quien más tarde se convirtió en un destacado profesor de neurología en California, intentó en una monografía "probar" la inferioridad de las mujeres, enfatizando que no podrían sobrevivir a menos que estuvieran "protegidas por los hombres", y las mujeres evolucionaron "débiles" debido a la histórica estar protegido por los machos. Por esta razón, concluyó que la selección natural no había sido tan operativa en las mujeres en la medida en que lo había sido en los hombres. Por lo tanto, las mujeres más débiles no fueron eliminadas tan rápidamente, lo que resultó en una tasa de evolución más lenta. No estaba claro cómo se "seleccionaría" a los débiles para su eliminación, ni se utilizaron los criterios para determinar los "débiles". En la Alemania nazi, a las mujeres se les prohibía abiertamente acceder a determinadas profesiones y la ley les exigía que se ajustaran a un papel femenino tradicional (Weindling 1989).

Los escritores actuales a menudo pasan por alto, ignoran totalmente o incluso distorsionan la estrecha conexión entre la evolución darwiniana y la teoría racial nazi y las políticas que produjo, pero, como advierte Stein (1988, 50),

Hay pocas dudas de que la historia del etnocentrismo, el racismo, el nacionalismo y la xenofobia también ha sido una historia del uso de la ciencia y las acciones de los científicos en apoyo de estas ideas y movimientos sociales. En muchos casos, está claro que la ciencia fue utilizada simplemente como materia prima o evidencia por actores políticos ideológicamente interesados ​​como prueba de nociones preconcebidas. La mayoría de los sociobiólogos y estudiantes de biopolítica contemporáneos argumentarían que todos los intentos de usar la ciencia de esta manera son, de hecho, mera pseudociencia. Por otro lado, también hay pocas dudas en el registro histórico de que esta actitud contemporánea de autoprotección se basa en una mala interpretación de la historia un tanto deliberada. La historia del etnocentrismo y cosas por el estilo también ha sido la historia de muchos científicos muy respetados de la época que han sido muy activos en el uso de su propia autoridad como científicos para promover y apoyar doctrinas políticas y sociales racistas y xenófobas en nombre de la ciencia. Por lo tanto, si los científicos de la época utilizaron la ciencia de la época para promover el racismo, es simplemente una forma de amnesia kuhniana o encubrimiento histórico para descartar la preocupación por un posible abuso contemporáneo de la ciencia con la afirmación de que el abuso pasado fue mera pseudociencia.

La literatura contiene solo unos pocos estudios que tratan directamente este tema & # 8211 y muchos lo evitan porque la evolución es ineludiblemente selectiva. El corazón mismo de la teoría de la evolución es la supervivencia de el mas apto y esto requiere diferencias entre especies que con el tiempo serán lo suficientemente grandes como para que aquellos individuos que las posean & # 8211 los más aptos & # 8211 sean más aptas para sobrevivir, manifestando tasas de supervivencia diferenciales. Aunque el proceso de raciación puede comenzar con ligeras diferencias, la evolución en el tiempo produce razas distintas que resultan de especiación o el desarrollo de una nueva especie.

Gran parte de la oposición al movimiento eugenésico provino de los cristianos alemanes. Aunque Hitler fue una vez monaguillo y luego "se consideraba un buen católico romano" (Zindler 1985, 29), de adulto, claramente tenía fuertes sentimientos antirreligiosos, al igual que muchos de los líderes del partido nazi. Sin embargo, como cualquier buen político, trató abiertamente de explotar la influencia de la iglesia (Phillips 1981, 164). Sus sentimientos sobre la religión se expresaron una vez sin rodeos:

La mentira organizada [religión] debe ser aplastada. El Estado debe seguir siendo el amo absoluto. Cuando era más joven, pensé que era necesario empezar a [destruir la religión] con dinamita. Desde entonces me di cuenta de que hay espacio para la sutileza. El estado final debe ser, en la silla de San Pedro, un oficiante senil frente a él unas ancianas siniestras. Los jóvenes y los sanos están de nuestro lado. Es imposible mantener eternamente a la humanidad en esclavitud y mentiras. [Fue] sólo entre los siglos VI y VIII que el cristianismo se impuso a nuestro pueblo. Nuestro pueblo había logrado antes vivir bien sin esta religión. Tengo seis divisiones de hombres de las SS absolutamente indiferentes en materia de religión. No les impide ir a la muerte con serenidad en el alma (1953, 17).

Sus creencias son muy claras: los jóvenes que eran la esperanza de Alemania eran "absolutamente indiferentes en materia de religión". Como señaló Keith (1946, 72), el partido nazi veía la evolución y el cristianismo como polos opuestos porque

El cristianismo no hace distinciones de raza o color, busca derribar todas las barreras raciales. A este respecto, la mano del cristianismo está en contra de la de la naturaleza, porque ¿no son las razas de la humanidad la cosecha evolutiva que la naturaleza ha trabajado duro durante largas edades para producir? ¿No podemos decir, entonces, que el cristianismo es anti-evolutivo en su objetivo?

La oposición a la religión fue una característica destacada de la ciencia alemana y, por tanto, de la teoría política alemana posterior, desde sus inicios. Como resumió Stein (1988, 54):

Ernst Haeckel. en una conferencia titulada "Sobre la evolución: la teoría de Darwin". argumentó que Darwin tenía razón. indudablemente, la humanidad había evolucionado del reino animal. Así, y aquí se dio el paso fatal en la primera gran exposición de Haeckel sobre el darwinismo en Alemania, la existencia social y política de la humanidad está gobernada por las leyes de la evolución, la selección natural y la biología, como claramente lo demostró Darwin. Argumentar lo contrario era una superstición atrasada. Y, por supuesto, fue la religión organizada la que hizo esto y, por lo tanto, se interpuso en el camino del progreso científico y social.

Borman fue igualmente directo y enfatizó que la oposición de la iglesia a las fuerzas de la evolución debe ser condenada. En sus palabras:

Los conceptos nacionalsocialista [nazi] y cristiano son incompatibles. Las iglesias cristianas se basan en la ignorancia de los hombres y se esfuerzan por mantener a una gran parte de la gente en la ignorancia. Por otro lado, el nacionalsocialismo se basa en fundamentos científicos. Los principios inmutables del cristianismo, que se establecieron hace casi dos mil años, se han endurecido cada vez más y se han convertido en dogmas ajenos a la vida. Sin embargo, el nacionalsocialismo, si quiere seguir cumpliendo con su tarea, debe guiarse siempre de acuerdo con los datos más recientes de las investigaciones científicas. (Citado en Mosse 1981, 244.)

Borman también concluyó que:

Las iglesias cristianas saben desde hace mucho tiempo que el conocimiento científico exacto representa una amenaza para su existencia. Por lo tanto, por medio de pseudociencias como la teología, se esfuerzan por suprimir o falsificar la investigación científica. Nuestra cosmovisión nacionalsocialista se encuentra en un nivel mucho más alto que los conceptos del cristianismo, que en su esencia fueron tomados del judaísmo. También por esta razón podemos prescindir del cristianismo (Mosse 1981, 244).

Desde nuestra perspectiva moderna, la Segunda Guerra Mundial y sus resultados se derivaron de la ideología de un loco malvado y su administración. Hitler, sin embargo, no se veía a sí mismo como malvado, sino como el benefactor de la humanidad. Sintió que dentro de muchos años el mundo estaría extremadamente agradecido con él y sus programas, que elevaron a la raza humana a niveles genéticamente más altos de evolución al evitar los matrimonios mixtos con razas inferiores. Sus esfuerzos por poner a miembros de estas razas inferiores en campos de concentración no fueron tanto un esfuerzo para castigar sino, como sus apologistas afirmaron repetidamente, fue una salvaguarda protectora similar a poner en cuarentena a los enfermos para evitar la contaminación de la comunidad. O, como añade Hoess (1960, 110), "tal lucha, legitimada por los últimos puntos de vista científicos, justifica las concepciones racistas de pueblos y naciones superiores e inferiores y valida el conflicto entre ellos".

Aunque muchos factores produjeron la mezcla fatal que produjo el movimiento nazi, la noción de lucha por la supervivencia de Darwin se apropió para justificar los puntos de vista del movimiento, no solo sobre la raza, sino también sobre la guerra. Una razón que contribuyó, si no una razón principal, por la que las cosas llegaron a la grado del holocausto fue la aceptación del darwinismo social por parte de la comunidad científica y académica (Aycoberry 1981, Beyerchen 1977, Stein 1988).

El uso indebido de la teoría de Darwin, modificada por Haeckel (1876,1900, 1903 1905, 1916), Chamberlain (1911) y otros contribuyeron así a la muerte de un total de más de nueve millones de personas en los campos de concentración, y aproximadamente cuarenta millones de otros seres humanos. seres en una guerra que costó alrededor de seis billones de dólares. Aunque no es una tarea fácil evaluar completamente los motivos en conflicto de Hitler y su partido, la eugenesia claramente jugó un papel importante. Si el partido nazi hubiera aceptado plenamente y actuado consistentemente sobre la creencia de que todos los humanos son hermanos, iguales ante Dios, se puede argumentar que el holocausto probablemente nunca hubiera ocurrido. La eliminación de la doctrina judeocristiana-musulmana de los orígenes humanos divinos de la teología alemana principal y sus escuelas contribuyó abiertamente a la aceptación de la teoría social darwiniana, lo que resultó en la tragedia de la Segunda Guerra Mundial (Chase 1980).

Astor, Gerald. El último nazi. La vida y la época de Joseph Mengele. Nueva York: Donald Fine Co., 1985.

Aycoberry, P. La cuestión nazi: Ensayo sobre las interpretaciones del nacionalsocialismo. 1922-1975, Nueva York: Pantheon, 1981.

Barzurn, Jacques. Darwin, Marx, Wagner, Garden City, Nueva York: Doubleday Anchor Books, 1958.

Bergman, Jerry. "Breve historia de guerras y holocaustos. "Trabajo enviado para publicación, 1988.

Beyerchen, A.D. Científicos bajo Hitler. New Haven, CT: Yale Unity Press, 1977.

Chamberlain, Houston. Los cimientos del siglo XIX. 2 vol. Londres: Lane, 1911 (Primera edición, 1899).

Chase, Allan. El legado de Malthus: el Costos sociales del nuevo racismo científico. Nueva York: Alfred A. Knopf, 1980.

Clark, Robert. Darwin: antes y después. Chicago, IL: Moody Press, 1953.

Cohn, N. Orden judicial por genocidio. Nueva York: Scholow Press, 1981.

Conklin, Edwin G. La dirección de la evolución humana. Nueva York: Scribners, 1921.

Davies, John D. Phrenology. Moda y ciencia. New Haven, CT: Prensa de la Universidad de Yale, 1955.

Farrar, Straus y Young. Conversaciones secretas de Hitler: 1941-1944. Con un ensayo introductorio sobre La mente de Adolf Hitler por H.R. Trevor-Roper. Nueva York: Farrar, Straus and Young, 1953.

Gasman, Daniel. El origen científico del nacionalsocialismo. Nueva York: American Elsevier, 1971.

Gould, Stephen Jay. Ontogenia y filogenia. Cambridge, MA: Harvard University Press, 1977.

Haeckel, E. La historia de la creación: o el desarrollo de la tierra y sus habitantes por la acción de causas naturales. Nueva York: Appleton, 1876.

----------. los Acertijo del universo. Nueva York Harper, 1900.

----------. La evolución de Hombre . Nueva York: Appletim, 1903.

----------. Las maravillas de Vida . Nueva York: Harper, 1905.

----------. Eternidad. Pensamientos de la guerra mundial sobre la vida y la muerte, la religión y la teoría de la evolución. Nueva York: Truth Seeker, 1916.

Haller, John S., Jr. Parias de la evolución: actitudes científicas hacia la inferioridad racial, 1859-1900. Urbana, IL: University of Illinois Press, 1971.

Hickman, Richard. Biocreación. Worthington. OH: Science Press, 1993.

Hitler, Adolf. Conversaciones secretas de Hitler. Nueva York: Farrar, Straus y Young 1953.

Hoess, Rudolf. Comandante de Auschwitz. Cleveland. World Publishing Co., 1960.

Hooton, Earnest Albert. Por qué los hombres se comportan como simios y viceversa o cuerpo y comportamiento. Princeton: Princeton University Press, 1941.

Humber, Paul. "El ascenso del racismo". Impacto, Febrero de 1997, págs. 1-4.

Jackel, E. Weltanschauung de Hitler. Middletown, CT: Wesleyan University Press, 1972.

Jacquard, Albert. Elogio de la diferencia: genética y asuntos humanos. Prensa de la Universidad de Columbia de Nueva York, 1984.

Jones, Greta. Darwinismo social y pensamiento inglés: la interacción entre la teoría biológica y social. Atlantic Highlands, Nueva Jersey: The Humanities Press, 1980.

Keith, Arthur. Evolución y Ética. Nueva York: G.P. Hijos de Putnam, 1946.

Kevies, Daniel J. En nombre de la eugenesia: genética y usos de la herencia humana. Nueva York: Alfred A. Knopf Company, 1985.

Rey James. La biología de la raza. Berkeley, CA: University of California Press, 2nd, Ed., 1981.

Lappe, Marc. "Eugenesia", en La enciclopedia de bioética. Nueva York: The Free Press, 1978.

Mosse, George L Cultura nazi: vida intelectual, cultural y social en el Tercer Reich. Nueva York: Schocken Books, 1981.

Phillips, Kevin. Estados Unidos posconservador: gente, política e ideología en tiempos de crisis. Nueva York: Random House, 1981.

Poliakov, León. El mito ario. (Traducido por Edmund Howard) Nueva York. Libros básicos, 1974.

Posner, G.L. y J. Ware. Mengele. Nueva York, McGraw Hill Book Company, 1986.

Proctor, Robert N. Medicina de higiene racial bajo los nazis. Cambridge, MA: Harvard University Press, 1988.

Rauschning, Hermann. La revolución del nihilismo. Nueva York: Alliance Book Corp., 1939.

Rich, N. Objetivos de guerra de Hitler. Nueva York: Norton, 1973.

Rudorff, Raymond. Estudios de ferocidad. Nueva York: The Citadel Press, 1969.

Schleunes, Karl A. El Camino retorcido a Auschwitz. Urbana IL: Prensa de la Universidad de Illinois, 1970.

Stanton, William. Las manchas del leopardo: actitudes científicas hacia la raza en Estados Unidos, 1815-1859. Chicago, IL University of Chicago Press, 1972.

Stein, George. "La ciencia biológica y las raíces del nazismo". Científico americano, Vol. 76, núm. 1, enero-febrero de 1988, págs. 50-80.

Tenenbaum, Joseph. Raza y Reich. Nueva York: Twayne Pub., 1956.

Los juicios de Nuremberg. Vol. 14, Washington DC: GPO, 1946.

Tobach, Ethel y John Gianusos, Howard R. Topoff y Charles G. Gross. Los cuatro jinetes: racismo, sexismo, militarismo y darwinismo social. Nueva York: Behavioral Publications, 1974.

Weindling, Paul. Salud, raza y política alemana entre la unificación nacional y el nazismo 1870-1945. Cambridge, MA: Cambridge University Press, 1989.

Weiss, Sheila Faith. Higiene de carrera y eficiencia nacional. La eugenesia de Wilhelm Schallmayer. Berkeley, CA: University of California Press, 1988.

Wertham, Frederic. Una señal para Caín. Nueva York: The Macmillan Co., 1966.

Whitehead, John. El robo de América. Westchester, IL: Crossway Books, 1983.

Wiggan, Albert Edward. El nuevo diálogo de la ciencia. Garden City, Nueva York: Garden City Publishing Co., 1922.

Wilder-Smith, Beate. El día que murió la Alemania nazi. Libros maestros de San Diego, CA, 1982.

Zindler, Frank R. "Una bellota no es un roble". Ateo estadounidense. Agosto de 1985.

TRABAJO MEJORADO DE JERRY BERGMAN

(Carta al editor y # 8211 Investigador 81, noviembre de 2001)

Jerry Bergman y yo hemos intercambiado algunas partes. Su ensayo sobre Eugenesia y política racial nazi (Investigador No. 80) es uno de sus mejores trabajos (¡aunque sigue siendo totalmente incapaz de usar una sola fuente primaria!), Pero uno o dos 'errores' son triviales en extremo & # 8230


El programa de eutanasia nazi :: Medicina mortal: creando la raza superior

De 1933 a 1945, la Alemania nazi y el gobierno de los rsquos encabezado por Adolf Hitler promovieron un nacionalismo que combinaba la expansión territorial con las pretensiones de superioridad biológica, mdashan, raza superior aria y antisemitismo virulento. Impulsados ​​por una ideología racista legitimada por científicos alemanes, los nazis intentaron eliminar a todos los judíos de Europa y Rusia, matando finalmente a seis millones en el Holocausto. Muchos otros también se convirtieron en víctimas de persecución y asesinato en la campaña nazis y rsquo para limpiar la sociedad alemana de individuos vistos como amenazas para la y ldquohealth & rdquo de la nación.

Tras la derrota de Alemania y Rusia en la Primera Guerra Mundial y durante las consiguientes crisis políticas y económicas de la República de Weimar, las ideas conocidas como higiene racial o eugenesia comenzaron a informar la política de población, la educación en salud pública y la investigación financiada por el gobierno. Los defensores de la eugenesia argumentaron que, al mantener vivos a los "no aptos" para que se reproduzcan y se multipliquen, la medicina moderna y los costosos programas de bienestar interfirieron con la selección natural y refutaron el concepto que Charles Darwin aplicó a la "supervivencia de los más aptos" en el mundo animal y vegetal. Además, los miembros de las clases educadas & ldquofit & rdquo se casaban más tarde y usaban métodos anticonceptivos para limitar el tamaño de la familia. El resultado, creían los defensores de la eugenesia, era una y ldquodegeneración y rdquo biológica general de la población. Como solución, propusieron políticas gubernamentales "positivas", como créditos fiscales para fomentar familias numerosas "valiosas" y medidas "equonegativas", principalmente la esterilización de "inferiores" genéticos.

Eugenesia internacional

Los defensores alemanes de la eugenesia eran parte de un fenómeno internacional. El científico inglés Francis Galton acuñó el término eugenesia, que significa "buen nacimiento", en 1883. El biólogo alemán August Weissmann y su teoría del "germoplasma inmutable", publicada en 1892, fomentaron un creciente apoyo internacional a la eugenesia, al igual que el redescubrimiento en 1900 del botánico austriaco Gregor. La teoría de Mendel & rsquos de que la composición biológica de los organismos estaba determinada por ciertos "quofactores" que luego se identificaron con genes. (El término gen fue utilizado por primera vez por un científico danés en 1909).

Los defensores de la eugenesia reformistas en todo el mundo ofrecieron soluciones biológicas a los problemas sociales comunes a las sociedades que experimentan urbanización e industrialización. Después de clasificar a los individuos en grupos etiquetados utilizando los métodos científicos de la época y observación, genealogías familiares, mediciones físicas y pruebas de inteligencia, clasificaron las agrupaciones de "quosuperior" a "inferior". Ahorro en costos de cuidados especiales y educación. Pero la esterilización obtuvo solo un apoyo político limitado. Los católicos se opusieron a interferir con la reproducción humana y los liberales denunciaron la violación de los derechos individuales. Antes de 1933, la aprobación de los estatutos nacionales que legalizaban la esterilización y ldquovoluntary rdquo de los reclusos de las prisiones y los hospitales psiquiátricos estatales sólo resultó políticamente viable en Dinamarca, donde la ley se aplicaba poco. Los eugenistas promovieron con más éxito las leyes de esterilización en provincias, cantones o estados de Canadá, Suiza y Estados Unidos.

EL ESTADO BIOLÓGICO: Higiene racial nazi, 1933-1939

El nazismo era "biología aplicada", afirmó el diputado de Hitler, Rudolf Hess. Durante el Tercer Reich, una variación políticamente extrema y antisemita de la eugenesia determinó el curso de la política estatal. El régimen de Hitler y rsquos promocionó la "raza nórdica" como su ideal eugenésico e intentó moldear a Alemania en una comunidad nacional cohesionada que excluyera a cualquiera que se considerara hereditariamente "inútilmente valioso" o "quoracialmente extranjero". genes de la población. Muchos médicos y científicos alemanes que habían apoyado las ideas de higiene racial antes de 1933 abrazaron el énfasis del nuevo régimen en la biología y la herencia, las nuevas oportunidades profesionales y la financiación adicional para la investigación.

La dictadura de Hitler & rsquos, respaldada por amplios poderes policiales, silenció a los críticos de la eugenesia nazi y a los defensores de los derechos individuales. Después de que todas las instituciones educativas y culturales y los medios de comunicación quedaron bajo el control nazi, la eugenesia racial impregnó la sociedad y las instituciones alemanas. Los judíos, considerados "extranjeros", fueron expulsados ​​de universidades, institutos de investigación científica, hospitales y servicios de salud pública. Las personas en altos cargos que se consideraban políticamente "poco fiables" se enfrentaron a un destino similar.

La batalla por los nacimientos

Haciéndose eco de los temores eugenésicos en curso, los nazis anunciaron a los expertos en población y rsquo advertencias de & ldquonational death & rdquo y pretendían revertir la tendencia a la caída de las tasas de natalidad. La Ley de Salud Marital de octubre de 1935 prohibió las uniones entre personas "hereditariamente sanas" y personas consideradas genéticamente no aptas. Casarse y tener hijos se convirtió en un deber nacional para las personas "en forma". En un discurso el 8 de septiembre de 1934, Hitler proclamó: "En mi estado, la madre es la ciudadana más importante".

Actuando sobre las preocupaciones eugenésicas anteriores sobre los efectos del alcohol, el tabaco y la sífilis, el régimen nazi patrocinó investigaciones, emprendió campañas de educación pública y promulgó leyes que, en conjunto, tenían como objetivo eliminar los `` venenos ldquogenéticos '' relacionados con los defectos de nacimiento y el daño genético en las generaciones posteriores. En 1936, se estableció la Oficina Central del Reich para la Lucha contra la Homosexualidad y el Aborto para intensificar los esfuerzos para prevenir los actos que obstruyen la reproducción. En un discurso de 1937 que vinculaba la homosexualidad con una tasa de natalidad decreciente, el jefe de policía alemán Heinrich Himmler declaró: "Una gente de buena raza que tiene muy pocos hijos tiene un boleto de ida a la tumba".

El programa de esterilización masiva

El 14 de julio de 1933, la dictadura nazi cumplió los sueños de larga data de los defensores de la eugenesia al promulgar la Ley para la prevención de la descendencia con enfermedades genéticas, basada en una ley de esterilización voluntaria redactada por funcionarios de salud prusianos en 1932. La nueva ley nazi fue coautora por Falk Ruttke, abogado, Arthur G & uumltt, médico y director de asuntos de salud pública, y Ernst Ruttke, psiquiatra y líder temprano del movimiento de higiene racial alemán. Las personas que estaban sujetas a la ley eran aquellos hombres y mujeres que "sufrían" cualquiera de las nueve condiciones que se suponía eran hereditarias: debilidad mental, esquizofrenia, trastorno maníaco-depresivo, epilepsia genética, corea de Huntington & rsquos (una forma fatal de demencia), ceguera genética, enfermedad genética. sordera, deformidad física severa y alcoholismo crónico.

Los tribunales especiales de salud hereditaria dieron un aura de debido proceso a la medida de esterilización, pero la decisión de esterilizar fue generalmente rutinaria. Casi todos los genetistas, psiquiatras y antropólogos más conocidos se sentaron en tales tribunales en un momento u otro, ordenando la esterilización de unos 400.000 alemanes. La vasectomía era el método de esterilización habitual para los hombres, y para las mujeres, la ligadura de trompas, un procedimiento invasivo que resultó en la muerte de cientos de mujeres.

Vistas desde el exterior

La reacción internacional a la ley de esterilización nazi fue diversa. En los Estados Unidos, algunos editores de periódicos notaron la escala masiva de la política y temieron que los "hitlerianos" aplicaran la ley a los judíos y opositores políticos. En contraste, los eugenistas estadounidenses vieron la ley como el desarrollo lógico del pensamiento anterior de los "mejores especialistas" alemanes y no como "la apresurada improvisación del régimen de Hitler".

En la década de 1930, los principales genetistas estadounidenses y británicos criticaron cada vez más a las organizaciones eugenésicas establecidas por mezclar libremente los prejuicios con una comprensión anticuada y simplista de la herencia humana. Al mismo tiempo, la esterilización ganó apoyo más allá de los círculos eugenésicos como un medio para reducir los costos de la atención institucional y el alivio de los pobres. Las tasas de esterilización aumentaron en algunos estados estadounidenses durante la Depresión y se aprobaron nuevas leyes en Finlandia, Noruega y Suecia durante el mismo período. En Gran Bretaña, la oposición católica bloqueó una propuesta de ley. En ninguna parte el número de personas esterilizadas se acercó a la escala masiva del programa nazi.

"YO NO CARACTERIZO A TODOS LOS JUDÍOS COMO INFERIORES, COMO Ciertamente lo son los negros. PERO RECHAZO LA JOYERÍA CON TODOS LOS MEDIOS EN MI PODER, Y SIN RESERVA, PARA PRESERVAR LA DOTACIÓN HEREDITARIA DE MI PUEBLO. & Quot-Eugene Fischer, antropólogo, 20 de junio de 1939.

La segregación de los judíos

La esterilización de las minorías étnicas definidas como & ldquoracialmente extranjeras & rdquo no fue un mandato bajo la ley de 1933. En cambio, la "Ley de Protección de la Sangre", anunciada en Nuremberg el 15 de septiembre de 1935, criminalizaba el matrimonio o las relaciones sexuales entre judíos y alemanes no judíos. Poco después, los líderes nazis llevaron la segregación biológica un paso más allá, discutiendo en privado la "emigración completa" de todos los judíos como una meta. Después de la incorporación de Austria en marzo de 1938 (el Anschluss), el oficial de las SS Adolf Eichmann coordinó la emigración forzada de decenas de miles de judíos austriacos. Los ataques organizados por los nazis contra judíos alemanes y austríacos y propiedades judías del 9 de noviembre de 1938 y mdashKristallnacht convencieron a muchos judíos que permanecían en el Reich de que irse era su única opción para sobrevivir.

SOLUCIONES FINALES Higiene racial asesina, 1939-1945

La Segunda Guerra Mundial proporcionó tanto pretexto como cobertura para nuevos programas para matar "indeseables" considerados una carga para los recursos nacionales. Utilizando argumentos presentados por algunos médicos y juristas en la década de 1920, los nazis justificaron el asesinato en nombre de la eutanasia, la muerte y la muerte, y reclutaron a cientos de directores de asilo, pediatras, psiquiatras, médicos de familia y enfermeras. Muchos de los que anteriormente habían rechazado la eutanasia como medida eugenésica vinieron a apoyar el asesinato y el bien de la Patria.

Las primeras víctimas fueron bebés y niños alemanes. El Ministerio del Interior del Reich ordenó a las parteras y médicos que registraran a todos los niños nacidos con defectos de nacimiento graves. Tres médicos expertos evaluaron cada caso y, generalmente sin ver a las víctimas potenciales, seleccionaron a las que iban a ser asesinadas. Los funcionarios engañaron a las familias de los niños y los rsquos proporcionando causas de muerte falsificadas. De 1939 a 1945, más de 5.000 niños y niñas fueron asesinados en unas 30 salas especiales para niños y rsquos establecidas en hospitales y clínicas estatales.

Gases masivos: Operación T-4

En octubre de 1939, después de que Hitler autorizara "muertes por accidentes" para pacientes considerados "incurables", el programa de asesinatos se expandió de niños a adultos. Operación T-4 y mdash refiriéndose a la dirección del programa secreto y la sede de rsquos en Tiergartenstrasse 4, Berlín y mdash, principalmente dirigida a pacientes adultos en instituciones privadas, estatales y administradas por la iglesia. Las personas consideradas improductivas eran particularmente vulnerables. Desde enero de 1940 hasta agosto de 1941, más de 70.000 hombres y mujeres fueron transportados a una de las seis instalaciones con personal especial en Alemania y Austria y murieron por envenenamiento por monóxido de carbono en cámaras de gas disfrazadas de duchas. La creciente conciencia pública y los disturbios por los asesinatos influyeron en Hitler para detener el programa de gaseamiento. Los asesinatos por eutanasia se reanudaron en otras formas, los pacientes fueron asesinados por medio de dietas de hambre y sobredosis de medicamentos en hospitales e instituciones psiquiátricas en todo el país. De 1939 a 1945, se estima que 200.000 personas murieron en los diversos programas de eutanasia.

Higiene racial en la Polonia ocupada

Mientras se llevaban a cabo programas secretos de eutanasia dentro del Reich alemán, los miembros de las SS, encabezados por Heinrich Himmler, aterrorizaban o eliminaban las amenazas biológicas percibidas en la Polonia ocupada. Himmler, acusado por Hitler de supervisar la reestructuración radical de Polonia a lo largo de líneas étnicas, trató de reducir Polonia a una nación de trabajadores manuales para servir a sus maestros alemanes. Los planes nazis pedían la eliminación de los líderes políticos e intelectuales de Polonia mediante ejecuciones masivas o encarcelamiento. la deportación de polacos, judíos y "gitanos" (romaníes) fuera de las áreas incorporadas a la colonización del Reich por los alemanes reasentados y la "alemanización" de los polacos racialmente "valiosos". Cientos de expertos capacitados en higiene racial ayudaron a evaluar a decenas de miles de personas para determinar su idoneidad genética y racial. & Rdquo

Los alemanes despreciaban especialmente a los judíos polacos y orientales, como "quosubhumanos". Desde el otoño de 1939 hasta el verano de 1941, los nazis concentraron unos dos millones de judíos en pueblos y ciudades y luego los segregaron en secciones o guetos delimitados. Parte del impulso para crear guetos sellados en Varsovia y otras ciudades provino de funcionarios de salud pública alemanes que vincularon falsamente a los judíos con la propagación del tifus y otras enfermedades.

Gaseamientos masivos de judíos

La higiene racial nazi culminó con la casi aniquilación de los judíos europeos. La "solución final a la cuestión judía" comenzó cuando escuadrones especiales de las SS y la policía siguieron a las fuerzas alemanas hasta la Unión Soviética y mataron a más de un millón de judíos en tiroteos al aire libre. Pero el estrés psicológico de dispararles cara a cara a hombres, mujeres y niños llevó al jefe de las SS, Heinrich Himmler, a buscar un método de matar "más limpio" y "más eficiente". Recurrió al ejemplo del programa de asesinatos por eutanasia y se introdujo el gaseado, pero a una escala mucho mayor.

Casi dos millones de personas, en su mayoría judíos polacos, fueron transportados para asesinarlos a Chelmno y a Sobibor, Treblinka y Belzec (campos aislados de las SS en la Polonia ocupada y anexionada) donde el personal T-4 reasignado se encargó de las instalaciones de gaseado y los crematorios. En Auschwitz-Birkenau, perecieron más de un millón de judíos deportados de países controlados por Alemania. Los médicos nazis seleccionaron a adultos para trabajos forzados, un respiro temporal, y utilizaron tanto a adultos como a niños como conejillos de indias en experimentos de esterilización eugenésica e investigación genética que se llevaron a cabo en el campo.

Después de la guerra, pocos de los expertos biomédicos que ayudaron, en diversos grados, a implementar y legitimar las políticas nazis de higiene racial alguna vez fueron acusados ​​o llevados a una rendición de cuentas moral de cualquier tipo por sus acciones. Muchos continuaron sus carreras profesionales.

Descargue nuestra aplicación móvil para acceder sobre la marcha a la Biblioteca Virtual Judía


¿Tuvo el programa de eugenesia en la Alemania nazi un efecto mensurable? - biología

Investigué mucho para esta pieza en particular, así que perdóname si continúa por un tiempo. Estaba buscando un programa de ciencia ficción para ver y posiblemente hacer un análisis y obtuve un éxito inmediato cuando leí la sinopsis de un programa que se puede encontrar en Netflix llamado & # 8216Ascension & # 8217. Aunque su sinopsis es un poco incompleta, compartiré la mía.

Como sincronicidad adicional, comencé esta investigación hace aproximadamente un día y medio en el momento de escribir este artículo. Y cuando fui a revisar las publicaciones de QAnon, vi que estaban haciendo una sesión de preguntas y respuestas. Durante esta sesión de preguntas y respuestas, se reveló que los programas espaciales secretos sí existen y que no estamos solos:

No olvidemos el hecho de que la comunidad de inteligencia militar trabaja directamente con Hollywood en innumerables tipos de programas y películas, algunos de los cuales parecen estar publicando información altamente clasificada:

(Medio) Las agencias de inteligencia militar de EE. UU. Han influido en más de 1.800 películas y programas de televisión.

& # 8220 & # 8230 Recientemente hemos adquirido 4.000 nuevas páginas de documentos del Pentágono y la CIA a través de la Ley de Libertad de Información. Para nosotros, estos documentos fueron el último clavo del ataúd.

Estos documentos demuestran por primera vez que el gobierno de los EE. UU. Ha trabajado entre bastidores en más de 800 películas importantes y más de 1.000 títulos de televisión & # 8230

Sinopsis de la miniserie de 6 partes: Este programa sigue a un hombre, Harris Enzmann, cuyo padre, un fugitivo nazi que construyó cohetes para la NASA (¿referencia a Werner Von Braun?), Encabezó un programa espacial secreto con la bendición de la Administración Kennedy en 1963. Kennedy implementó la Iniciativa de Educación Avanzada para buscar (secuestrar) niños superdotados para este proyecto. Personas prominentes en su campo fueron secuestradas y sus muertes fingidas con el fin de poblar este programa. El motivo oculto de este proyecto era facilitar la creación de un & # 8216Starchild & # 8217 (su palabra) con habilidades ascendentes. La razón dada a la tripulación de la nave estelar clase Orión (llamada Ascensión) para este programa fue viajar durante 100 años y repoblar otro mundo con personas en caso de que las cosas en la Tierra no funcionaran para la humanidad.

Hay fuertes indicios de que se trataba de un programa Cabal / Nazi, debido a la referencia al personaje principal, Harris Enzmann (apellido alemán) y su padre (Abraham Enzmann), quien creó el programa durante la Administración Kennedy. Curiosamente, cuando busqué este nombre encontré una página de Wikipedia de un Dr. Robert Enzmann que propuso la creación de una nave espacial interestelar en 1964, un año después de que se creara el programa show & # 8217s en 1963. Era incluso similar en tamaño a la artesanía en el espectáculo:

(Wikipedia) Nave espacial Enzmann

La nave espacial Enzmann es un concepto para una nave espacial interestelar tripulada propuesto en 1964 por el Dr. Robert Enzmann. [1] [2] Una bola de tres millones de toneladas de deuterio congelado alimentaría motores de cohetes de fusión nuclear contenidos en una sección cilíndrica detrás de esa bola con los cuartos de la tripulación. [2] Sería más largo que el Empire State Building de 449 m (1473 pies); la nave tendría unos 600 m (2000 pies) de largo en total. [2]

La bola de deuterio congelado alimentaría unidades de propulsión por pulsos de propulsión termonuclear, similares a los motores del Proyecto Orion.

El padre del proyecto en el programa, el Dr. Arbraham Enzmann, fue descrito de manera muy similar a Werner Von Braun, especialmente la relación que tenía con el presidente Kennedy, que se muestra a lo largo del programa:

(NASA.gov)

& # 8220 & # 8230 Durante quince años después de la Segunda Guerra Mundial, Von Braun trabajó con el Ejército de los Estados Unidos en el desarrollo de misiles balísticos. Como parte de una operación militar llamada Proyecto Paperclip, él y un grupo inicial de alrededor de 125 fueron enviados a Estados Unidos, donde se instalaron en Fort Bliss, Texas. Allí trabajaron en cohetes para el ejército de EE. UU.y asistió en los lanzamientos de V-2 en White Sands Proving Ground, Nuevo México.

En 1960, el presidente Eisenhower transfirió su centro de desarrollo de cohetes en Redstone Arsenal del Ejército a la recién establecida Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA). Su objetivo principal era desarrollar cohetes gigantes de Saturno. En consecuencia, von Braun se convirtió en director del Centro Marshall de Vuelos Espaciales de la NASA y en el arquitecto principal del vehículo de lanzamiento Saturn V, el superimpulsor que impulsaría a los estadounidenses a la Luna.

En Marshall, el grupo continuó trabajando en el Redstone-Mercury, el cohete que envió al primer astronauta estadounidense, Alan Shepard, en un vuelo suborbital el 5 de mayo de 1961. Poco después del exitoso vuelo de Shepard, El presidente John F. Kennedy desafió a Estados Unidos a enviar un hombre a la Luna para fines de la década. Con el alunizaje del 20 de julio de 1969, la misión Apolo 11 cumplió tanto la misión de Kennedy como el sueño de toda la vida del Dr. Von Braun. & # 8221

Escena en la que una mujer y una niña discuten sobre Kennedy y Enzmann y las visiones para su misión

Una de las primeras cosas & # 8216Cabal & # 8217 que noté fue su versión de la bandera estadounidense a la que le faltaban varias estrellas. De hecho, conté 33:

Bandera que aparece al comienzo de cada episodio y a lo largo de la nave espacial

El Dr. Michael Salla tenía una gran información con respecto a la divulgación de información similar. Sin embargo, me gustaría señalar que no está claro si Kennedy aprobó un programa de este tipo, sabemos que estaba intentando compartir esta información con el público, pero en el programa está implicado en firmar un programa que secuestraba a niños. y personas en contra de su voluntad y las obligaron a unirse y participar en este programa.

Mi conocimiento de esto no es tanto como Michael Salla u otros investigadores que probablemente podrían confirmar o corregir esta información. Compartiré estas cosas independientemente y dejaré que otros decidan por sí mismos qué pensar.

(Exopolítica)

& # 8220 & # 8230Esta película [Kennedy & # 8217s Last Stand] revelará por primera vez en cualquier documental cómo La dramática iniciativa de Kennedy de septiembre de 1963 para cooperar con Nikita Khrushchev de la Unión Soviética en misiones espaciales y lunares conjuntas incluyó un intento secreto de compartir el acceso a archivos OVNI clasificados previamente negados a su administración & # 8230

(Exopolítica)

& # 8220 & # 8230 En el verano de 1945, John F. Kennedy fue invitado del Secretario de Marina James Forrestal en una gira de posguerra por Alemania. Kennedy presenció personalmente secretos tecnológicos que aún no se han revelado al público en general. Estos secretos provienen de tecnologías que la Alemania nazi había adquirido de todo el mundo y que estaban intentando desarrollar para sus programas de armas.

Las tecnologías avanzadas sorprendieron al gobierno militar que dirige la zona estadounidense de la Alemania ocupada. ¿Cómo los desarrollaron los nazis? La respuesta según el padre del diseño de cohetes alemán, Herman Oberth, sorprendió a los oficiales militares estadounidenses & # 8230 & # 8221

Algunos recordarán el artículo de Michael Salla en el que comparte un extracto del diario del presidente Reagan sobre cómo se le informó sobre la capacidad de una nave espacial que existía en ese momento:

(Instituto de Exopolítica)

& # 8220 & # 8230 El presidente Ronald Reagan hizo una sorprendente admisión en su Diario Presidencial el 11 de junio de 1985:

Almuerzo con los 5 mejores científicos espaciales. Fue fascinante. El espacio es verdaderamente la última frontera y algunos de los desarrollos allí en astronomía, etc. son como ciencia ficción, excepto que son reales. Aprendí que nuestra capacidad de transporte es tal que podríamos orbitar a 300 personas & # 8230

Esto es algo que escuchamos de Corey Goode hace algún tiempo. Incluso sucedió alrededor de la década de & # 821760 como se muestra en el programa, aunque con mucha menos gente. Esto se llamó & # 821763/70, lo que significa 70 personas tomadas en 1963:

Sitio web de la conspiración preguntando qué sucedió con las personas prominentes de su campo en la década de 1960

(Exopolítica)

…”Goode dio más detalles sobre la fuga de cerebros de las décadas de 1950 y 1960 que, según él, se debió a que muchos profesionales fueron reclutados en secreto para viajar a Marte con falsos pretextos de una vida futurista. El personal reclutado se vio obligado a trabajar en condiciones de trabajo esclavo mientras se le decía que la Tierra había sufrido cambios catastróficos & # 8230

(SphereBeingAlliance)

“…Corey: Si. Sí. La población de like. . . Trajeron a mucha gente durante la era de la fuga de cerebros., y luego esas personas. . . ya sabes, ha habido dos o tres generaciones al menos de personas que han sido asignadas a estos. . . o ha estado viviendo en estas bases & # 8230 & # 8221

(New Humanity Press)

& # 8220 & # 8230David menciona [después de que se completó la fusión germano-estadounidense, y finalmente consiguieron los recursos industriales que necesitaban, se inició un enorme proceso de contratación] la era de la "fuga de cerebros". Otro de sus conocedores, Pete Peterson, dijo que en la década de 1950 y principios de la de 1960, entre 55 y 60 millones de los mejores y más brillantes científicos del mundo fueron incorporados a este programa secreto.

Corey dice que puede verificar la afirmación de Peterson y que vio el 'espectáculo de perros y ponis' que obtuvieron estos reclutas cuando los detuvieron. Dice que fueron reclutados bajo lo que él llama el 'paquete de Jetson', donde se les dice que vivirán un estilo de vida tipo era espacial, como los Supersónicos. Una familia estaría de acuerdo en ir, subir al barco, llegar al lugar solo para descubrir que todo era una mentira & # 8230 & # 8221

(SphereBeingAlliance)

“…CG: Sí. Y programaron en su pensamiento. Recordaron cómo las 13 colonias originales habían declarado su independencia y se separaron del camino británico cuando y formaron América. En la documentación quedó muy claro que esto no iba a suceder. Dijo que no vamos a tener otra situación de 13 colonias en Marte. Así que construyeron muchas de estas colonias, y estaban construyendo colonias para más personas de las que tenían en ese momento. Y estaban planeando traer gente de la Tierra. Y esto se remonta a la fuga de cerebros que ocurrió durante & # 8211 ¿qué fue? & # 821760s?

DW: & # 821750s y & # 821760s.

CG: & # 821750s y & # 821760s. Y da la casualidad de que durante la & # 821750s es cuando realmente comenzaron a construir estas bases en serio & # 8230 & # 8221

Mientras la mujer propietaria del sitio web de la conspiración estaba hablando con otra mujer que investigaba este proyecto, continuó y le dijo que su padre trabajaba en Lockheed Martin cuando su automóvil se cayó de un puente y nunca se encontró ningún cuerpo. Lockheed Martin es uno de los contratistas de defensa más grandes de los Estados Unidos y gracias a varios denunciantes es una de las corporaciones involucradas en proyectos militares negros profundos.

El siguiente video está bloqueado para quienes viven en Canadá. Puedes encontrar el mismo video en mi cuenta de Vimeo.

Durante una de las escenas, un hombre y una mujer están discutiendo el proyecto y lo describen como un & # 8216 billón de dólares & # 8217. Esto es consistente con ciertas revelaciones de cómo se pierden billones de dólares en proyectos secretos militares negros profundos:

Encontré que el interior del barco Ascension era similar al del barco que aparece en Stanley Kubrick & # 8217s 2001. A continuación se muestran dos escenas de 2001:


Recordando a las víctimas de la eugenesia nazi

El 14 de julio de 1933, los nacionalsocialistas introdujeron la Ley para la prevención de la descendencia con enfermedades hereditarias. Como resultado, cientos de miles de personas fueron esterilizadas por la fuerza. Otros fueron asesinados.

En el verano de 1933, los nazis tenían a Alemania firmemente bajo su control. Con este nuevo poder, el partido de extrema derecha decidió moldear la sociedad alemana a la imagen de su propia creación.

Un paso decisivo para lograr ese objetivo fue la promulgación de la Ley para la prevención de la descendencia con enfermedades hereditarias, o Ley de esterilización, aprobada en el Reichstag el 14 de julio de 1933. La ley establece que las personas que padecen determinadas enfermedades pueden ser esterilizadas por la fuerza en para prevenir la propagación de enfermedades hereditarias.

Los seguidores del movimiento eugenésico creían que la población alemana podía ser "mejorada" genéticamente y acogieron la ley.Para las víctimas de esterilización forzada, esta violenta intrusión física significó una vida sin posibilidad de tener hijos. Muchos quedaron gravemente traumatizados y sufrieron toda su vida.

Los nacionalsocialistas esperaban realizar el sueño de la "raza superior" en la que las personas "enfermas" y "débiles" no tenían cabida.

La Ley de Esterilización entró en vigor en enero de 1934.

El triunfo de la eugenesia

La nueva ley enumeró los tipos de "enfermedades" que justificaban la esterilización de los portadores. Esta lista incluía deficiencias mentales congénitas, esquizofrenia, epilepsia, sordera hereditaria y ceguera, así como personas con "cualquier deformidad hereditaria grave" y alcohólicos.

"No se puede decir que fueron solo los 'malvados' nazis", dijo Christiane Rothmaler, una médica e historiadora que ha pasado muchos años investigando la historia de la esterilización forzada. Sabe que el tema de la eugenesia ya se estaba discutiendo en el siglo XIX.

"En aquel entonces, la eugenesia era un campo muy serio de la biología, no eran los nazis trastornados. Fueron, sobre todo, los médicos quienes dieron la bienvenida a la ley a través de la cual querían realizar este viejo sueño genético", el sueño de una sociedad limpia de "elementos inferiores".

Experimento social y biológico

Tras la introducción de la ley, los médicos esterilizaron a miles de personas supuestamente enfermas. La justificación más común para el procedimiento se conoció como "enfermedad mental congénita", que se interpretó en un sentido social para incluir a personas que se consideraban "ajenas" al Volksgemeinschaft, o comunidad de personas.

Se esterilizaba a las personas consideradas antisociales, criminales, prostitutas o incluso simplemente personas que no se ajustaban a las normas sociales y, por lo tanto, eran consideradas "problemáticas".

"A menudo dependían del bienestar social. Por eso, las autoridades sabían mucho sobre estas personas a partir de sus archivos", dijo Rothmaler.

Los científicos de la época no poseían un conocimiento profundo de la transmisión hereditaria de enfermedades. "Se desarrolló una construcción teórica sobre cómo se heredaban ciertos rasgos, por ejemplo, el color del cabello. Más tarde, la gente creyó que también se podían identificar ciertas disposiciones", dijo Rothmaler.

La brutalidad de la burocracia

Las autoridades locales establecieron Tribunales de Salud Hereditaria en toda Alemania para tomar decisiones sobre esterilizaciones forzadas. El jefe del jurado era un abogado, flanqueado por dos médicos. Se utilizaron informes médicos para respaldar el veredicto de que era necesario esterilizar a cualquier individuo.

"Hubo una avalancha de juicios, tanto que los tribunales apenas pudieron procesarlos todos. Al principio, la gente todavía hacía un gran esfuerzo, pero cuanto más y más tiempo comenzó a tomar, especialmente después de que todo se centró en la guerra, cuanto más se convirtió el proceso legal en una completa farsa ", dijo Rothmaler.

Cuando se propuso la esterilización forzada, la víctima solo tenía tres opciones: la primera era simplemente permitir que el procedimiento siguiera adelante. El segundo fue lanzar una impugnación legal a través de los tribunales. El tercero fue desaparecer del mapa.

Los desafíos legales rara vez tuvieron éxito y la policía persiguió a las personas que huían. Para la mayoría simplemente no había escapatoria.

Las víctimas de la eutanasia fueron transportadas a la muerte en autobuses grises como el que se muestra aquí.

La esterilización forzada se llevó a cabo en hospitales de toda Alemania y los menores no estaban exentos. Los niños a partir de los 14 años pueden ser esterilizados y, en casos excepcionales, también se someten al procedimiento a los niños menores de 14 años.

La investigación estima que hasta 400.000 personas en el área que los nazis llamaron Gran Reich Alemán fueron esterilizadas en el período hasta 1945. Se estima que alrededor de 6.000 personas murieron por complicaciones resultantes del procedimiento.

'Muerte misericordiosa'

"A los pacientes que, sobre la base del juicio humano, se les considera incurables, se les puede conceder la muerte por piedad [Gnadentod] después de un diagnóstico perspicaz ", escribió Hitler en una carta fechada el 1 de septiembre de 1939, el primer día de la Segunda Guerra Mundial.

Con eso, el régimen nacionalsocialista también comenzó a asesinar a aquellos que consideraba seres "inferiores". La eutanasia ahora significaba el asesinato de personas discapacitadas y psicológicamente enfermas.

"Las víctimas de la eutanasia fueron etiquetadas como 'peso muerto', por quienes, supuestamente, no se podía hacer nada. Lo que no podemos curar, lo eliminamos, es lo que pensaban los médicos", dijo Rothmaler.

Los médicos y cuidadores también fueron culpables de seleccionar y asesinar a víctimas indefensas.

Hasta agosto de 1941, alrededor de 70.000 personas fueron asesinadas en cámaras de gas o mediante inyección letal durante la "Campaña T4", el programa que lleva el nombre de la Organización de Eutanasia Central ubicada en Tiergartenstrasse 4 en Berlín.

Las protestas de la Iglesia Católica finalmente pusieron fin al programa, pero niños y adultos continuaron siendo víctimas de la eutanasia en procedimientos que no se publicitaron tan abiertamente ni se llevaron a cabo en secreto.

Esterilización forzada y eutanasia.

Un cartel nazi de 1938 muestra al hombre y la mujer ideales con rasgos como cabello rubio y ojos azules.

¿La Ley de Esterilización sentó las bases para el asesinato de personas con discapacidad?

"No se puede asumir que la eutanasia fue un paso radical de la esterilización forzada", explicó Rothmaler. "Pero la idea primordial de aliviar a la sociedad del llamado 'peso muerto' fue una característica de ambas medidas".

Alemania no fue el único país que esterilizó por la fuerza a sus ciudadanos. Las autoridades de Suecia y EE. UU. También utilizaron las medidas: alrededor de 60.000 personas fueron esterilizadas a la fuerza en EE. UU. Solo en el último siglo. Pero el asesinato planeado de personas enfermas y discapacitadas ocurrió solo en Alemania.

Durante las décadas posteriores a 1945, las víctimas de la ley no recibieron reconocimiento ni compensación. Sólo en 1988 el gobierno alemán reconoció por primera vez que la esterilización forzada de cientos de miles de personas bajo el nacionalsocialismo había sido injusta.

Todavía hay un camino por recorrer

"Es muy importante no olvidar que tal crimen se cometió en nuestra historia. Y sobre todo, no debemos olvidar el poco tiempo que ha pasado desde entonces", dijo Sascha Decker de Aktion Mensch, una organización que ha estado ayudando a las personas con discapacidades durante casi 50 años.

"Las personas con discapacidades todavía se definen regularmente por sus supuestos déficits. Queremos cambiar eso a través del contacto", dijo.

A la luz del enorme progreso en el campo de la genética, los médicos ahora saben mucho más sobre las enfermedades ocultas en nuestros genes. Los centros de asesoramiento genético humano y los diagnósticos prenatales pueden explicar muchos riesgos para la salud de los futuros padres.

"El deseo de ser perfecto y saludable está anclado en la mente de las personas a través del discurso público. Por eso, muchos futuros padres tienen una conciencia conflictiva", dijo Rothmaler.

A pesar del progreso logrado en la integración de las personas con discapacidad en la sociedad, Decker todavía cree que quedan algunos obstáculos. "En algunas áreas todavía estamos al principio. El objetivo es ver a todas las personas como iguales".

DW recomienda


Ver el vídeo: La enfermedad inventada - Cómo los médicos salvaron a los judíos de los nazis. DW Documental (Agosto 2022).