Información

¿Cuál es el impacto de la invasividad del estornino europeo en América del Norte?

¿Cuál es el impacto de la invasividad del estornino europeo en América del Norte?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Actualmente existe una campaña para erradicar el estornino europeo de América del Norte por su amenaza para otras especies. ¿Hay datos reales sobre el alcance del riesgo ecológico para las especies nativas y hay datos sobre los efectos de los programas de erradicación actuales (están funcionando)?

Fondo

En América del Norte, se estima que hay 140 millones de estorninos europeos, o alrededor del 45% del total mundial. La especie se introdujo en el continente hace más de 100 años, cuando solo se liberaron aproximadamente 120 en el área de Nueva York. Esas pocas se han extendido rápidamente por todo el continente, compitiendo fácilmente con otras aves nativas de tipo similar, especialmente por los agujeros de anidación, porque son naturalmente mucho más agresivas. Actualmente figura en la Lista de la UICN de las 100 peores especies invasoras del mundo. Anualmente, Estados Unidos mata a más de 1 millón de ellos con el único propósito de exterminarlos. Incluso hay un veneno específico disponible comercialmente. Sin embargo, estoy teniendo dificultades para encontrar datos que muestren cuán invasivo es realmente el Starling en América del Norte y el alcance del riesgo ecológico para las especies nativas debido a su presencia. También estaría interesado en datos que muestren el impacto de los métodos de control actuales (¿realmente reducen el impacto sobre las especies nativas?).


Primero, para que conste, no conozco bien la situación de los estorninos norteamericanos. Sin embargo, conozco un estudio (Koenig, 2003) que no logró encontrar efectos fuertes de los estorninos en otras cavidades que anidan (es decir, observar los efectos de la competencia de cavidades). Al intentar controlar otros efectos, los estorninos solo afectaron potencialmente negativamente a una especie.

Sin embargo, los estorninos causan efectos económicos bastante importantes (Linz et al, 2007), y no me sorprendería que esta fuera la razón principal de las medidas de control. El documento hace referencia a un estudio anterior que estima que los estorninos causan costos de daños a los cultivos de $ 800 millones / año, así como $ 800 millones / año en costos de salud, debido a la transmisión de enfermedades al ganado y a los humanos (ambas cifras de Pimentel et al., 2000).

Entonces, mi sensación, basada en un par de artículos y algunas búsquedas rápidas, es que los impactos ecológicos son inciertos (o en gran medida desconocidos) pero que los impactos económicos son bastante grandes. Sin embargo, dado el tamaño de la población norteamericana de estorninos europeos, me sorprendería mucho que no hubiera efectos ecológicos en otras especies (negativos y positivos). Sin embargo, estos problemas son difíciles de estudiar, especialmente sin datos a largo plazo de alta calidad.


El éxito de Starling se remonta a una rápida adaptación

Un estornino europeo iridiscente. Crédito: Ian Davies, Biblioteca Macaulay, Laboratorio de Ornitología de Cornell

Ámalos u ódialos, no hay duda de que el estornino europeo es un ave tremendamente exitosa. Un nuevo estudio del Laboratorio de Ornitología de Cornell examina esta especie no nativa de adentro hacia afuera. ¿Qué sucedió exactamente a nivel genético cuando la población de estorninos explotó de solo 80 aves liberadas en el Central Park de la ciudad de Nueva York en 1890, alcanzando un máximo de aproximadamente 200 millones de adultos reproductores repartidos por toda América del Norte? El estudio aparece en la revista Ecología molecular.

"Lo sorprendente de los cambios evolutivos entre las poblaciones de estorninos desde que se introdujeron en América del Norte es que los cambios ocurrieron en un lapso de solo 130 años en paralelo con una gran expansión en el rango de distribución y el tamaño de la población de aves", dice la autora principal Natalie Hofmeister. , estudiante de doctorado en el Cornell Lab. "Durante mucho tiempo pensamos que eso no era posible, que se necesitaban millones de años para que las mutaciones genéticas cambiaran un genoma".

Las diferencias genéticas encontradas entre los estorninos norteamericanos son muy sutiles. De hecho, después de que los investigadores secuenciaron los genomas de aves de lugares ampliamente distribuidos en los Estados Unidos, los genomas eran todos notablemente parecidos: cualquier estornino sin duda podría aparearse con éxito con otro, sin importar de dónde sea originalmente. Pero los investigadores encontraron las firmas genéticas del cambio en áreas del genoma que controlan cómo los estorninos se adaptan a las variaciones de temperatura y lluvia. Los autores del estudio concluyeron que las aves habían experimentado una "rápida adaptación local", ajustándose a condiciones que no se encuentran en su área de distribución nativa europea.

Estornino Pinto en el alimentador. Crédito: Marcy Cunkelman, cortesía del Laboratorio de Ornitología de Cornell

Otro factor clave es el movimiento. El estudio señala que hay mucho movimiento entre los estorninos. Todo ese movimiento significa que los estorninos siguieron estableciendo nuevas poblaciones a medida que se extendían hacia el oeste, y cada población tuvo que adaptarse a nuevos entornos. Es posible que la adaptación no sea el resultado de una nueva mutación, sino de una variación genética existente en la población fundadora.

"Una variación genética que podría no haber sido útil en un entorno podría resultar muy beneficiosa en otro", explica Hofmeister. "Entonces, una variación relacionada con la temperatura y la lluvia que mejoró la supervivencia se volvió más común en un nuevo entorno". El tamaño masivo de la población total de estorninos en América del Norte significaba que estas variantes genéticas podrían transmitirse de generación en generación.

Los estorninos europeos en América del Norte son inusuales de otra manera. Las especies con un acervo genético muy restringido (un cuello de botella genético) tienen más probabilidades de extinguirse debido a problemas de fertilidad asociados con la endogamia, un problema que también enfrentan los animales en peligro de extinción. La introducción de solo 80 aves en Central Park (lanzada en un intento de presentar todas las aves mencionadas en las obras de Shakespeare en América del Norte) fue uno de los muchos intentos de introducción en otras partes del país. Es posible que el flujo de genes resultante entre estas poblaciones evitó que la especie se extinguiera. Es un área de especulación lista para un estudio más a fondo.

Una reunión de estorninos europeos. Crédito: Joey Herron, cortesía del Laboratorio de Ornitología de Cornell

"Lo que creo que es realmente genial es que los estorninos en América del Norte parecen haberse adaptado a diferentes condiciones en todo el rango", dice Hofmeister. "Entonces, no fue solo que se reprodujeron muy rápido, y luego siguieron reproduciéndose. Es que se especializaron una vez que llegaron a nuevas áreas".

A pesar de su éxito y gran número, el estornino europeo está ahora en fuerte declive, como tantas otras especies en América del Norte. La población actual es la mitad del tamaño que tenía hace 50 años, de un estimado de 166,2 millones de aves reproductoras en 1970 a 85,1 millones (Rosenberg et. Al. Science 2019). La especie también está disminuyendo en Europa.

Aunque los estorninos son vilipendiados por algunos de sus hábitos menos admirables y su impacto en las especies nativas, Hofmeister dice que son aves fascinantes y realmente hermosas. Y están permitiendo a los científicos seguir uno de los muchos hilos que influyen en la evolución de las aves.


Estornino europeo

Estorninos europeosSturnus vulgaris) fueron liberados en Central Park, Nueva York, en 1890. Desde allí se extendieron rápidamente y su área de distribución ahora se extiende de costa a costa y de Alaska a los trópicos de México.

Los estorninos se encuentran ahora entre las especies de aves más abundantes en América del Norte. Aunque sus plumas brillantes e iridiscentes son atractivas, los estorninos son competidores agresivos por los sitios de anidación durante la temporada de anidación, desplazando a los que anidan en las cavidades de las aves nativas, como los carboneros y los pájaros carpinteros.

Los investigadores del Servicio Forestal de California estudiaron los estorninos en la Cordillera Experimental de San Joaquín (SJER), donde los estorninos han estado presentes desde finales de la década de 1960. Los experimentos de comportamiento han demostrado que las especies de aves nativas reconocen a los estorninos en sus nidos como una amenaza. Es probable que la invasión exitosa de estorninos a los bosques de robles y pinos al pie de las colinas tenga un impacto negativo en los nidos de las cavidades.

La investigación realizada en SJER ha demostrado que los estorninos evitan la hierba alta y las áreas con basura profunda. Actualmente, las recomendaciones para reducir el impacto de los estorninos en las aves que anidan en cavidades para los pastizales incluyen dejar niveles altos o moderados de materia seca residual, especialmente en las zonas húmedas donde los estorninos prefieren alimentarse.

Donde los estorninos estén presentes en áreas suburbanas y exurbanas, evite cortar el césped extenso, al menos en primavera cuando los suelos aún están húmedos, y deje el césped sin rastrillar si es posible.


¡Cuidado con los invasores!

Capture a estos y otros invasores en el acto: tome fotos de invasores y otras especies y compártalas en iNaturalist.org o en la aplicación gratuita iNaturalist. Podrá mostrar sus fotos, obtener ayuda para la identificación y documentar la biodiversidad con el Proyecto BC Parks iNaturalist. ¡También puede unirse al proyecto para compartir su experiencia en ID!

Descargue nuestra guía práctica para obtener más información y comenzar. Etiquete sus observaciones con #iNatBCParks y @bcparksfdn en Instagram y Twitter para que sus fotos aparezcan en nuestro boletín y canales de redes sociales.

Sobre el Autor

Kelly Fretwell trabaja en el BC Parks iNaturalist Project en su papel de Coordinadora del Proyecto de Ciencia Ciudadana con la BC Parks Foundation. Su amor por la biología y la ecología costera proviene en parte de crecer explorando costas y bosques cerca de Victoria BC, así como de su educación postsecundaria en biología, estudios ambientales y manejo marino. Kelly vive en Victoria, donde le gusta pasar tiempo en espacios naturales cercanos y obligar a sus amigos a detenerse en las caminatas para poder tomar fotos e intentar identificar cosas.


Biología de los dinosaurios

Esta presentación de diapositivas requiere JavaScript.

Los europeos han traído varias especies de aves a América del Norte en los siglos posteriores a su colonización, estas especies consisten en la paloma de las rocas (Columba livia), Paloma de collar euroasiática (Streptopelia decaocto), Cisne mudo (Cygnus olor), Gorrión común (Passer domesticus), Gorrión arborícola euroasiático (Passer montanus) y estornino europeo (Sturnus vulgaris). Por varias razones, incluida la familiarización con el paisaje de América del Norte, estas aves se introdujeron en sitios de toda América del Norte durante el siglo XVII y más allá. La mayoría de las seis especies invasoras de Europa han tenido efectos notables en las aves nativas de América del Norte, ya sea introducidas intencionalmente o accidentalmente. Los resultados de estas introducciones e invasiones varían según la región y entre las especies, pero pueden variar desde poco o ningún efecto hasta un grave peligro de especies y hábitats nativos. Las especies de aves invasoras traídas de Europa han afectado a las especies y ecosistemas nativos de América del Norte desde que el continente fue colonizado por primera vez por los europeos, y continúan haciéndolo en la actualidad.

Se han introducido dos especies de palomas y palomas desde Europa a América del Norte: la omnipresente paloma de roca, también conocida como la paloma de roca (Columba livia) fue la primera de las introducciones europeas, su adaptabilidad y generalización le han permitido colonizar la totalidad de América del Sur y la mayor parte de América del Norte, excluyendo las regiones más septentrionales de Canadá. Otra de las palomas y palomas liberadas en América del Norte, la paloma de collar euroasiático ha tenido un gran éxito en adaptarse a los alrededores de América del Norte. Originaria de la India, la paloma de collar euroasiática es un pariente grande de la paloma de roca que es de color beige o arena, de color marrón ante y luce un collar de plumas negro homónimo alrededor de su cuello. La paloma de collar euroasiática es herbívora y se alimenta principalmente de semillas. Introducida por primera vez en el sur de Florida en 1970, la paloma de collar euroasiática ha comenzado recientemente a expandir su rango para abarcar la mayoría de los Estados Unidos continentales y otras regiones de América del Norte. Un estudio de 2014 examinó la composición de la población y la dinámica de este rango en expansión, y encontró que las aves más jóvenes son la principal fuerza impulsora en la expansión del rango de las aves, y las aves más viejas generalmente permanecen cerca de la ubicación original de la liberación y las aves de mediana edad cuidan para ocupar lugares intermedios entre los dos [1]. Otro de los factores decisivos para la capacidad de expandir el rango de la paloma de collar euroasiático fue la cobertura del suelo y el clima. Los resultados indican que la paloma de collar euroasiática requiere una cobertura terrestre de intensidad media a baja que no se encuentra en áreas urbanas o amplias extensiones de tierra abiertas para alcanzar su máximo potencial de crecimiento, así como una relación existente entre la precipitación y la temperatura y la dinámica de crecimiento. [2] Un miembro de la familia Columbidae y por lo tanto un pariente de la paloma de collar euroasiática, C. livia posee muchas de las características típicas que se encuentran entre las aves relacionadas, como un pico puntiagudo de tamaño mediano, una cabeza redonda y relativamente pequeña y músculos pectorales grandes, lo que le da al cuerpo del ave una apariencia redondeada. Los grandes músculos pectorales permiten C. livia y otras palomas y palomas para evadir eficazmente a los depredadores y volar largas distancias con una velocidad y agilidad considerables, alcanzando velocidades de más de 60 mph [3], empleando una combinación de vuelo motorizado y planeador. C. livia con frecuencia se congrega en grandes bandadas para alimentarse, a menudo en entornos urbanos, de una variedad de fuentes de alimentos generalizadas. Generalmente no migratorias, las palomas de las rocas anidan en las paredes de los acantilados en su hábitat natural y en una variedad de estructuras artificiales o hechas por el hombre en otros lugares en los lugares donde se han introducido. En toda su área de distribución, las palomas de roca proporcionan una fuente de alimento constante para aves depredadoras como el halcón peregrino (Falco peregrinus), Halcón de cola roja (Buteo jamaicensis), una variedad de búhos, cuervos, gaviotas, águilas, cuervos y otros mamíferos depredadores, incluidos gatos salvajes, zarigüeyas y mapaches [4]. C. livia fue el primer pájaro en ser domesticado por humanos, como lo demuestran las tablillas cuneiformes mesopotámicas de 5.000 años de antigüedad y los jeroglíficos egipcios contemporáneos [5]. C. livia Actualmente habita en un área de distribución natural en Eurasia y el norte de África, pero se ha introducido en otros lugares y se mantiene ampliamente como fuente de alimento para humanos, un animal de exhibición, para varios deportes que involucran el fuerte instinto de búsqueda de palomas y la brújula interna, y para operaciones de combate estratégicas. y retransmisión de mensajes durante la Primera y Segunda Guerra Mundial. Esta domesticación y reproducción selectiva ha dado como resultado una gran diversidad de variaciones domésticas extravagantes y ornamentadas, todas descendientes de C. livia. La participación de la paloma de roca con la vida silvestre nativa de América del Norte comenzó en 1606 cuando se introdujo por primera vez en Port Royal, en Nueva Escocia [6] y posteriormente se irradió hacia el sur a través de los continentes. C. livia es notable entre las especies invasoras traídas de Europa principalmente debido a su impacto dañino comparativamente débil en su nuevo ecosistema, a diferencia de los efectos más dañinos causados ​​por algunas de las especies más grandes o más agresivas traídas al Nuevo Mundo. Capaces de explotar los entornos urbanos en constante expansión y las ecologías que crean al viajar y alimentarse de productos y actividades humanos en grandes bandadas [7], las palomas de roca han podido expandir su área de distribución y convertirse en parte del ecosistema de América del Norte sin desplazando significativamente o causando impactos deletéreos a las especies nativas del Nuevo Mundo.

Estorninos europeos (Sturnus vulgaris) son una especie más dañina, ya que ocasionalmente pueden competir por recursos y sitios de anidación con aves nativas, y se están expandiendo rápidamente por todo el territorio continental de los Estados Unidos. El estornino europeo es un ave paseriforme de tamaño mediano a relativamente pequeño con un pico amarillo puntiagudo y un plumaje negro brillante e iridiscente que en ciertas mudas presenta manchas blancas o una cabeza marrón, en el caso de los juveniles. En su Eurasia natal, los estorninos europeos son a menudo conocidos como controladores efectivos de plagas [8], y son muy sociables, viajando en grandes bandadas para descansar y buscar comida. La Sociedad Estadounidense de Aclimatación introdujo por primera vez el estornino europeo en América del Norte en 1890 [9] en un esfuerzo por crear poblaciones reproductoras de todas las aves mencionadas por Shakespeare en América del Norte. La sociedad también intentó introducir faisanes, gorriones comunes, alondras, mirlos y otras especies europeas, pero ninguno tuvo tanto éxito como los estorninos [10]. De una población original de 60 aves introducidas en Central Park, la población actual se ha disparado a aproximadamente 150 millones [11]. Viajando en bandadas tan grandes, los estorninos europeos también pueden representar una amenaza para los cultivos humanos y expulsar a las aves nativas de sus hábitats naturales [12]. Los estorninos europeos anidan en cavidades secundarias, lo que significa que habitan y anidan en nidos de cavidades excavados en los troncos de los árboles por otras aves. Esto puede llevarlos a interactuar y potencialmente puede hacer que entren en conflicto con otras especies que anidan en cavidades. Aunque alrededor de 27 especies de aves que anidan en cavidades están potencialmente en riesgo de la competencia de los estorninos europeos, un estudio realizado por la Universidad de California en Berkeley encontró que solo un grupo de aves, las chupasaves, estaba experimentando efectos negativos como resultado de la competencia. para sitios de anidación con estorninos europeos invasores [13]. De manera similar, un estudio realizado en Argentina encontró que el impacto que tienen los estorninos europeos sobre las aves nativas de Argentina se limita típicamente a interacciones antagónicas entre los estorninos y varias especies de pájaros carpinteros [14], muy similar a la situación equivalente en América del Norte. El estudio también encontró que las densidades de población más altas se correlacionaron con más espacios abiertos y menos árboles, excepto por las palmeras que los estorninos usan para anidar. Criadores prolíficos, los estorninos europeos se han establecido permanentemente en los Estados Unidos y otros países. El aumento de su población también presenta un riesgo de infecciones respiratorias por hongos, específicamente Histoplasma, a los humanos [15]. El ganado también es vulnerable a las infecciones transmitidas por los estorninos europeos, al igual que las aves autóctonas y otros animales [16]. Las colisiones con aviones también han aumentado en frecuencia, ya que los estorninos europeos tienden a posarse y anidar en grandes bandadas cerca de los aeropuertos [17] y hangares, ya menudo vuelan en grandes grupos o bandadas cohesivas, moviéndose al unísono. Como aves paseriformes, los estorninos son más activos durante las primeras horas de la mañana y al anochecer hacia el final del día, y la disminución de la visibilidad también puede agravar los problemas y las amenazas de colisiones con grandes aviones comerciales y otros aviones. El estornino europeo se señala a menudo como un caso notorio de las consecuencias de la “contaminación biológica” [18], y su presencia en cantidades tan grandes en América del Norte generalmente ha reducido la calidad del medio ambiente y los ecosistemas donde vive.

Gorriones comunes (Passer domesticus) son potencialmente una de las introducciones europeas más dañinas, si no la más dañina. P. domesticus se originó en el Medio Oriente y, junto con la expansión de la colonización y la agricultura europeas, se extendió con el ganado al norte de Europa, Asia y más tarde a América del Norte a través de varias introducciones intencionales. Un miembro pequeño y compacto de la familia. Passeridae de gorriones del Viejo Mundo, pag. domesticus tiene un parentesco más lejano con el nativo Emberizidae gorriones del Nuevo Mundo, y está más estrechamente relacionado con el gorrión arborícola euroasiático (P. montanus), otra introducción a América del Norte que tiene un rango restringido en América del Norte. P. montanus se introdujo en St. Louis, Missouri en 1870, pero no se ha extendido fuera de la región donde se introdujo por primera vez [19]. Ambos P. domesticus y pag. montanus son gorriones pequeños, en su mayoría marrones, con picos cónicos pequeños y patrones faciales compuestos por parches y gorros negros y marrones. Especialmente importante en el gorrión común es el babero negro debajo de la garganta de los machos, que posiblemente podría correlacionarse positivamente con el dominio, la salud y el éxito reproductivo [20]. Estos patrones y adornos faciales probablemente sirvan para establecer una jerarquía de dominancia clasificada entre los machos, con los machos más pequeños con menos negro en la garganta cediendo al dominio de los machos mayores, más marcados y más audaces [21]. El establecimiento de esta jerarquía obvia la necesidad de conflictos intraespecíficos que derrochan energía y también ayuda en el reconocimiento de especies. El gorrión común es familiar para la gente en la mayor parte del mundo en gran parte debido a la estrecha asociación que mantiene con los asentamientos humanos y la civilización. P. domesticus ha sabido adaptarse para vivir en los paisajes urbanizados y asentamientos humanos que cada vez más se están convirtiendo en parte del territorio norteamericano, y de esta forma, al igual que la paloma de las rocas, ha podido extender su área de distribución junto con la expansión de los asentamientos humanos. . Otro generalista, el gorrión común se alimenta naturalmente de granos y semillas, pero en áreas con grandes poblaciones humanas a menudo se alimenta de alimentos humanos y se demora en restaurantes y parques esperando dádivas y sobras. Cuando el gorrión común toma de los humanos, prefiere semillas o granos crudos, pero consumirá pan y otros alimentos humanos [22]. Existen varias subespecies del gorrión común debido a la enorme distribución de la especie, y algunas subespecies migratorias ofrecen excepciones a la tendencia general de habitar sedentarios en P. domesticus. Los gorriones domésticos son ahora una especie cosmopolita en la mayor parte de América del Norte, y su adaptabilidad a los entornos urbanos ha significado que pueden sobrevivir en lugares donde los hábitats de otras aves han sido desplazados. Sin embargo, los gorriones domésticos también han comenzado a declinar recientemente, en el oeste de los Estados Unidos, cediendo el hábitat de nuevo al pinzón doméstico nativo (Mexicanus hemorrágico) [23]. Traídos de Europa para familiarizar los paisajes y pueblos a los europeos, involucrando una vez más a la Sociedad Estadounidense de Aclimatación, los Gorriones Domésticos compiten de manera similar por los sitios de anidación con especies nativas que anidan en cavidades como el Estornino Europeo. Territorial y agresivo, el gorrión común es de particular interés para las poblaciones de pájaros azules nativos del este y del oeste, así como golondrinas arbóreas, en América del Norte [24]. Los gorriones domésticos son peligros agresivos de estas aves, y las disputas sobre el territorio entre los gorriones domésticos y aves nativas como los pájaros azules a menudo dejan a las especies nativas en un estado de declive en sus áreas de distribución nativas. La mayoría de las veces, estas disputas surgen sobre cajas nido artificiales diseñadas para ayudar a las poblaciones de aves azules en declive, y los gorriones domésticos a menudo matan a los polluelos y lesionan o matan fatalmente a los adultos [25]. El gorrión común es ahora una de las aves más comunes en América del Norte, pero en los últimos años su población ha ido disminuyendo [26]. P. domesticus se encuentra entre las especies introducidas más destructivas y perturbadoras, desplazando a las especies nativas de sus áreas de distribución naturales y compitiendo por valiosos lugares para anidar.

El gran y conspicuo cisne mudo (Cygnus olor) es originaria de Eurasia y el norte de África, y su venerada belleza y significado cultural en muchos países europeos proporcionó el incentivo para su introducción a los parques, jardines y vías fluviales de América del Norte. Los cisnes mudos se clasifican dentro de la familia. Anatidae de patos y otras aves acuáticas, y junto con otras especies de cisnes componen la tribu Cygnini. Los cisnes mudos son grandes y de cuello largo con patas palmeadas y alas largas que a menudo se mantienen dobladas o dobladas por encima del cuerpo cuando nadan como parte de una exhibición de amenaza territorial [27]. El pico del cisne mudo es de un color naranja y negro característico y distintivo, con una protuberancia sobre la base del pico más grande en los machos e indicativa de dimorfismo sexual. Los cisnes mudos son herbívoros, habitan en ríos, estanques y lagos de agua dulce, y se alimentan en gran medida de la misma manera que otras aves acuáticas relacionadas. Los cisnes mudos pueden volcarse para recolectar pequeñas plantas o invertebrados de los lagos y lechos de los ríos o tomar materia vegetal de otras áreas que rodean cuerpos de agua dulce, incluidas las riberas de los ríos o las áreas planas cubiertas de hierba. Los cisnes mudos son monógamos y anidan en colonias o en parejas individuales, construyendo grandes montículos de nidos cerca del agua, que defienden agresivamente. Altamente territoriales, los cisnes mudos atacarán a otros animales que se adentren en sus territorios de reproducción, incluidos otros pájaros, mamíferos y, con frecuencia, humanos [28]. Los cisnes mudos se llaman así debido a su tendencia a ser menos vocales que otras especies de cisnes, comunicándose principalmente a través de una serie de silbidos, gruñidos o clics, y una variedad de exhibiciones visuales. Una de esas exhibiciones es la exhibición territorial, llamada "busking", que consiste en que las alas se sostienen parcialmente levantadas por encima del cuerpo y ligeramente dobladas, el cuello estirado hacia atrás por encima del cuerpo cerca de las alas y ambos pies son remados simultáneamente para crear un repentino , sacudidas, movimiento hacia adelante hacia una amenaza potencial o competidor con el fin de intimidar o mostrar dominio. Los cisnes mudos fueron traídos a América del Norte desde Europa en el siglo XIX para mejorar la estética de parques y jardines. Recientemente, varios estudios gubernamentales y ambientales han demostrado los impactos ambientales negativos de Mute Swan, cada vez más distribuido y asertivo. Los estudios realizados sobre poblaciones de cisnes mudos han demostrado que la población tiende a aumentar alrededor del 10% anual, lo que da como resultado una duplicación de la población cada siete u ocho años en los Grandes Lagos [29], y que los cisnes mudos reducen significativamente la densidad de la vegetación subacuática. dentro de su rango [30]. Los cisnes mudos, al igual que otras especies invasoras, han afectado el medio ambiente en el que han sido introducidos y recientemente han impulsado la acción de grupos conservacionistas y gobiernos en muchos lugares fuera de su área de distribución natural.

A través de una serie de introducciones intencionadas destinadas a familiarizar a los europeos con América del Norte, las especies invasoras de aves se han convertido en partes importantes de sus nuevos ecosistemas, insertándose en comunidades y conjuntos de animales que de otro modo no tendrían exposición o interacciones con estas especies si fuera así. no para su introducción por los europeos. Las poblaciones nativas de aves han tenido que lidiar con la afluencia de estos recién llegados y, como lo demuestran los pájaros cantores de los Estados Unidos continentales, ciertamente tienen la capacidad de coexistir con las llegadas exóticas como los estorninos europeos. Los incentivos para traer especies del Viejo Mundo al Nuevo Mundo para los colonos fueron un sentido de pertenencia y normalidad, fomentado por la comodidad y el disfrute que se encuentran en especies familiares de aves que hicieron un paisaje extraño y homogéneo. Aunque en el caso del gorrión arborícola euroasiático, la paloma de roca y la paloma de collar euroasiática los impactos ambientales han sido mínimos, la mayoría de las especies invasoras han tenido un impacto perjudicial en las poblaciones y el éxito reproductivo de las aves nativas de América del Norte o la salud y seguridad de los seres humanos. como en el caso del gorrión común, el cisne mudo y el estornino europeo.


El éxito de Starling se remonta a una rápida adaptación

Un nuevo estudio del Laboratorio de Ornitología de Cornell examina qué sucedió exactamente a nivel genético cuando la población de estorninos no nativos explotó: de solo 80 aves liberadas en el Central Park de Nueva York en 1890, hasta un pico de 200 millones de adultos reproductores repartidos por América del Norte.

"Lo sorprendente de los cambios evolutivos entre las poblaciones de estorninos desde que se introdujeron en América del Norte es que los cambios ocurrieron en un lapso de solo 130 años en paralelo con una gran expansión en el rango de distribución de las aves y el tamaño de la población", dijo la estudiante de doctorado Natalie Hofmeister. , primer autor de "Correlaciones ambientales de la variación genética en el estornino europeo invasor en América del Norte", publicado el 19 de enero en Molecular Ecology.

“Durante mucho tiempo no pensamos que eso fuera posible: que se necesitaban millones de años para que las mutaciones genéticas cambiaran un genoma”, dijo Hofmeister.

Las diferencias genéticas encontradas entre los estorninos norteamericanos son muy sutiles. De hecho, después de que los investigadores secuenciaron los genomas de aves de lugares ampliamente distribuidos en los Estados Unidos, los genomas eran todos notablemente parecidos: sin duda, cualquier estornino podría aparearse con éxito con otro, sin importar su origen.

Pero los investigadores encontraron las firmas genéticas del cambio en áreas del genoma que controlan cómo los estorninos se adaptan a las variaciones de temperatura y lluvia. Los autores del estudio concluyeron que las aves habían experimentado una "rápida adaptación local", ajustándose a condiciones que no se encuentran en su área de distribución nativa europea.

Otro factor clave es el movimiento. El extenso movimiento de los estorninos significa que siguieron estableciendo nuevas poblaciones a medida que se extendían hacia el oeste, y cada población tuvo que adaptarse a nuevos entornos. Es posible que la adaptación no sea el resultado de una nueva mutación, sino de una variación genética existente en la población fundadora.

"Una variación genética que podría no haber sido útil en un entorno podría resultar muy beneficiosa en otro", dijo Hofmeister. "Entonces, una variación relacionada con la temperatura y la lluvia que mejoró la supervivencia se volvió más común en un nuevo entorno".

El tamaño masivo de la población total de estorninos en América del Norte significó que estas variantes genéticas podrían transmitirse de generación en generación.

Los estorninos europeos en América del Norte son inusuales de otra manera. Las especies con un acervo genético muy restringido, un cuello de botella genético, tienen más probabilidades de extinguirse debido a problemas de fertilidad asociados con la endogamia, un problema que también enfrentan los animales en peligro de extinción.

La introducción de solo 80 aves en Central Park (lanzada en un intento de presentar todas las aves mencionadas en las obras de Shakespeare en América del Norte) fue uno de los muchos intentos de presentación en todo el país. Es posible que el flujo de genes resultante entre estas poblaciones evitó que la especie se extinguiera, dijeron los autores, un área de especulación lista para un estudio adicional.

"Lo que creo que es realmente genial es que los estorninos en América del Norte parecen haberse adaptado a diferentes condiciones en todo el rango", dijo Hofmeister. “No era solo que se reproducían muy rápido y luego seguían reproduciéndose. Es que se especializaron una vez que llegaron a nuevas áreas ".

A pesar de su éxito y gran número, el estornino europeo está ahora en fuerte declive, como tantas otras especies en América del Norte. La población actual es la mitad del tamaño que tenía hace 50 años, de un estimado de 166,2 millones de aves reproductoras en 1970 a 85,1 millones. La especie también está disminuyendo en Europa.

Pat Leonard es redactora en el Laboratorio de Ornitología de Cornell.


Habitat

Los estorninos se pueden encontrar en casi todos los entornos, desde la agricultura hasta las áreas metropolitanas. Los animales europeos no se encuentran en las cavidades de los árboles, las pajareras y casi cualquier agujero dentro y alrededor de una estructura. A menudo desplazan a las aves nativas que anidan en los agujeros, como pájaros carpinteros, pájaros azules, pájaros parpadeantes, etc. Sus nidos, que a menudo se reutilizan, están compuestos por pastos, ramitas, paja y escombros.

Los estorninos europeos tienden a viajar en bandadas y se encuentran pastando en pastos cortos. Común en entornos residenciales, los animales ocuparán árboles o se posarán en las canaletas, que pueden estar obstruidas y llenas de agua. These clogged gutters provide a much-needed water source for the starlings.


What is the impact of the invasiveness of the European Starling in North America? - biología

Introduced Species Summary Project
European Rabbit (Oryctolagus cuniculus)

Common Names: European Rabbit, Domestic Rabbit, Old World Rabbit

Scientific Name: Oryctolagus cuniculus

Classification:

Phylum or Division: Chordata
Clase: Mammalia
Order: Lagomorpha
Familia: Leporidae


Identification: The European rabbit is grayish brown with mixed black, brown and reddish hairs on its back, light brown to beige fur on its underside, a beige ring around its eyes, and long black-tipped ears. It ranges from 13.5 to 20 inches (34-50 cm) in length and has a small bushy tail that is 1.5 to 3.75 inches( 4-8 cm) long. It ranges in weight from 2.25 to 5.5 lbs (1-2.5 kg), so it's a deceptively small and cuddly-looking little pest wherever it has been introduced by humans. Although the European rabbit looks like a rodent in many ways (the perpetually-growing incisors come to mind), it actually belongs to the order of lagomorphs, along with hares and pikas . Its natural predators are carnivores and birds of prey, but it has also been widely hunted by humans for sport, food, and its particularly soft fur. But along with the other lagomorphs, the European rabbit is a famously prolific breeder, which has turned it into a serious pest in the various areas where it has been introduced, especially in Australia . Females become sexually mature at only 3 months of age and, unlike most mammals, ovulate whenever triggered by copulation, rather than cyclically. Therefore they can produce litters as much as 6 times a year, each litter ranging from 3 to 8 young (called kittens) after a gestation period of only 28 to 33 days. European rabbits are ravenous eaters and indulge in a diverse diet of grasses, roots, tree bark, leaves, grains, fruit, seeds, and buds. Since this diet is low in nutritional value and high in difficult-to-digest materials, they are known to reingest their feces to obtain extra nutritional value from the food the second time around. This double digestion process is called refection. European rabbits are social animals and live in large communities in dry areas, grassland, some forests and near human settlements. They dig burrows called warrens for protection and breeding and are mostly nocturnal. European rabbits have a lifespan of about 9 years.

Original Distribution: The European rabbit is the single common ancestor of all 80 or so varieties of domestic rabbits today. The last ice age confined it to the Iberian Peninsula and small areas of France and perhaps even Northwest Africa .

Current Distribution: Highly adaptable, the European rabbit now inhabits every continent except Asia and Antarctica . It is widespread in Western Europe including the Balearic Islands, Corsica, Sardinia, Sicily, and the British Isles and Northwest Africa. It has recently been introduced to Southern South America North America Australia New Zealand and even, apparently, one Hawaiian Island . Of all these, it has been particularly detrimental to the Australian ecosystem.

Site and Date of Introduction: The European rabbit's introduction to non-native areas is an historical phenomenon. The people originally responsible for its expansion were the Romans, who, having seen it in its native Iberian peninsula (which was then part of the Roman Empire ), took it back to Italy for food. In 1066 the Normans conquered England and introduced the rabbit there. Through the middle ages the rabbit kept spreading throughout Europe . During the age of exploration it was brought to many islands by ship crews and wreaked havoc on the islands' small, limited ecosystems. But in a most devastating blow for a continent, the European rabbit was introduced to Australia in1859 by a rich British landowner named Thomas Austin. Mr. Austin was living in Winchelsea , Victoria and missed the hunt from back home. So innocently enough, he bought 24 rabbits and had them shipped to his estate in Australia . He set them loose on his grounds and proceeded to have some hunting fun.

Mode(s) of Introduction: The European rabbit was introduced to all of its present non-native habitats by humans, including the afore-mentioned Mr. Austin, who had his first 24 rabbits shipped to Victoria , Australia , by boat. Unfortunately for the continent, there were males y females in this shipment.

Reason(s) Why it has Become Established: The European rabbit is a highly adaptable animal. It is not a picky eater and breeds very fast. In Australia , the rabbit was particularly successful at spreading like wildfire because its natural predators from back home, the weasel and fox, were not originally present Down Under. The dingo and Tasmanian wolf, Australia's native carnivores(and potential rabbit consumers), were themselves being kept in check by local sheep and cattle ranchers, so they were not effective at keeping the rabbit populations down. The rabbits' spread was also aided by early hunters whose interest lay in having the animals spread so they could hunt more of them.

Ecological Role: In its original habitat, the European rabbit's population was kept in check by its natural predators, so its role in the habitat balanced out with that of the other animals and plants. But in Australia (and many small islands where it has been introduced), the rabbit, virtually unchecked by local predators, decimates plants, affects soil composition, and changes entire ecosystems. In Australia , the rabbit competes for food and shelter with native animals such as the wombat, the bilby, the burrowing bettong and the bandicoot, and therefore has contributed to the decline of these native species.

Benefit(s): Australia has benefited very little from the introduction of the European rabbit. The most important benefit is that thanks to the sheer quantity of rabbits, Australia has made money from exporting canned rabbit meat and fur. And, let’s not forget a much less relevant, but pretty serendipitous bit: European rabbits were directly responsible, via Aussie wit, for giving us the wonderful phrase "breeding like rabbits."

Threat(s): In Australia , the European rabbit is a downright pest. And because it has been an exotic introduction to the Australian ecosystem for over a century already, the threats it poses to the land have been well-documented and far outnumber the benefits. Few countries have been more ecologically and economically affected by a single introduced species. Because of its extremely high population--has fluctuated but has been believed to reach almost a billion at one time--and indiscriminate eating habits, it has continually decimated most of the local sheep and cattle's grass, turning once-thriving sheep ranches into wastelands and thus at one point cutting wool production in half. Many other plant species and competing animals have been driven to the brink of extinction by the rabbits' unstoppable appetite. Selective grazing by the rabbits has changed whole ecosystems and has contributed to soil erosion. Also, the rabbit has been known to drive some smaller mammals (such as native mice) out of their burrows, helping foxes (also recently introduced to Australia ) catch these smaller mammals, hurting their populations. Native wildlife has also been hurt by the poison and traps left out to catch the rabbits.

Control Level Diagnosis: "Highest Priority." The European rabbit continues to affect the Australian landscape and new methods to cull its numbers, such as immunocontraception, need to be further researched and then implemented.

Control Method: Several methods have been attempted in the past 150 years. Shortly after its introduction in 1859 and subsequent population explosion within 50 years, bounty hunting of the European rabbit was finally implemented. Hunters were given money for turning in rabbit tails and millions were caught. poisoning and trapping were also common. In the early 1900s, the Australian government spent a million dollars to build a 2,000-mile long fence which kept the rabbits away from the cereal-growing southern regions for a while, until a few got through the fence and started breeding again on the other side. In 1950 a virus that causes a mild illness called myxomytosis in Brazilian rabbits was found to be lethal in European rabbits. The virus was promptly released into the wild in Australia and effectively spread like wildfire through mosquito and rabbit flea bites, and killed all but 0.2% of the rabbits. This small percentage had built a resistance to the virus, bred like rabbits, and passed on the resistance to the virus. The population exploded again. In 1984 an outbreak of the Rabbit Hemorrhagic Disease (RHD), also known as Rabbit Calicivirus Disease (RCD ), was found in China . By 1989 this had instigated Australian officials to investigate the possible use of this virus to once again cull the rabbit population. Researchers started conducting experiments with the virus in 1991, but in October 1995 a lab rabbit carrying the virus got out and promptly spread the disease in the wild with devastating consequences once again. The effects of this virus are still being felt in the European rabbit population in Australia today. However, researchers have not stopped there. They are currently investigating the possibility of controlling the rabbit population through birth rather than death. This new, biotechnological idea is called immunocontraception. It involves injecting a manufactured virus that fools the rabbit's body into thinking that certain proteins found on sperm and egg cells are foreign. The body's immune system would then produce antibodies that bond on to these proteins, which would prevent recognition between sperm and egg, preventing fertilization. Some of the rabbits would be purposefully infected with this manufactured virus, mate with other rabbits, and spread the immunodeficiency virus throughout the population, keeping it in check. This form of population control, unlike the previous forms, would be humane and not affect the rabbits' social structure.

Referencias:
1. Smithsonian Institution ANIMAL: The Definitive Visual Guide to the World's Wildlife. Editors-in-Chief David Burnie & Don E. Wilson. Dorling Kindersley Ltd.,2001.

2. The University of Michigan - Museum of Zoology - Animal Diversity Web - Oryctolagus cuniculus. http://animaldiversity.ummz.umich.edu/accounts/oryctolagus/o._cuniculus$narrative.html

3. Animalls.net -El Conejo Enano : Oryctolagus cuniculus. http://www.animalls.net/ARTIC73.HTML

4. Alien Species in Hawaii : European Rabbit - Status of Oryctolagus cuniculus ssp. cuniculus (Leporidae) in the main Hawaiian Islands as of 05/98. http://www.hear.org/AlienSpeciesInHawaii/maps/OryCunCunV01HI.htm

6. Biodiversity and Conservation: A Hypertext Book by Peter J. Bryant. Chapter 9: Exotic Introductions.
http://darwin.bio.uci.edu/

7. Economic and Ecological Impact of Rabbits - "BREEDING LIKE RABBITS": Control Of The Rabbit In Australia.http://rubens.anu.edu.au/student.projects/rabbits/home.html

8. Environmental Damage by Wild Rabbits in Australia and New Zealand , by Commonwealth Scientific and Industrial Research Organization (CSIRO). http://beaglesunlimited.com/2001jul-aug/environmentaldamagebywildrabbits.htm

Photo credits :
1. Fotografía de Oryctolagus cuniculus taken from Animalls.net - El Conejo Enano : Oryctolagus cuniculus. http://www.animalls.net/ARTIC73.HTML

2. Map of "Present Distribution of the Rabbit in Australia " taken from: Economic and Ecological Impact of Rabbits - History of the European Wild Rabbit in Australia . http://rubens.anu.edu.au/student.projects/rabbits/history.html

Autor: Flavia Schepmans
Last Edited: February17, 2003


European Starling

Widespread and abundant in much of North America, the introduced European starling is arguably and problematically the most successful bird on the continent. Often characterized as bold, this bird is actually fairly wary and can be difficult to approach. Poly­typic. Length 8.7".

Stocky and short tailed, often seen strutting about lawns and parking lots. Flight profile distinctive: buzzy in sustained flight, wings look triangular in more leisurely flight. In flight, wings appear translucent. Adult: one molt per year, but fresh fall adults look very different from summer birds. On freshly molted birds, black plumage has white spots all over by winter, spots start to disappear and by spring, the birds are glossy black all over, with strong suffusions of iridescent pinks, greens, and ambers. Bill usually gray in fall and yellow by winter, but this character varies with diet. Male: with good look, note blue-based bill. Female: with good look, note pink-based bill, paler eyes. Juvenile: distinctive dark gray-brown feathering all over. Birds begin a complete molt into adultlike plumage soon after fledging, and briefly exhibit a striking mosaic of juvenal and adult feathers.

Apparently, only the nominate subspecies occurs here 12 other subspecies in Old World.

Structure distinctive, but sometimes confused with un­related blackbirds, which often co-occur with starlings in large flocks. Blackbirds more slender bodied, with longer tails and less-pointy wings. Flight profile more like a waxwing’s or a meadowlark’s than blackbird’s.

Highly varied. Call: commonly heard calls include drawn-out, hissing sssssheeeer and whistled wheeeeoooo. Song: elaborate, lengthy (>1 min. long), with complex rattling and whirring elements, and overall wheezy quality call notes may be incorporated into song. Imitates other species, especially those with whistled notes (e.g., killdeer, eastern wood pewee).

Status and Distribution

Abundant. Breeding: needs natural or artificial cavities. Often evicts native species from nest holes. Migration: withdraws in winter from northern portion of range. Winter: gregarious, with largest concentrations around cities, feedlots. Vagrant: still expanding range in the Americas, and out-of-range individuals (e.g., on western Aleutians) are difficult to assess.

Successfully introduced in Central Park, New York, 1890–91 across continent by late 1940s. Population currently exceeds 200 million.


Estorninos

Starlings have a native range throughout Europe, the northern coast of Africa, and as far east as India and Mongolia. They migrate towards the equator and can be found along the coast of the Mediterranean and the Middle East during the winter months of the Northern Hemisphere. In the summer months, starlings will migrate towards Finland, Russia, and Kazakhstan. Starlings in North America breed throughout the continental United States, the southern regions of all Canadian provinces, and along the Pacific coast of British Columbia. During the summer, they will migrate as far north as the territories.

Behaviour

Starlings form communal roosts which can be home to 10,000 or more birds. As they migrate during the winter, flock populations can grow into the hundreds of thousands in southern Ontario and other provinces.

Their preferred nesting sites are tall trees or buildings with cavities where they can readily build nests using dead grasses and fresh vegetation rich in chemicals that act as fumigants. Starlings will maintain the insulating properties of the nest until their chicks are feathered, at which point the nests begin to resemble pest-ridden compost. Females will lay as many as seven eggs in one brood. The eggs hatch after less than two weeks of incubation and young starlings leave the nest within three weeks of birth.

Why do I have European starlings

The European starling, also known as the common starling, likes to nest on tall trees or buildings with cavities. They then build nests with dead grasses and fresh vegetation.

Starlings love to eat wild and cultivated fruits such as berries and cherries, as well as large quantities of feed from livestock farms.

How worried should I be about European starlings

European starlings are noisy birds that do serious harm to humans, pets, and livestock. These pest birds can transmit parasites, like mites, fleas, and bedbugs, as well as potentially fatal diseases, including histoplasmosis, salmonellosis, toxoplasmosis, and chlamydiosis.

The combined weight of a flock of starlings – up to 20,000 birds in the winter – can break small branches and disfigure trees. Their droppings are phytotoxic and can kill mature trees, as well as contaminate livestock feed.

Removing these birds can be a difficult and delicate matter due to regulatory restrictions. To make sure you are complying with the Migratory Bird Treaty Act and the Fish & Wildlife Act, you should use a professional, licensed pest control service.

How can I prevent European starlings invading

Eliminate food sources, including bird feeders for other species, Repair and seal any exterior cavities where birds can nest, Cover vents and other openings with wire mesh


Ver el vídeo: Are Invasive Species Breaking Ecosystems? (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Kenway

    En mi opinión, él está equivocado. Tenemos que hablar.

  2. Voodoor

    ¿Se disparan todo el mundo hoy?

  3. Soterios

    Es notable, una frase muy útil

  4. Waldmunt

    Dijo en confianza.



Escribe un mensaje